Auto e incendio pierden $25,8 millones

Auto e incendio pierden $25,8 millones

Debido a los resultados de estos ramos y a la baja utilidad del sector, urge que se hagan los correctivos

Grafica01

En el sector seguro y reaseguros de Panamá, es inminente corregir la tendencia de crecimiento en la siniestralidad, ya que este no escapa a la inflación, sobre todo, en los ramos susceptibles a incrementos periódicos en costos como, por ejemplo, los de automóvil, incendios y multiriesgo.

Prueba de lo antes dicho se sustenta con las pérdida que reportaron en los resultados técnicos los ramos de automóvil e incendio y multiesgo, de $10 millones y $15 millones debido al pago de siniestros incurridos que registraron montos elevados de $94,7 millones y $22,8 millones, además de los gastos administrativos de $27,4 y $10,3 millones, según las cifras de la Asociación Panameña de Aseguradores (Apadea), a septiembre del año pasado (Ver cuadro: Resultados técnicos, por ramo).

Debido a la pérdida que reportaron estos ramos de seguros es necesario que en dichos segmentos se hagan los correctivos necesarios por ejemplo, en el caso de ramo de automóvil, se debe evaluar un ajuste en el costo de la prima y en el caso del segmento de incendio y multiesgo adoptar medidas de seguridad, con el fin de evitar catástrofes, que en su mayoría demandan sumas millonarias, por mencionar algunas alternativas.

Estas aseveraciones las emitió José Antonio Eleta, presidente de la Apadea, al tiempo que aclaró que en vista de que el desempeño del sector no está siendo sostenible de acuerdo con los resultados técnicos, que reportan un saldo de utilidad de $8,4 millones, no nos queda otra alternativa que propiciar el aumento de la rentabilidad técnica en línea con el crecimiento de las primas, a través de la innovación, diferenciación y eficiencia operacional.

En vista de los resultados técnicos de estos ramos y a la baja utilidad que reportó el sector, los cuales no están siendo  sostenibles en cuanto primas versus siniestros, el Superintendente de Seguros y Reaseguros de Panamá (Ssrp), José Joaquín Riesen Alvarado, aseguró que el gremio cuenta con el apoyo de la entidad para ejecutar cualquier estrategia en beneficio de la industria y de los consumidores, quienes son y serán siempre la prioridad.

Explicó que una de las alternativas a ejecutar por la Ssrp, es establecer puentes con  organizaciones que inciden en este negocio como la Autoridad de Protección al Consumidor y Defensa de la Competencia (Acodeco) y otras entidades del Estado para resolver temas pendientes y así lograr establecer una ruta de proyectos consensuados entre la entidad y el gremio asegurador.

A su vez, el superintendente aseguró que trabajaremos de la mano con las aseguradoras para mejorar la rentabilidad de las compañías que operan en el mercado local y también evaluaremos la posibilidad de crear una nueva Ley de reaseguros. 

Por su parte, Dino Mon, gerente general y vicepresidente ejecutivo de Mapfre Panamá, quien coincidió con la opinión de Riesen en cuanto al tema de mejorar la rentabilidad y solvencia de las aseguradoras, señaló que urge ejecutar  los primeros planes para implementar la nueva Ley de Seguros a través de su reglamentación y frente al tema más importante en materia de supervisión moderna a nivel global, que es Solvencia II.

Solvencia II es la norma que establece una fórmula estándar de cálculo del capital necesario que debe tener una compañía de seguros para garantizar que pueda enfrentar los riesgos que se presentan en la industria.

Esta norma internacional, Solvencia II, es un tema que ha tardado en captar la atención del sector asegurador panameño, pero es una corriente que llegará al país al igual que ocurrió en la banca, la cual se ha venido regulando con criterios exigentes el manejo del riesgo.

Unos de los retos de la Ssrp más importante es mantener un alto nivel  de supervisión y regulación que se ha logrado a nivel regional, además de hacer lo posible por entrar en un sistema basado en riesgo, entre los que figuran varios modelos como el que establece el tema de solvencia y hasta la fecha el que más nos ha llamado la atención es el modelo denominado Solvencia II, con el fin de que las aseguradoras cuenten con el capital suficiente para cumplir con el pago de los siniestros, ya sea a los asegurados o beneficiarios y así continúe creciendo el índice de confianza de los consumidores, manifestó Luis Alberto Della Togna, exsuperintendente de Seguros y Reaseguros en una entrevista con Capital Financiero, concedida antes de salir de la administración de la Ssrp y en la que abordó temas como el desempeño, logros y retos del sector durante su gestión.

Sostuvo que en América Latina la tendencia es que cada país adopte regulaciones propias para su mercado, basados en los lineamientos generales que se continúan estudiando y desarrollando en Europa. Se requerirá un mayor rigor en el manejo de todos los temas financieros para dar mayor garantía a los consumidores de que las empresas estaremos en capacidad de hacer frente a cualquier evento o adversidad local o internacional.

También recomendó a las aseguradoras fortalecer las reservas, el manejo de las inversiones y en general una mayor conciencia de la gestión del riesgo, lo cual conlleva ha un fortalecimiento de la base patrimonial.

Para Carlos Berguido, director ejecutivo de la Apadea, otro de los retos del sector seguro para este 2015 está cumplir a cabalidad con las Normas Internacionales de Información Financiera (Niif),  con la  Ley de Cumplimiento y la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero de Estados Unidos (Fatca, por sus siglas en inglés) y la nueva Ley de Seguros que rige en Panamá desde el año 2012.

Venta de pólizas y morosidad

El saldo de la venta de primas suscritas al cierre del 2014 fue de $1.345 millones, lo que representa un aumento del 8,1% con respecto 2013, cuando la cifras ascendieron a  $1.244 millones, es decir, $101 millones más que el año anterior, de acuerdo con cifras de la Ssrp reveladas por la Apadea.

Siendo la Compañía Internacional de Seguros (IS), Assa Compañía de Seguros, Mapfre Panamá, Assicurazioni Generali y Pan American Life Insurance de Panamá  las aseguradoras que obtuvieron el mayor monto de las ventas de pólizas de seguros alcanzando $809,5 millones a diciembre de 2014.

Los ramos que registraron los mayores crecimientos durante este periodo analizado fueron los ramos técnicos con 15,3%, vida individual con 14,3%, incendio y líneas aliadas con 13,3%, salud con 10,8% y colectivo de vida con 8,2%.

En cuanto al saldo de la morosidad de primas por cobrar las cifras reportan un total de $354,2 millones incluyendo impuestos y los seguros del Estado, de este monto el mercado reflejó un atraso de 30 días o más de $109,8 millones (Ver gráfica: Evolución de la morosidad del mercado).

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia