Arzobispo de Panamá convoca a construir entre todos la patria fraterna

Arzobispo de Panamá convoca  a construir entre todos la patria fraterna
El arzobispo de Panamá en compañía de autoridades de la Iglesia Católica, el mandatario Juan Carlos Varela y la primera dama.l Cortesía

 

Monseñor José Domingo Ulloa, arzobispo de Panamá, afirmó que construir una patria nueva significa retomar los valores de la solidaridad, la fraternidad y la transparencia.

La máxima autoridad de la Iglesia católica en Panamá, estuvo a cargo de la homilía durante el tradicional tedeum en la Catedral a propósito de los 115 años de la gesta separatista de Colombia que se celebra este 3 de noviembre.

Desde la madrugada, con melodías en homenaje a la patria, los representantes de los estamentos de seguridad dieron inicio al desfile que sirvió de antesala a la celebración del 3 de noviembre.

La marcha siguió hasta el Palacio de Las Garzas, donde fueron recibidos por Juan Carlos Varela, presidente de la República,  a quien entregaron la primera Bandera nacional y disfrutó de las tradicionales dianas en compañía de la primera dama, Lorena Castillo de Varela.

A las siete de la mañana fue izada la Bandera Nacional bajo una fuerte lluvia que no quitó brillo y alegría a una celebración que festeja todo un pueblo.

Luego del momento protocolar, fue entregado el Pabellón patrio a Eneida López, coordinadora del programa Panamá Bilingüe y a su equipo, quienes son los abanderados del 3 de noviembre.

El arzobispo de Panamá en la mañana emotiva del 3 de noviembre, ante las autoridades y feligreses convocados a la fiesta nacional, señaló la importancia de lograr una democracia participativa, “con el compromiso de renovar los cimientos de nuestra patria, herida por la corrupción y violencia”.

Monseñor concedió especial papel a la juventud y afirmó que combatir la pobreza solo es posible con una juventud con coraje, dispuesta “a sacrificar tiempos y desvelos a favor de un mejor Panamá”.

La construcción de esta patria nueva, afirmó, no está solo en las manos de los políticos, está en las manos de cada uno de los ciudadanos quienes tienen el deber y el derecho a elegir a las próximas autoridades y fiscalizarlas según la capacidad y la competencia de cada cual.

Ya ha pasado la época de los caudillos, de los ungidos, de los llaneros solitarios que prometen cambiar todo y no cambian nada. Los nuevos tiempos exigen un equipo de personas guiadas por un estadista a quien no se le da un cheque en blanco para hacer lo que quiera, sino para establecer las bases de una institucionalidad que garantice democracia y participación”, afirmó.

El arzobispo sostuvo que en esta visión la juventud exige que no traten de manipularlos, por el contrario, deben alentarlos a ser mejores personas y ciudadanos para construir un mejor Panama.

“En estas fiestas patrias deseamos que renazca el compromiso social y político. El cambio real y profundo solo es posible si en todos los ambientes y sectores renacen nuevas vocaciones basadas en el compromiso social y político”, indicó.

Imprescindible, subrayó, que el ciudadano sepa elegir, que se aparte del clientelismo.

“La dignidad no tiene precio. Debemos recuperar nuestro compromiso social y buscar el bien de todos y no el individual”.

Monseñor afirmó que construir una patria fraterna supone avanzar de manera decidida por el camino del diálogo, con respeto y compromiso por el bien común.

Pidió garantizar a todos una educación a la altura de los tiempos y trabajo digno.

En estos momentos decisivos, reflexionó, me parece oportuno recordar principios no negociables para un cristiano y que son determinantes a la hora de elegir a nuestras autoridades.

En palabras de monseñor, son estos principios el respeto y la defensa de la vida desde su concepción y hasta el final natural, respeto y defensa de la familia, libertad de educación de los hijos y derecho de los padres a decidir y la defensa del bien común.

Aclaró que este exhorto lo expresa la Iglesia como pastores y sin buscar influenciar en lo político.

“Es nuestro deber proclamar la verdad a la conciencia de las personas y de los candidatos. Es nuestra misión y compromiso a los cuales no vamos a renunciar”, sostuvo.

“Cuando descubrimos el amor hacia los demás, la vocación de servicio, en especial desde el trabajo público, es porque la Ley de Dios mueve los corazones y los ideales afloran desde el ser de cada uno”, reflexionó el arzobispo de Panamá.

Lo contrario, prosiguió, es cuando la violencia y la discordia impera en los corazones.

“Estamos rogando a Dios que conceda a quienes nos gobiernan o nos quieren gobernar la sabiduría para fundar el desarrollo humano, social y político sobre sólidos principios cristianos”, agregó.

Queremos, insistió, una patria reconciliada, donde haya perdón, dejar atrás lo que nos ha dividido y nos ha hecho sufrir. Es necesario recuperar a Dios en nuestras vidas y darle lugar en nuestro devenir histórico.

Recordó que los próceres respondieron con fidelidad en su momento y ahora toca a las nuevas generaciones atender el momento histórico.

Reliquias de san Juan Pablo II

Durante los oficios religiosos, el arzobispo hizo especial mención a la presencia en tierra panameña de las reliquias de san Juan Pablo II, fundador de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Las reliquias del patrono de la edición panameña de la JMJ recorrerán el país. Se trata de una gota de sangre encapsulada del Papa peregrino, extraída antes de su defunción.

Por otra parte anunció que ya los cálculos fueron superados con respecto a la cifra necesaria de voluntarios: 34,000 panameños se han anotado para colaborar con la gran cumbre de fe y espiritualidad que se vivirá en Panamá en el mes de enero.

Monseñor Ulloa también agradeció al presidente Juan Carlos Varela por los aportes que hicieron posible abrir las puertas de la Catedral y celebrar esta gesta independentista en el lugar donde siempre lo hicieron los antepasados de la patria panameña.

Monseñor reiteró su regocijo por haber sido elegidos por el papa Francisco y la Santa Sede como sede de la JMJ, “lo cual demuestra que el Santo Padre cree en la capacidad de los más pequeños para hacer grandes proyectos”.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias