Ampyme redefinirá programas de financiamiento

Los principales obstáculos son los  trámites burocráticos y el tiempo de desembolso

DSC01195 web

La principal función de la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) es facilitar la creación, desarrollo y crecimiento de la micro, pequeña y mediana empresa (Mypimes), fundamentalmente permitiendo su acceso a fuentes de financiamiento, sin embargo, en los últimos años esta tarea se ha  dificultado por una serie de obstáculos que impiden su cumplimiento.

Ante esta realidad, la titular de la Ampyme, María Celia Dopeso, inició un proceso de consultas con funcionarios de esa entidad, emprendedores y representantes de la empresa privada para buscar alternativas que permitan agilizar la administración de los programas de financiamiento a la micro empresa y extender su cobertura al interior del país y las comarcas indígenas, con el  fin de facilitar la creación de nuevas empresas y reducir  la pobreza.

La ministra Dopeso admitió que durante estas consultas se hizo evidente que el primer problema a resolver,  es lo burocrático que  resulta  el proceso de inscripción de las empresas en el registro de Ampyme, un elemento importante no solo para acceder a los programas de financiamiento que ofrece la institución, sino también para poder acogerse a la exoneración del pago de impuesto por un periodo de dos años que otorga la Ley a las Mypimes.

Destacó que en la actualidad esa entidad pública maneja dos programas de financiamiento: El Programa de Financiamiento de la Micro y Pequeña Empresa (Profipyme) y el Fideicomiso para el Microcrédito en Panamá (Fidemicro-Panamá). El primero permite un aval bancario en beneficio de los empresarios de las Mipymes para acceder a créditos hasta por $25.000 en la banca privada y el segundo ofrece capital semilla a este sector, programas que manejan un presupuesto anual de $20 millones.

Según cifras oficiales, Profyme cuenta con fondos por $5 millones y a la fecha ha ejecutado un 40%, mientras que el Fidemicro-Panamá, con un fondo de $14millones, ha ejecutado un 90%.

No obstante, advirtió que hasta la fecha estos programas solo han beneficiado a los emprendedores de la región metropolitana y Colón, por lo que la evaluación puso en evidencia la necesidad de extender sus beneficios a las provincias y las comarcas indígenas, que es donde más se necesita.

La titular de Ampyme indicó que su objetivo es llevar a esta evaluación a un próximo nivel para desarrollar una política de microfinanzas inclusiva que le facilite a las Mipymes la apertura de cuentas de ahorro en la banca privada, la adquisición de  micro seguros y los mecanismos para acceder al microcrédito.

Este proceso de evaluación contó con la presencia de Hernando Vélez Uribe, gerente general de la Confederación Latinoamericana de Cooperativas de Ahorro y Crédito (Colac), administrador financiero de Fidemicro-Panamá, quien señaló que durante este evento se alcanzaron tres resultados importantes.

El primero fue unificar a las autoridades, microempresarios y las empresas financieras en torno a una misma visión y unos mismos objetivos, en segundo lugar, el sector privado le  señaló a Ampyme las debilidades de su gestión y cómo la puede fortalecer y en tercer lugar se estableció un acuerdo para que en 2016 esta entidad logre colocar en el mercado los fondos disponibles para potenciar el crecimiento de las Mypimes.

Sin embargo, Vélez Uribe advirtió que todas estas iniciativas carecerán de resultado si los micros y pequeños empresarios panameños no están dispuestos a buscar los fondos para cumplir sus sueños de contar con su propia empresa, algo que es indispensable para garantizar el crecimiento del país, ya  que es sabido que la principal fuente de empleo en la mayoría de las  economías sean desarrolladas o emergentes, son las Mipymes.

Finalmente, Mirja Ceballos, gerente del Programa Capital Emprendedor de Capital Bank, indicó  que si bien este tipo de encuentros entre las autoridades, los emprendedores y las entidades financieras son positivos porque permiten establecer nuevas metas institucionales, también es  necesario que las autoridades comprendan que uno de los elementos más importantes para potenciar el desarrollo de las Mipymes es la formación de los emprendedores para que puedan lograr sus objetivos de negocio y crecer.

Ceballos destacó que la mayoría de los pequeños emprendedores carecen de formación financiera y de administración de recursos humanos, lo que limita sus posibilidades de enfrentar los retos de gerenciar una empresa, aun cuando ésta sea pequeña, por lo que,  además de ofrecerle acceso a financiamiento o capital semilla para iniciar su negocio, también es necesario que las autoridades se preocupen por dotarlos de los conocimientos y las habilidades indispensables para alcanzar el éxito.    

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia