Automatización puede agilizar los procesos de cumplimiento

Automatización puede agilizar los procesos de cumplimiento
La automatización es una respuesta a los procesos de conoce a tu cliente l Archivo

La llamada debida diligencia es un aspecto clave al momento de conocer al futuro cliente y mantener el seguimiento de su comportamiento para evitar conductas asociadas al lavado de activos.

Panamá, desde esta perspectiva, ha dado pasos fundamentales para reforzar su marco regulatorio, tanto del sector financiero como no financiero, con la adopción de instrumentos jurídicos como la Ley 23 de 2015 que “adopta medidas para prevenir el blanqueo de capital, la financiación del terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva”.

Ante la mayor exigencia regulatoria y los costos asociados, los procesos de automatización constituyen aliados en los procesos de conoce a tu cliente.

Los abogados Lucio Mora, director de la oficina Panamá de la plataforma FlexCompliance, y Sandra Delgado Rodríguez, directora Legal y de Cumplimiento de esta solución tecnológica, explicaron a Capital Financiero que comenzaron a trabajar en la herramienta en el año 2013, con talento local y la propia experiencia de Mora, quien además de abogado es ingeniero en sistemas.

En esa fecha la solución ofrecía aspectos básicos que debía considerar una oficina de abogados para desarrollar su proceso preventivo.

Flexcompliance evoluciona al punto de generar estrategias para casa de valores, asesores de inversiones, fiduciarias y financieras.

La plataforma tiene tres productos básicos. El Sistema de Administración Unificada de Riesgos y Cumplimiento con manejo en web e incluye Gastos de Matrices de Riesgo, Procesos de Debida Diligencia, Gestión Electrónica de Documentos, Debida Diligencia Ampliada y Reforzada e incluso planes de cumplimiento con monitoreo a la gestión individual y corporativa.

De igual modo, un Sistema de Administración de Listas de Riesgo que permite una rápida identificación del cliente al automatizar las fuentes de riesgo, locales e internacionales.

Un tercer producto es el llamado formulario inteligente, que reemplaza el papel por formularios que agilizan las etapas de la debida diligencia.

A futuro proyectan incluir un módulo que se llame auditoría y permita hacer autoevaluaciones en respuestas a las exigencias del mercado y del marco regulatorio.

De hecho, también están exportando la experiencia a Nicaragua, Argentina, Colombia y Ecuador, porque si bien la plataforma evolucionó para cumplir con la Ley 23 que es panameña, también han creado un sistema estandarizado que responde a las 40 recomendaciones del Grupo de Acción Financiera (Gafi).

Mora reconoce que el mayor costo que están pagando los sujetos obligados “es el de la ignorancia, porque si se desglosa la Ley 23 respecto a obligaciones como compañía o profesión supervisada, no es muy complejo”.

Otro costo lo denomina el de oportunidad, “lo que debes pagar por no haber tomado la decisión en el momento indicado y varía según el sector”.

Los expertos recomiendan capacitaciones, aproximarse a su realidad y determinar necesidades, indagar cuáles soluciones resultaron exitosas para sus colegas y apoyarse en la tecnología “porque los procesos manuales quitan tiempo”.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias