Aumenta acceso de las Mipymes al financiamiento

Aumenta acceso de las Mipymes al financiamiento
Han aprovechado su mayor flexibilidad para enfrentar los cambios en la economía| Fotolia

El saldo de préstamos locales por tamaño de empresa registró un incremento de $816 millones al finalizar el mes de mayo de este año, impulsados por los créditos a las microempresas, según las últimas cifras publicadas por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

Los préstamos por tamaño de empresa, que incluyen a las micros, pequeñas, medianas y grandes empresas pasaron de $25,445 millones de mayo de 2017 a $26,261 millones para mayo de este año, registrando un incremento de $816 millones.

Además de ser una mayor cantidad, las micros, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) han aprovechado su mayor flexibilidad para enfrentar los cambios en la economía y mantenerse activas financieramente con los bancos locales.

De acuerdo con las cifras de la SBP, hasta mayo de este año la cartera de créditos expedidos a las microempresas ascendió a $3,521 millones, lo que representa un aumento de $1,131 millones con relación al mismo periodo del año pasado, cuando sumaron $2,390 millones.

La Autoridad de la Micro y Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) destacó que las microempresas en todos los países son una parte importante de la actividad económica, por el número de negocios que representan del total de las empresas, por ser generadoras de empleo e ingresos de una parte importante de la población y por la actividad productiva y comercial que generan a nivel local.

En Panamá, se considera microempresas aquellas que ocupan hasta 10 trabajadores y generan ventas hasta $150,000 anuales.

Según el Directorio de Empresas y Locales de la Contraloría General de la República del total de empresas existentes en el país, el 83% son microempresas.

Pequeñas empresas
Las pequeñas empresas, aunque en menor grado, igualmente registraron un aumento de $285 millones en los préstamos recibidos, al pasar de $2,803 millones a $3,089 millones.

En tanto, las medianas empresas registraron un aumento de $129 millones. Para mayo del año pasado este segmento contaba con una cartera de préstamos por parte de la banca por un total de $2,695 millones, mientras que para mayo de este año esta cifra había subido a $2,825 millones.

El vicepresidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), Carlos Berguido, explicó que tradicionalmente se considera a la pequeña empresa como un deudor con perfil de riesgo de repago más alto, quizás en atención a los activos de los que pueda disponer para dar en garantía.

Señaló Berguido que el costo de atender a la pequeña empresa en comparación con la magnitud del crédito es más alta, factores que suelen traducirse en tasas de interés un tanto más altas, aunque aclaró que “esto no es una regla aplicable a la totalidad de los casos”.

Para Berguido, es una excelente señal que los préstamos a las micros y pequeñas empresas hayan aumentado, ya que son éstas las que concentran la mayor cantidad de empleo y de vitalidad en la economía.

De acuerdo con el financista Ernesto Bazán, las pequeñas y medianas empresas han servido para amortiguar los efectos de crisis económicas y shocks negativos, debido a su dinamismo.

Tienen un gran potencial para producir bienes y servicios que necesitan las grandes empresas como los insumos, contribuyendo no sólo al mercado local, sino también a potenciar las exportaciones, y ,además, son las principales fuentes de crecimiento y donde  se adquiere mayor conocimiento y competitividad al cubrir un mercado más amplio que el local.

Grandes empresas
En lo que respecta a las grandes empresas, al cierre del mes de mayo de este año los préstamos otorgados por la banca local sufrieron una caída de $730 millones respecto al mismo período del año pasado y han sido las que más han resentido la desaceleración económica que atraviesa el país.

De acuerdo con las últimas cifras de la SBP, los préstamos para las grandes empresas pasaron de $17,555 millones de mayo de 2017 a $16,825 millones para mayo de este año, una caída de $730 millones.

La gran empresa es un concepto que está contrapuesto al de las Pymes, la gran empresa tienen de 101 hasta 251 empleados.

Las grandes empresas no presentan ninguna dificultad al momento de solicitar financiamiento, ya que cuentan con el respaldo de las instituciones financieras para solicitar los créditos, permitiéndoles una mayor modernización en las herramientas de trabajo y a la hora de contratar personal capacitado, para realizar las distintas labores dentro de la empresa, aumentando la producción y la calidad del producto, lo que aumentaría las ganancias obtenidas por la venta del mismo.

Estas organizaciones por su gran tamaño y por ofrecer productos tan estandarizados no son tan moldeables a la hora de realizar los cambios requeridos por el mercado, pero no quiere decir que en ocasiones no se realicen ajustes en sus productos para mantener la competencia con las demás empresas.

Éstas son de vital importancia para la economía de un país, ya que son la principal fuente de empleos directos e indirectos para el sector obrero.

 

Ricardo González
gonzalezr68@yahoo.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL