Ampliación avanza entre reclamos y amenazas

Ampliación avanza entre reclamos y amenazas

Las reclamaciones, disputas y los procesos de arbitrajes ascienden a $3.466 millones

20151117_115032 web

Solo resta un 4% para que la obra más importante  que se construye  en Panamá finalice. Se trata del proyecto de ampliación del Canal de Panamá.

Pero, aunque falta muy poco para su culminación, aún están pendientes por definirse los reclamos, y los procesos de  arbitrajes interpuestos por el Grupo Unidos por el Canal (Gupc), principal contratista de la obra.

Al 30 de septiembre del año pasado el monto de las reclamaciones, disputas y arbitrajes presentadas por Gupc ascendían a $3.466 millones, informó la vicepresidenta ejecutiva de Ingeniería y Administración del Programa de Ampliación  de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Ilya Espino de Marotta.

El presupuesto original   del proyecto de ampliación del Canal fue de $5.250 millones, pero fue incrementado con la aprobación de la Asamblea Nacional de Diputados en un 3%, quedando en $5.430 millones,  lo que representa $180 millones adicionales.

Hasta el pasado mes de septiembre, la ACP había desembolsado $3.337 millones, que incluye los pagos correspondientes, además de los ajustes por  escalamiento de materiales, aumentos por cambios a la  ley y los reclamos.

Cabe resaltar que el monto actual del contrato de diseño y construcción del tercer juego de esclusas, incluyendo las decisiones del DAB (Dispute Adjudication Board) es de $3.574. El monto inicial del contrato fue de $3.118 millones, sin incluir los años de mantenimiento y las cifras provisionales como los cargos por escalamiento.

Actualmente hay pendientes dos arbitrajes ante la Corte de Arbitraje de la Cámara de Comercio Internacional, cuya sede está en Miami, Estados Unidos (EE.UU.).

El primero tiene que ver con la ataguía del Pacífico y el segundo se relaciona con  la calidad del basalto y  la aprobación de la mezcla de concreto, los que ascienden a un monto de $795 millones.

Ante el DAB hay reclamaciones por $328 millones aproximadamente, las que están pendientes de fallo, señaló de Marotta.

Explicó que el contratista elevó el monto del disruption claim (discusión del reclamo), que inicialmente fue presentado por $898 millones a $1.495 millones.

Este reclamo está basado en afectaciones varias aducidas por el contratista.

A su vez, destacó de Marotta que a la fecha hay reclamaciones que ascienden a $2.300 millones en la primera instancia,  que en este caso es  la ACP.

El  contrato entre Gupc y la ACP establece tres instancias para la resolución de reclamos: La ACP, la  Junta de Resolución de Conflictos y la Corte de la Cámara de Comercio Internacional.

El programa de ampliación registra un avance total de 96%, al  cierre del pasado mes de  noviembre, según informó la ACP.

Por otro lado, los directivos de la ACP reiteran que los reclamos del  Gupc son exageradamente altos y no guardan relación con el costo real de la obra, lo que hasta la fecha no le ha rendido fruto al consorcio.

Recientemente el Gupc señaló que la obra se retrasaría si la ACP no agiliza los pagos, mientras que la entidad canalera asegura haber cumplido con todos sus compromisos establecidos en el contrato para que el contratista entre que la obra con todas las especificaciones y requisitos en el tiempo establecido. 

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia