ATP todavía no reglamenta incentivos turísticos

ATP todavía no reglamenta  incentivos turísticos

La ley 80 fue aprobada hace más de  tres años

DSC01214 web

Hace más de tres años fue   aprobada la Ley 80 del 8 de noviembre de 2012, que otorga incentivos fiscales a los proyectos turísticos, sin embargo, aún   la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP) no ha  aprobado un reglamento que permita ampliar estos incentivos a otras actividades para diversificar  la oferta turística de Panamá, aunque las  propias autoridades  admiten que es un paso indispensable para fortalecer la actividad turística.

Hasta el momento la ley 80 sólo ha  beneficiado  a hoteles, agencias de viajes, operadores de turismo y centros de convenciones, pero ha dejado por fuera  a  otros sectores  por falta de la reglamentación.

El artículo 8 de la ley 80 señala  como objetos de los  incentivos fiscales, aquellas inversiones  como agroturismo, turismo rural, ecoturismo, turismo deportivo, científico, cultural, étnico y de salud, parques de diversiones, acuarios, museos privados, delfinarios, actividades de conservación y exhibición de especies protegidas que sean accesibles al público, al igual que cualquier otra actividad que contribuya a la estadía del visitante.

El administrador de la ATP, Gustavo Him, admitió que a nosotros nos faltan productos y si incentivamos a  las personas  para que inviertan en otro tipo de atracciones puede darnos una plusvalía importante en nuestro menú de atracciones en el país, que es lo que nos hace falta.

El año pasado, Nadgee A. Bonilla, directora de Inversiones Turísticas de la ATP, informó que ya se contaba con  el borrador de la reglamentación, el que  esperaban enviar al  Ministerio de Comercio e Industrias (Mici) en la segunda semana del pasado mes  de enero para  que fuese  revisado y presentado al Ejecutivo; sin embrago, cinco  meses después todavía permanece en la ATP.

Him  detalló  que están realizando  un análisis global de la legislación  para mejorarla y el tema de los incentivos a las actividades turísticas no tradicionales está incluido.

A criterio de Aldo Antinori, experto en el tema turístico, la oferta hotelera es enorme, pero la oferta de actividades es casi nula, por lo que muchos turistas se aburren y optan por pasar  sólo un par de días en el país.

Para Annette Cárdenas, gerente de Mercadeo del Panama Marriott Hotel, la reglamentación de los incentivos es muy importante para que funcione la ley, de lo contrario sería muy ambigua y se puede desperdiciar los recursos si no  existen los procesos adecuados.

Incentivos fiscales

El artículo 8 de la ley 80 contempla la exoneración del Impuesto de Inmueble sobre los terrenos y mejoras, por 15 y 10 años, fuera del distrito de Panamá  y  dentro de él, respectivamente.

Exoneración del impuesto de importación para materiales y equipos que se utilicen en la actividad. Exoneración de impuestos, gravámenes o derechos de cualquier clase que recaigan sobre el uso de muelles, o aeropuertos construidos por  la empresa por un término de 10 años.

Exoneración del Impuesto Sobre la Renta causado por los intereses que devenguen los acreedores, originada de la primera operación financiera destinada a inversiones en la actividad turística.

Exoneración del Impuesto Sobre la Renta derivado de la actividad turística que  realice la empresa  por 15 años.

Exoneración a la empresa de todo impuesto o gravamen sobre su capital por cinco años.

Las sumas invertidas por personas naturales o jurídicas en la compra de bonos, acciones y demás instrumentos nominativos emitidos por la empresa turística se considerarán gastos 50% deducible del Impuesto Sobre la Renta.  Cabe señalar que este incentivo se otorgará hasta el 31 de diciembre de 2016, y la empresa que emita dichos bonos, acciones y demás instrumentos no podrá redimir la inversión en un período menor de 10 años.

Sara Pardo, presidenta de la Asociación Panameña de Hoteles (Apatel), recordó que en su momento se otorgó incentivos a la hoteles de  la ciudad para construir nuevas habitaciones, pero a partir de la ley 80 de 2012 se estableció que sólo los hoteles del interior recibirían beneficios fiscales, con el fin de promover las inversiones  en esa región del país.

La Ley 80 de 2012 establece que se benefician con  incentivos fiscales todas las nuevas obras y actividades destinadas a ofrecer el servicio de hospedaje público turístico que estén ubicados fuera del distrito de Panamá, siempre que la inversión sea superior a  $250.000, mientras se estableció un monto mínimo de $100.000  para  nuevas construcciones en áreas indígenas e igualmente  para las  remodelaciones.

Orlando Rivera
Orriver22 hotmail.com

Más informaciones

Comente la noticia