Artistas panameños dan notas altas en los mercados internacionales

Artistas panameños dan notas altas en los mercados internacionales
Rubén Blades celebró con el éxito de su documental “Yo no me llamo Rubén Blades”| Archivo

La participación de artistas panameños en distintos mercados musicales del mundo se está convirtiendo en una propuesta de rica en intensas tonalidades y rangos, a través de los distintos géneros en donde se están destacando.

Este año, las recientes actuaciones de las panameñas Diana Villamonte en la versión mexicana del show “La Voz” y la joven intérprete Yael Danon, que participa en el reallity “Got Talent” en Israel, han sorprendido a los jurados calificadores, quienes entre vítores y aplausos, comparten la ovación del público en cada una de sus presentaciones.

Meses atrás, durante el festival de la canción de Viña del Mar en Chile, el sonido y propuesta de los hermanos Sammy y Sandra Sandoval, dieron una perspectiva adicional al sonido panameño en el género conocido localmente como típico popular.

Asimismo, desde las plataformas digitales de iTunes y Spotify, el disco conmemorativo de la agrupación “The Beachers”, que lleva por título “Cincuenta”, con colaboraciones del vocalista Emilio Regueira, así como del legendario salsero Camilo Azuquita, los miembros del grupo de Roots, Pureza Natural y los hermanos Sandoval, ganan buen terreno entre gente que recibe la recomendación de escuchar el material producido por Billy Herron, sobre la legendaria agrupación de calipso fusión.

El rock panameño también tuvo su momento de gloria al organizarse un masivo tributo con miembros de las bandas Son Miserables, Los Rabanes, Instinto, Tierra de Nadie, Peso Neto, Los 33, Océano, Paradise y Xantos Jorge. 

Mientras tanto, la presencia del grupo musical “Afrodisíaco” entre las nominaciones al Grammy Latino de este año, seguido de la participación de Rubén Blades con dos producciones, una de ellas con su alter ego, “Medoro Madera” y la otra, en formato de Big Band, con la “Jazz at The Lincoln Center Orchestra”, ratifican la fuerza de un sonido panameño para el mundo.

En el caso del disco de jazz y swing del cantautor panameño, “Jazz at The Lincoln Center Orchestra with Ruben Blades”, los críticos y el público especializado están de acuerdo en que la producción es una ventana musical que acerca a la audiencia a las maduras texturas de un cantante que se siente cómodo interpretando clásicos de Cole Porter, Jerry Bock, Truman Capote, George e Ira Gershwin, Edy Cooley y John Davenport, incluso compartiendo para nosotros dúos familiares junto con Luba Mason, su esposa. Allí, se destacan los arreglos musicales del bajista Carlos Henríquez, que hacen de este disco una experiencia única en donde la salsa baila y guapea con swing sabroso.

Curiosamente, el mismo Rubén Blades celebró con el éxito de su documental “Yo no me llamo Rubén Blades”, dirigido por el panameño Abder Benaim, no sin antes recomendar, desde sus redes sociales, a dos talentos musicales, de factura local.

En el primero de los ejemplos, “Mecánika Informal”, una agrupación de jóvenes e inquietos músicos que combinan elementos de la timba cubana, raíces afro panameñas y sonidos del reggae de las calles de Panamá, poco a poco le están llegando al oído local e internacional en cada una de sus presentaciones.

También se comentaba que Blades había escuchado una canción titulada “Spinning Out”, de la producción “I am Another You”, del grupo “Making Movies”, que lo impresionó.

Esta agrupación está compuesta por dos panameños, Enrique y Diego Chi, nacidos en Santiago de Veraguas y criados desde pequeños en Kansas City y dos mexicanos, los hermanos Juan Carlos y Andrés Chaurand (también de Kansas City).

Resulta que el disco “I am Another You”, una producción del grupo junto con Steve Berlin, miembro del grupo Los Lobos y productor musical, ha alcanzado el tercer puesto en la lista  de álbumes de latín pop según Billboard y número ocho en ventas del “Latin Album Sales” y del “World Album Sales”.

Entre tanto, esfuerzos como los del grupo de Soul Alternativo, “Lucy & The Soul Brokers”, consiguen cada vez más  audiencia cautiva con una oferta que mezcla pop, funk, hip hop, trazos de Jazz y swing latino, así como los solistas Alex Montes, conocido por el proyecto de Reggae Roots, “Séptima raíz”, el cantante de música pop, Iván Barrios, que produjo este año temas inspirados en la obra de Blades y el cantautor Yigo Sugasti, a propósito del emprendimiento cultural “Tocando Madera”.

Rainer Tuñón C.
[email protected]
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias