Ataques en París ensombrecen amistoso entre Francia y Alemania

Se registraron varias explosiones, un tiroteo en un restaurante y una toma de rehenes

Estadio Francia

La selección de fútbol de Francia se impuso 2-0 a Alemania en un amistoso internacional que se vio ensombrecido por la serie de ataques que estremecieron este viernes a París.

El encuentro, disputado en el Stade de France, se jugó mientras una serie de ataques dejaban decenas de muertos en la capital francesa.

En el primer tiempo se escucharon dos fuertes explosiones cerca del estadio y varios helicópteros sobrevolaron la zona, aunque el partido transcurrió según lo previsto. La cancha está ubicada en la zona de Saint Denis, en el norte de París.

Mientras proseguía el encuentro, los medios locales informaban sobre varios ataques en París, donde se registró un tiroteo en un restaurante del centro y una toma de rehenes en un auditorio.

El presidente de Francia, François Hollande, se encontraba en el estadio, pero se retiró a la sede del Ministerio del Interior ante la crisis desatada, coincidieron los medios franceses.

A raíz de los ataques, se estableció en torno al estadio un cordón de seguridad y tras el encuentro una parte del público se retiró del Stade de France desde el campo de juego.

“Estamos todos conmovidos y shockeados”, dijo el seleccionador de Alemania, Joachim Löw. El manager Oliver Bierhoff coincidió en que el resultado del partido es lo de menos. “Para mí el deporte o los goles recibidos están en segundo plano”, expresó Bierhoff, que dijo haber sentido “mucho miedo”.

Previo al partido, una falsa alarma de bomba había obligado a la selección alemana a desalojar durante dos horas el hotel en el que se hospedaba en París.

Los jugadores y el cuerpo técnico tuvieron que abandonar el hotel en el barrio parisino de Boulogne y continuar con los preparativos para el choque en el vecino centro de tenis de Roland Garros, donde se disputa el Abierto de Francia.

La policía registró con perros adiestrados el edificio del elegante hotel “Molitor Paris” y dio luz verde para el regreso de la delegación germana.

En cuanto a lo futbolístico, el partido se resolvió con goles del conjunto local sobre el final de cada tiempo.

Olivier Giroud, antes del final del primer tiempo, y el ingresado Andre-Pierre Gignac, sobre el cierre del encuentro, marcaron los goles de Francia, anfitrión el año próximo de la Eurocopa.

DPA
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia