Anteproyecto de bienes raíces aflora diferencias entre gremios y corredores independientes

Anteproyecto de bienes raíces aflora diferencias entre gremios y corredores independientes
Se estima que existen alrededor de 6 mil corredores de bienes raíces. idóneos en Panamá| Archivo

Posiciones a favor y en contra entre la Asociación de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), la Unión Nacional de Corredores de Bienes Inmuebles (Unacobin) y quienes ejercen esta profesión de forma independiente surgen a raíz de la discusión de un anteproyecto que busca modificar el Decreto Ley 6 del 8 de julio de 1999 que regula este sector en el país.

Los dos gremios han discutido junto al Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) los posibles cambios al documento.

Sin embargo, los corredores de bienes raíces independientes no se sienten representados por estos grupos.

Discrepancias

En el documento se contemplan cursos de actualización continúa, punto con el que están de acuerdo los corredores independientes, señala Carlos Osorio.

No obstante, rechazan la existencia  de un monopolio controlado por los gremios para ofrecer estos cursos.

Osorio detalla que existen alrededor de 6 mil corredores de bienes raíces idóneos que estarían obligados a pagar todos los años “una especie de cuota” a ambos gremios.

Francisco Heredia, también corredor de bienes raíces independiente dijo que este grupo de profesionales están a favor de que antes de presentar el examen para obtener la licencia para ejercer se tomen algunos cursos preparatorios, pero que esta responsabilidad no esté en manos de los gremios.

Los corredores de bienes raíces independientes están de acuerdo en acuerdo en los requisitos que se exigen para el secretario de la Junta Técnica de Bienes Raíces.

También ven como positivo que en el nuevo documento se incluyan las comisiones por venta total de una propiedad o alquiler, que actualmente están en el Código de Ética.

Ejecución de penalidades

Igualmente, los corredores de bienes raíces independientes señalan que están de acuerdo en que se necesita que la junta técnica de bienes raíces del Mici tenga poder para ejecutar penalidades y hacer investigaciones de oficio.

El hecho de que no exista un juzgado o una persona que ejecute la ley e imponga las sanciones a los corredores de bienes raíces ha dado pie para que en el mercado exista la piratería, señalan los corredores independientes.

Con el actual personal de la junta técnica de bienes raíces es difícil ejecutar la ley e imponer las sanciones, ya que solo cuenta con alrededor de seis funcionarios, de los cuales dos son los inspectores para todo el país.

El Capítulo IV del Código Penal, en el artículo 381 dice que quien ejerce una profesión para la que se requiere idoneidad o habilitación especial sin haberla obtenido será sancionado con prisión de dos a cinco años”,

Francisco Heredia

Heredia comenta que hay muchos extranjeros que ejercen la profesión de manera ilegal porque no cuenta con su licencia.

“La punta de lanza son los extranjeros que han llegado con las migraciones y han acaparado el mercado a tal punto que han creado grupos para vender bienes raíces entre ellos mismos”, argumenta Heredia

Se trata de personas que no tienen licencia, no pagan fianza anual de $10 mil, ni impuestos, no declaran ganancias y no se tiene un control que movimiento efectivo que exige la Unidad de Análisis Financiero (UAF), agrega.

Osorio revela que esta situación afecta al consumidor, ya que en Panamá se han dado casos de estafas.

El corredor “pirata” solicita un abono inicial o primer mes de alquiler y no se les ve mas a estos corredores piratas. También se presta para brindar información falsa.

Además, la comisión de 5% que se debe cobrar por el valor total de una venta de un inmueble y el primer mes de alquiler cuando se trata de renta la han bajado a 2%.

 

 

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias