Uabr revisa regulaciones que aplican en la Calzada de Amador

Uabr revisa regulaciones que aplican en la Calzada de Amador
En 1998 los arrendatarios de esa zona turística suscribieron con el Estado un Convenio de Responsabilidades Comunes del Complejo Turístico de Amador en el que se establece el tipo de actividad permitida en la calzada.Cortesía|Uabr

Tras la inauguración de la Calzada de Amador el pasado 8 de abril, la Unidad Administrativa de Bienes Revertidos (Uabr) inició el proceso de revisión de las regulaciones vigentes en esa área, cuya ampliación tuvo un costo de $74.8 millones.

Actualmente estamos revisando las regulaciones vigentes y aquellas que puedan surgir de la reapertura de la nueva Calzada con el fin de adecuarlas a la realidad”, dijo Luis Felipe Icaza, secretario ejecutivo de la referida unidad, adscrita al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Junto al Ministerio de Obras Pública (MOP) la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre (Attt) y la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario, la Uabr instaló una mesa gubernamental que tendrá entre sus tareas coordinar aspectos relacionados con la administración y mantenimiento de la Calzada de Amador conocida, igualmente,  como Causeway.

Desde 1998 está vigente un  Convenio de Responsabilidades Comunes del Complejo Turístico de Amador que fue suscrito entre los arrendatarios de esa zona turística y el Estado. El acuerdo, según Icaza, establece el tipo de actividad permitida en la calzada. 

Sobre el Causeway

Construida en 1913 por personal del gobierno de Estados Unidos con rocas excavadas del Corte Culebra durante los trabajos de construcción del Canal, la Calzada de Amador conduce a cuatro islas del Océano Pacífico que forman un pequeño archipiélago: Naos, Perico, Culebra y Flamenco.

En enero de 2014, bajo la pasada administración gubernamental, la empresa constructora Ininco, S.A., se adjudicó la licitación por mejor valor para el estudio, diseño, financiamiento parcial, construcción, mejoramiento y ampliación de la calzada. El monto inicial de la obra era de $66.4 millones.

Con la llegada del nuevo Gobierno se hicieron ajustes al proyecto que incluyó la celebración de cuatro addendas al contrato original que disparó el costo a $74,887,493.41.

Las addendas según el MOP

La primera contempló la construcción de una segunda ciclovía pero no representó costo adicional.

La segunda permitió la inclusión de cambios en el sistema de luminarias. El costo fue $729,222.61.

La tercera addenda estuvo relacionada con la “adecuación” de tuberías y “revitalización” de la ciclovía existente. El monto: $5,176,064.52.

Con la cuarta addenda se incluyó el mantenimiento por 36 meses a un costo de $2,368,814.45.

Nota relacionada:  Se inaugura la ampliación de la Calzada de Amador

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL