Autores panameños se visten de fiesta

Autores panameños se visten de fiesta
Fenómenos como Netflix y las redes sociales compiten con la buena lectura| Violeta Villar Liste

La Feria Internacional del Libro de Panamá (FIL) mide cuán vigente se encuentra la antigua y provocadora pasión de leer, pero también ofrece un número poderoso: El de autores inéditos que presentan su inspiración volcada en textos.

“De 50 a 60 escritores nuevos se promueven todos los años”, explicó con rigurosa y apasionada certeza, Priscilla Delgado, directora nacional de Publicaciones del Instituto Nacional de Cultura (Inac).

Esta cifra “nos da el imaginario de una mayor lectoría”, comentó Delgado a propósito de la celebración, este 23 de abril, del Día del Libro.

La fecha recuerda el adiós de la vida, en años distintos pero,  el mismo día, de tres autores célebres: Cervantes, Shakespeare  y el Inca Garcilaso de La Vega.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) festeja la efeméride para promover el amor hacia los libros, la lectura y la defensa de los derechos de autor.

De hecho, ese día, Delgado presentará su libro Galopando sueños, en la Marión Gallery, ubicada en calle 70, San Francisco. Un texto que exalta el valor de la vida y la esperanza, “tratando de crear un mundo mejor”.

Un día antes, el 22 de abril, será el turno de Enrique Jaramillo Levi, quien bautizará la quinta edición  panameña de su texto Duplicaciones (45 cuentos) en la Universidad Especializada de las Américas (Udelas), en Albrook.

Las cuatro ediciones anteriores de este autor fundamental de las letras panameñas, fueron dos mexicanas, dos españolas y una estadounidense.

Esta edición habla de otro esfuerzo: El de la producción de textos, ya que este libro nace de la nueva editorial de Udelas, dirigida por el poeta panameño Manuel Orestes Nieto.

Se une Udelas a la Universidad de Panamá (UP), a la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP) y a la Universidad Santa María La Antigua (Usma), entre otras instituciones que tienen sus propias editoriales y nutren de materiales a los ávidos lectores.

La directora nacional de Publicaciones comentó que otro referente de valor para reconocer la existencia de un importante público lector, son las cifras de librería de La Casa del Escritor del Inac.

Está situada en el antiguo Convento de Santo Domingo (Arco Chato),  en el Casco Antiguo, y ha triplicado sus ventas en un año con una oferta centrada en escritores nacionales.

No se me ocurre pensar que se compre un libro para no leerlo”, destacó para validar este entusiasmo por los libros.

Sin embargo, reconoció que publicar es siempre un gran esfuerzo.

Unos 300 ejemplares de un libro de 100 páginas, pueden costar cerca de $2,000 y debe medirse con los formatos electrónicos que “cambiaron la manera de leer”, dijo Delgado.

Suma otro fenómeno que le “roba” por lo menos una o dos horas diarias a la lectura del ciudadano: Netflix.

Recalcó que la buena noticia es que estamos editando más y vuelve a insistir en los autores nuevos que cada año deja la FIL.

En promedio, el  35% son escritores menores de 40 años, muy centrados en temas de realismo mágico.

La autora considera necesario “escribir con el imaginario de Panamá” y en esta dirección están mirando los programas de formación de los escritores recientes “porque nuestra historia debe estar plasmada en los libros”.

Como Inac editan los libros de los ganadores del Concurso Nacional de Literatura Ricardo Miró (cinco categorías), los del Premio de Literatura Infantil y Juvenil Carlos Francisco Changmarín, los del Concurso de Poesía Gustavo Batista y los del Concurso de Cuento Medio Pollito, que son relatos de niños para niños.

En la última edición participaron 1,500 jovencitos.

Delgado señaló que una de las metas para el 2020 es lograr que la imprenta del Inac pueda atender la tarea de editar a cada uno de los autores nacionales que en muchos casos autofinancian sus obras.

Escribir y registrar
Otro buen referente para medir la cantidad de nuevas publicaciones, son las estadísticas de la Agencia Nacional del Sistema Internacional para la Numeración de Libros (Isbn), que en la teoría “proporciona un código único de identificación para todos los libros publicados y maneja el intercambio de información en todos aquellos sectores que de una u otra forma participan del comercio de libros”.

La Agencia Internacional del Isbn, que tiene su sede en Berlín, nombró en 1996  a la Biblioteca Nacional Ernesto J. Castillero como la Agencia Nacional Isbn, departamento a cargo de Anayansi de Arosemena.

En el mes de enero de 2019, en cumplimiento con el  Depósito Legal que, además enriquece el patrimonio bibliográfico de la nación panameña, se registraron 20 nuevas publicaciones. En febrero la cifra fue de 19.

De Arosemena señaló que la institución es “la custodia de la memoria” y esta misión los lleva a registrar y conservar lo editado.

Dijo que ahora hay más conciencia de solicitar el Isbn.

Judith Martínez y Danitza Cervantes, directora  y subdirectora, respectivamente, de la Librería Universitaria de la UP, informaron que desde este lunes 22 de abril y hasta el viernes 26, celebrarán la III Feria del Libro Universitario.

La Librería ofrece libros editados por la Imprenta Universitaria, en su mayoría  producción  de  investigadores de casa, y una amplia oferta de títulos al alcance de todos.

Violeta Villar Liste
Violeta.villar@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia