AMP reconoce que flota panameña no crece al mismo ritmo desde el 2010

AMP reconoce que flota panameña no crece al mismo ritmo desde el 2010
La flota mercante panameña no ha tenido un crecimiento sostenido en términos de Toneladas de Registro Bruto (TRB) y de participación de mercadol Archivo

Desde el 2010, la flota mercante panameña no ha tenido un crecimiento sostenido en términos de Toneladas de Registro Bruto (TRB) y de participación de mercado, según reconoce el Estudio de Mercado de Registro de Buques de Panamá que presentó recientemente la Autoridad Marítima de Panamá (AMP).

De acuerdo con el informe, la recesión global del año 2008, el nuevo régimen de impuestos sobre tonelaje de Japón desde el año 2009, la reestructuración organizativa del Registro de las Islas Marshall a partir del año 2009, el bajo crecimiento de la flota mundial y el proceso de abanderamiento basado en la figura del intermediario, han incidido en esta situación.

Un análisis financiero de los ingresos y de los gastos de los consulados, confirmó que hay una cantidad considerable de intermediarios y de tarifas adicionales que deben ser pagadas por los armadores y operadores.

Adicionalmente, Consulados privativos de marina mercante en ciudades donde no hay generación significativa de negocios marítimos a los cuales se les denomina “Consulados subsidiados”. El sostenimiento de la estructura operativa de estos

Consulados (incluyendo las oficinas internacionales de Segumar y las oficinas regionales de gente de mar) representó la suma anual aproximada de $22.4 millones (año 2017) y de los cuales $6.1 millones se utilizaron para cubrir los gastos de honorarios consulares establecidos mediante el Decreto de Gabinete No.75 del año 1990.

El informe, además, resaltó que cada año estos gastos registran un incremento en la mayoría de los Consulados.

Liberia e Isla Marshall, que según la firma de análisis marítimo Clarksons se  ubican en la segunda y tercera posición, respectivamente, en cuanto a términos de tonelaje a nivel mundial, localizan sus oficinas internacionales en ciudades marítimas de relevancia y se enfocan en el establecimiento de relaciones comerciales a largo plazo con los clientes.

Las mismas son administradas por personal local que son especialistas con amplia experiencia profesional en los negocios marítimos, quienes comprenden entre otras cosas la cultura y el idioma del país donde está ubicada la oficina, destacó el informe

.Al comparar estos registros con el modelo consular de Panamá, se puede notar que existe burocracia adicional en los procesos y que las tareas ejecutadas en los Consulados son de índole administrativo, las cuales pudieran ser realizadas desde las oficinas de Panamá a un costo mucho menor, puntualizó el informe.

Por tal razón, se debe motivar a los armadores y operadores a gestionar sus trámites a través de la oficina del Registro ubicada en ciudad de Panamá, lo cual reduciría el precio final y permitiría obtener una mayor simplicidad del negocio, reduciendo el tiempo de gestión y la cadena de intermediarios,para lo cual la oficina en la Ciudad de Panamá se le tendría que fortalecer en términos de recursos humanos, tecnológicos e infraestructura, entre otros.

El informe concluye exhortando a lograr un consenso, entre todas las partes interesadas, para el estable-cimiento de un mercado meta que represente un aumento del negocio para el Registro.

Esto implicaría que los esfuerzos y recursos disponibles estén enfocados en la captación de buques con características específicas, las cuales pueden ser, pero no limitarse a: Buques de mayor tonelaje, buques de menor edad, buques de un segmento específico como, por ejemplo, los gaseros, entre otros. 

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias