Artesanos de frías compañeras

Artesanos de frías compañeras

Diana Lucía Salas Víquez 

Corresponsal

Costa Rica

Si usted es amante de esta bebida y desea conocer las diversas posibilidades que ofrece el mercado, este tour es para usted.

La propuesta del recorrido es educar al consumidor para que deguste y amplíe la gama de posibilidades alrededor de esta espumante bebida.

¿Se imagina una cerveza con sabor a jengibre, calabaza, mango o maracuyá? En Costa Ricas Craft Brewing Company es una realidad.

Además de conocer en detalle el proceso de elaboración de la bebida en forma artesanal, usted podrá degustar cerveza elaborada con ingredientes costarricenses, y con otros que no lo son tanto, entre ellos cas, maracuyá, mango, jengibre, rosa de jamaica, café, pimienta negra, calabaza, canela, clavo de olor y vainilla.

Y eso solo para que no quede duda de las muchas sensaciones que puede aportar la cerveza, la variedad de colores y experiencias dignas de explorar, explica el cervecero Stefano Marín Von Koller.

Este tour es para un tipo de cliente que quiere darse la oportunidad de probar sabores diferentes, ir más allá y conocer las bondades de esta bebida, explica el gerente general Peter Gilman.

En la gira, usted visitará la fábrica, degustará hasta 12 tipos de cervezas, aprenderá los detalles técnicos de producción y recibirá recomendaciones para servir adecuadamente el producto.

Las visitas son gratuitas, y se realizan con previa cita los miércoles, jueves y viernes de 2:30 p.m. a 4:30 p.m. y sábados a solicitud de los interesados, quienes además podrán adquirir las dos marcas que distribuyen.

 

Sabor ramonense 

En el cantón alajuelense de San Ramón, la producción de cerveza artesanal no se quedó atrás.

Con la marca Clandestina, un grupo de empresarios amantes de esta bebida iniciaron un proyecto desde hace más de un año.

La intención consistía en poder disfrutar en sus casas una cerveza elaborada por ellos mismos.

Después de un tiempo, nuestros vecinos y amigos comenzaron a interesarse en la Clandestina y nos pedían que les vendiéramos algunas unidades… cuando nos dimos cuenta, hasta desconocidos nos preguntaban en dónde podían conseguir la cerveza, asegura César Naranjo Díaz, copropietario de Cervecería Artesanal de Occidente.

Fue así como decidieron fundar la empresa con el nombre de Cervecería Artesanal de Occidente (CAO) y ofrecer la Clandestina.

Naranjo describe la Clandestina como una cerveza tipo London Brown Ale (no filtrada), con un ligero sabor afrutado, muy balanceada, de cuerpo medio y final seco.

El nombre de la cerveza viene del bajo perfil que manejaba la bebida y por el círculo de personas que la consumían. Otra de la razones es que el abuelo de uno de los socios siempre contaba la historia de cuando acostumbraba fabricar guaro de contrabando, y con Clandestina quisieron rendir tributo a sus andanzas.

En este momento, se encuentran en trámite los permisos del Ministerio de Salud, razón por la cual la cerveza se distribuye sin fines de lucro entre gente cercana a los socios, sin embargo, afirmaron que ya tienen clientes que están dispuestos a comprar los productos una vez salgan los permisos correspondientes.

La capacidad promedio de producción en este momento es de unos 200 litros mensuales, y tienen interés de crecer.

Otra  de las ofertas de cerveza artesanal en el país es la empresa Costa Ricas Craft Brewing Company (CRCBC), ubicada en El Tejar de El Guarco, Cartago.

La compañía lanzó al mercado dos marcas que se comercializan en más de 80 locales. Se trata de Segua y Libertas. La primera es una cerveza tipo Red Ale, de color caramelo y cuerpo robusto. Presenta un indiscutible sabor a la verdadera cerveza artesanal, de acuerdo con Stefano Marín Von Koller, cervecero de la compañía.

El nombre hace honor a la leyenda que está presente en varios países del Istmo.

Libertas se clasifica como una Tropical Golden Ale, y es más fresca. Es una cerveza con aromas suaves. Su nombre evoca las doradas arenas del Pacífico, su clima de calidez y tranquilidad del ambiente.

El cerebro detrás de ambas bebidas es el maestro cervecero CS Derrick, quien asegura que las recetas pretenden cumplir con un equilibrio entre estilo, color, aroma y cuerpo.

El producto final se relaciona directamente con el clima y paladar del costarricense.

La empresa inició a principios de año. Su capacidad de producción es de 500 litros al mes.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL