AT&T compra a Nextel en México por $1.875 millones

AT&T compra a Nextel en México por $1.875 millones

AT & T

NII Holdings vendió Nextel México a AT&T por US$ 1.875 millones, menos la deuda pendiente neta de la empresa al cierre de la operación. La transacción está sujeta a la aprobación de la Corte de Bancarrotas del distrito Sur de Nueva York, donde NII Holdings se acogió al Capítulo 11 durante septiembre de 2014. No se prevén mayores complicaciones para una aprobación de parte de los reguladores mexicanos.

Según un reporte de TyN Magazine, esta es la tercera operación de envergadura en los últimos días que tiene como actor a un operador que presta servicios en América Latina: Los accionistas de Portugal Telecom SGPS aprobaron la venta de PT Portugal a Altice por 7.400 millones de euros (el operador portugués estaba en manos de Oi de Brasil) y Telefónica llegó a un acuerdo inicial para vender su negocio de telefonía móvil en Reino Unido (O2) a Hutchison Whampoa. Es decir, que como analizó Signals Telecom News, la concentración de mercado se mantendrá en 2015.

Steve Shindler, CEO de NII Holdings, señaló que la operación con AT&T asegura a los clientes de Nextel México ser atendidos por una compañía de alta calidad, comprometida a ofrecer servicios innovadores. De las cinco operaciones que la compañía supo poseer en América Latina sólo quedan en su poder Brasil y Argentina, ya que vendió Nextel Chile a inversores locales y argentinos, Nextel Perú a Entel Chile y ahora Nextel México a AT&T. En realidad, NII Holdings, ahora tiene los ojos puestos sólo en la operación brasileña, ya que desde hace tiempo busca comprador para los activos argentinos.

Nextel México vivió una sangría en su base de clientes durante el último año: Entre el tercer trimestre de 2013 e igual trimestre de 2014 perdió 820.000 clientes. Sin embargo, esa misma clientela vivió una reconfiguración: De 930.000 usuarios WCDMA (3G), pasó a 1,75 millones para septiembre 2014, último dato oficial disponible. La compañía demoró más de lo que previó la instalación de su red 3G y la consecuente migración de la base de clientes hacia esa tecnología, que proviene del trunking digital iDEN.

El cierre de las operaciones iDEN de Sprint en EEUU también colaboró con la caída de Nextel México, que perdió uno de los mayores destinos de sus comunicaciones de radio. La compra de AT&T devolverá esta posibilidad de los usuarios 3G de Nextel, ya que el operador estadounidense planea unificar ambos mercados bajo una sola red, según lo anticipó cuando adquirió Nextel.

Para el mercado de telefonía móvil de México, la compra de Nextel implica la desaparición de un jugador y el crecimiento de otro de gran porte, como lo es AT&T.

Hitler Cigarruista
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia