Autos personalizados, la nueva tendencia

Autos personalizados,  la nueva tendencia

Nuevos  colores, rines, tapicería y  asientos

2016_26

Insuficientes resultan para  muchos aficionados a los autos de lujo, el diseño y la tecnología que éstos traen de fábrica,  son clientes que no se conforman y buscan  un auto personalizado que  los distinga de los demás y  los fabricantes de lujos han detectado el crecimiento de este nicho y están  adaptando sus estrategias para satisfacer esta demanda.

Son clientes que buscan un auto  a su medida, aun cuando modificarlo implique esperar tres o cuatro meses hasta  que al vehículo se les incorpore  las nuevas características.

La firma Lamborghini anunció la creación del programa Ad Personam, que permite a sus clientes elegir libremente el color del auto y personalizar también el interior.

Mientras que en los talleres de AMG donde se arman los motores de alto rendimiento de Mercedes-Benz, el equipo Designo se encarga de transformar los modelos al gusto del propietario, echando mano de pieles, maderas exóticas y pinturas en tonos exclusivos, e incluso algunos minerales.

En Panamá, existen talleres que se especializan en hacer tuning (ajuste) o personalización de un vehículo a través de diferentes modificaciones mecánicas para un mayor rendimiento, al igual que en el exterior y cambios en la carrocería.

En el segmento de lujo,  Lincoln en Panamá brinda  la oportunidad a sus clientes, que no sólo buscan exclusividad y tecnología, sino que, además piden modificaciones que permitan destacar su personalidad en su auto.

Alexis Quintero, de Lincoln, afirma que todos los modelos  pueden ser  modificados al gusto del cliente para su satisfacción.

Las modificaciones que  más piden los clientes de Lincoln es la utilización de colores diferentes  a los usuales, interiores, con textura de cuero y rines de diferentes tipos y tamaño, detalló Quintero, quien sostiene que los clientes no les importa esperar uno o dos  meses por el auto de sus sueños.

Lincoln cuenta con una plataforma informática en la que el cliente solicita los cambios que desea realizar en el auto que va a comprar y el diseñador los realiza, y  al final queda configurado el auto como lo desea el cliente.

Quintero informó que no cobran por estas modificaciones, sólo que el cliente debe  esperar a que se realicen los cambios solicitados.

Empresas automotrices, principalmente las de lujo, han visto en la modificación de autos una estrategia para incrementar sus ingresos, pues al modificar un vehículo, las distribuidoras de autos se  esmeran por  ofrecer una experiencia verdaderamente de lujo, que no termina en el auto, sino en una  atención personalizada.

Orlando Rivera
orriver22@hotmail.com

Más informaciones

Comente la noticia