Autoridades advierten de timos por corredores de bienes raíces “piratas”

Autoridades advierten de timos por corredores de bienes raíces “piratas”
El Mici ha recibido en los últimos tres años 68 denuncias por malas prácticas de supuestos corredores.| Pixabay

Andan por las calles de la ciudad viendo propiedades y carteles anunciando la venta o alquiler de una propiedad. Llaman a los números que aparecen en los anuncios, y comienzan a hacer las gestiones. Sin embargo, su objetivo está lejos de adquirir una propiedad para residir.

Se trata de individuos que se ponen y quitan el sombrero de supuestos corredores de bienes raíces (o también conocidos como “piratas”) para atraer a incautos que sueñan con adquirir una vivienda.

Cecilia González, corredora de bienes raíces de Consulta Inmobiliaria, dice que para ella estos personajes no los llamaría ni siquiera “piratas” porque no son reales y “no existen en las páginas amarillas”. Es decir, agrega, en la lista de corredores idóneos que aparece en la página web del Ministerio de Comercio e Industrias (Mici).

Pero con todo y que “no existen en esas páginas”, en muchas ocasiones logran su objetivo que es estafar a compradores que buscan una residencia entre las opciones que hay en el mercado inmobiliario.

El caso chiricano

La provincia de Chiriquí es uno de los lugares donde operan estos “piratas”. González habla del modus operandi de estos personajes y asegura que ellos buscan en internet las propiedades que han sido anunciadas por corredores idóneos.

Una vez detectados estas propiedades, las comienzan a ofrecer –así sin más- o contactan a los dueños a través de los anuncios que se publican en carteles o en el mismo internet. Se hacen pasar por clientes interesados para conocer todos los detalles del bien, y luego, salen al mercado a vender sin ninguna autorización.

Y aunque no son legales –por no contar con la idoneidad- pasan como si lo fueran. Incluso se promocionan en internet a través de redes sociales como Facebook e Instagram, llevan uniforme con el logo de la supuesta empresa inmobiliaria y hablan con una habilidad que llegan a convencer a los más incautos.

Estafas

Las situaciones conocidas por los que llevan años en el mercado ejerciendo la profesión de manera ilegal son de espanto. Clientes pagando entre 50 dólares y 100 dólares para que el supuesto corredor le haga los trámites en el banco, cuando el idóneo no cobra por este servicio porque forma parte de la asesoría.

A arrendadores que luego de meses se enteran que su bien estaba alquilado y el supuesto corredor nunca se lo notificó, y que, por ende, no recibieron el pago de ese alquiler.

Hasta inflados estados financieros de clientes y que son presentados a los bancos por su supuesto corredor, que no reflejan la capacidad real de pago del comprador.

En este juego caen hasta las promotoras, muchas veces por las ganas de vender.

Cecilia González, corredora de bienes raíces

Por eso, González piensa que la Junta Técnica de Bienes Raíces, que está bajo el paraguas del Mici, también debe trabajar con las promotoras para exigir que estas trabajen con los profesionales idóneos. “Ese es su trabajo de fiscalización”, agrega.

Denuncias

La secretaria de la Junta Técnica de Bienes Raíces del Mici, Tamara Fernández, admite que existe dificultad para seguir la investigación de algunas de las denuncias que llegan a ese despacho, pero que esto se debe a que las pruebas no son válidas para poder continuar.

Hay denuncias que no se pueden llevar más allá y se desestiman”

Tamara Fernández, secretaria de la Junta Técnica de Bienes Raíces del Mici

De hecho, Fernández asegura que en los últimos tres años se han recibido 68 denuncias por malas prácticas, de las cuales 53 han sido resueltas, y 37 de estas se resolvieron en este año.

Necesidad de pruebas

Lo que Fernández le pide a los que van a poner las denuncias es que cuando no hay una relación contractual deben llevar todas las pruebas contundentes posibles, como: Correos electrónicos, mensajes de WhatsApp, evidencia de comisiones propuestas y aceptadas.

“El afectado debe sacar los correos, los mensajes de WhatsApp. Estos últimos deben ser obtenidos mediante una diligencia notarial en la que el notario certifique que ese chat o ese correo salió de determinado número o dirección, y que le pertenece a la persona denunciada. Esa es una prueba válida”, detalla la funcionaria.

El presidente de la Asociación Panameña de Corredores y Promotores de Bienes Raíces (Acobir), Eric Van Hoorde, también hace recomendaciones a aquella persona que quiera vender o alquilar su propiedad. Él aconseja que se le pida la licencia de corredor de bienes raíces para asegurarse que la persona es idónea.

Lo que significa que es una persona que se mantiene al día con el pago de sus impuestos, que conoce las leyes, que cumple con los clientes y que está en la capacidad de explicarle a sus clientes qué pasos debe seguir.

Van Hoorde señala que en el país hay 4 mil 500 licencias de corredores de bienes raíces emitidas, pero esto no quiere decir que están activas porque algunos han fallecido y otros ya no están operando. Él estima que hay mil 500 activas.

Para mayor seguridad, Fernández destaca que en el borrador del anteproyecto de ley que modifica el Decreto Ley No. 6 del 8 de julio de 1999 que reglamenta la profesión de corredor de bienes raíces y crea la Junta Técnica de Bienes Raíces, se propone que el corredor incluya su licencia en las escrituras o contratos de las propiedades.

Mientras este tema se concreta, Cecilia González asegura que en David se está conformando una Asociación de Corredores de Bienes Raíces para tener una lista actualizada de los idóneos que están ejerciendo la profesión en el mercado.

Con esta lista el que desee adquirir una vivienda en el mercado local o alquilar una propiedad tiene la ventaja de trabajar con una persona idónea, que tiene una dirección para localizarlo, que existe una normativa que lo regula y que, de cometer alguna irregularidad, podrá ser denunciado en el Mici. Solo así podría ser sancionado y hasta suspendido.

Pero si es un pirata, y obviamente no está en esa lista, no cumplirá con ninguno de estos requisitos y será más difícil sancionarlo.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL