Ante coronavirus debemos buscar más eficiencia en las empresas

Ante coronavirus debemos buscar más eficiencia en las empresas
“Hay actividades que no se verán tan afectadas y es probable que otras se beneficien como la producción de alimentos ante la posibilidad de una escasez provocada por el coronavirus”, dijo Felipe Rodríguez| Archivo

Es uno de los empresarios más estimados y respetados en Panamá, por su amabilidad y compromiso con el gremio empresarial y el proyecto de país. Nacido en la provincia de Chiriquí, el empresario, químico y  cantante,  Felipe Rodríguez, proviene de una familia ganadera que se afincó en las fértiles tierras chiricanas hace más de 120 años y, por esfuerzo, se ha diversificado a otros negocios como talleres de autos, ventas de llantas y proyectos inmobiliarios.

Paralelamente a su vida empresarial, Rodríguez ha hecho una vida  de más de 40 años como gremialista en organizaciones como la  Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá de Chiriquí (Camchi), la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresa (Apede) y, ahora, presidente del Centro de Competitividad de la Región Occidental de Panamá (CecomRo)  que es la unión de gremios de la región para tener más posibilidades de incidir en políticas públicas, lo cual han logrado en cinco años con resultados tangibles, teniendo como guía la Visión Región Occidental 2050, que incluye a las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, y a la Comarca Ngäbe-Buglé.

Como todo empresario, Rodríguez enfrentó grandes retos. Durante la invasión del Ejército de Estados Unidos (EE.UU.)  a Panamá en 1989, el empresario sufrió pérdidas cuantiosas en su línea de negocios de venta de llantas Goodyear, porque toda la mercancía se perdió,  teniendo que empezar de cero. Hoy, los retos son otros, no sólo para  Rodríguez como empresario, sino también para Panamá, que debe superar una economía desacelerada, la amenaza del coronavirus y la delicada situación financiera de la Caja del Seguro Social (CSS), por mencionar algunos.

Rodríguez analizó con Capital Financiero el panorama económico de Panamá, sus retos, logros y adversidades.

-El coronavirus finalmente llegó a Panamá, ¿qué impacto se espera en la economía nacional?
– El sector privado empieza a frenar inversiones y suspender eventos que generan ingresos como la sexagésima quinta versión de la Feria Internacional de David, y la feria Capac ExpoVivienda 2020, entre otros eventos, afectando al sector turismo, hoteles, restaurantes y transportes, entre otros.

 Definitivamente, habrá mayor desaceleración económica y estancamiento. Si se hablaba de un crecimiento de 3%, tenemos que pensar en 1% menos”.

-¿Aumentará el desempleo en Panamá debido a los casos reportados de coronavirus?
-La situación de incertidumbre afectará la generación de empleos, no sabemos en qué porcentaje, pero sí se va disminuir la generación de empleos.

-¿Cómo deben enfrentar los empresarios  este desafío?
-Hay que buscar mayor eficiencia en las empresas. Hay actividades que no se verán tan afectadas y es probable que otras se beneficien como la producción de alimentos, ante la posibilidad de una escasez provocada por el coronavirus.

“Por la baja en el movimiento comercial, se pueden mejorar capacidades productivas y realizar actividades de mantenimiento, y dejar para última instancia el despido de personas. Ajustemos por donde podamos ajustar, sobre todo, el nivel de eficiencia”

-El Programa de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) de la CSS es una bomba de tiempo que amenaza con afectar la economía panameña, ¿qué hacer frente a este problema?
-Soluciones existen, pero no hay consenso; hay que llegar a acuerdos con todos los sectores. 

“Recordemos que en el gobierno del expresidente Martín Torrijos se hizo el trabajo, pero no participaron todos los sectores y vivieron protestas de agrupaciones obreras (Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares, Suntracs), que los obligó a replantear las medidas adoptadas”.

Se barajan distintas opciones para salvar el IVM, como las medidas paramétricas de aumento de la edad de jubilación, ¿qué recomienda usted?
-No hay una solución única, la solución del problema requiere una mezcla de soluciones, pero hay que arrancar ya, con la participación de todos los sectores, porque si excluye un sector, ese solo sector puede dar al traste con los acuerdos, como le ocurrió al gobierno de Martín Torrijos.

¿Cómo evalúa la inclusión de Panamá en listas discriminatorias del Grupo de Acción Financiera Internacional (Gafi), la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y la Unión Europea (UE)?
-Si bien la justicia panameña no ha sido efectiva para perseguir el delito de blanqueo de capitales, hay que reconocer todos los esfuerzos que ha hecho el país para cumplir, porque  países de UE  y EE.UU. tienen las mismas fallas y no son incluidos en esas listas; eso no es aceptable.

-La región occidental apunta a ser un polo de desarrollo,  ya existen  muchos proyectos que han arrancado, ¿cuál es su opinión como presidente de Cecom-Ro?
-El plan maestro de agro cuenta con un financiamiento de $27 millones aprobado por CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, pero falta la asignación  presupuestaria por parte del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Este fondo de financiamiento, donde el 70% es asumido por la empresa privada y el 30% por el gobierno, será destinado a asistencias públicas como servicios de laboratorio, manejo hídrico, entre otros.

Por otro lado, el  Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con $150,000 en fondos no reembolsables, inició el Circuito de Café y, para fortalecerlo, hemos solicitado una inversión estatal de $13 millones para desarrollar productos de café.

“Además, gracias a una donación de $500,000 se impulsará el  Plan Integral de Movilidad Urbana Sostenible (Pimus) en David, Chiriquí, con la peatonalización de calle cuarta tipo piloto. Para reducir la delincuencia en Chiriquí, Cecomro desarrolla un proyecto de video vigilancia en toda la provincia en línea directa con la Policía Nacional.

“De igual forma, se impulsa el Programa de Integración Logística Aduanera (Pila), diseñado hace 10 años, pero que no se ha ejecutado, pese a que Paso Canoas es el puesto de frontera más ineficiente de aquí a México, considerando que un contenedor demora en pasar más de seis horas.

“El BID financia la construcción de un nuevo Centro de Control Nacional de Fronteras de Paso Canoas, por un monto de $125 millones, de los cuales $75 millones le corresponden a Panamá y $50 millones a Costa Rica. Además se ratificaron acuerdos para mejorar los pasos fronterizos de Río Sereno y Sixaola-Guabito, implementando centros de control integrado y sistemas de facilitación comercial basados en la gestión coordinada de fronteras”. 

Orlando Rivera
orivera@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com