Avalan nuevas regulaciones al negocio del fideicomiso en Panamá

Avalan nuevas regulaciones al negocio del fideicomiso en Panamá
Durante la aprobación del proyecto de ley estuvieron presentes funcionarios de las entidades involucradas.| Cortesía Asamblea Nacional

Los miembros del pleno de la Asamblea Nacional aprobaron en tercer debate este 24 de abril, el Proyecto de Ley No. 412, que establece normas para la regulación y supervisión de los fiduciarios, el negocio de fideicomiso, modifica la Ley 1 de 1984 y dicta otras disposiciones.

De acuerdo con la viceministra de Finanzas, Eyda Varela de Chinchilla, es necesario actualizar la Ley 1 de 1984, que regula este negocio, con el objetivo de brindar un ordenado desarrollo de este mercado que cuenta con un alto potencial de crecimiento.

El diputado Adolfo Valderrama, presidente de la Comisión de Economía y Finanzas expresó que el interés es mejorar las condiciones del consumidor, por lo que este proyecto muestra avances significativos con un sistema transparente y robusto con reglas claras para que el consumidor se sienta protegido.

La exposición de motivos del documento indica que este proyecto se inició con aportes de los consultores especialistas, cuyas recomendaciones se adaptaron a la realidad del mercado panameño, y durante su discusión se contó con la participación de valiosos aportes de los principales actores del mercado.

El secretario general de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), Gustavo Villa, indicó que esta medida tiene como propósito que en aquellos casos en que el acreedor otorgue un préstamo para adquirir una vivienda y el repago de esta obligación se garantice a través de un fideicomiso, el contribuyente pueda deducir anualmente las suma pagadas en concepto de intereses, tal como puede hacerlo a la fecha, en virtud de préstamos garantizados con hipoteca sobre bien mueble.

Disposiciones

Entre las disposiciones se estableció que para la garantía de créditos de consumo, se incluyó que el banco o su subsidiaria informe al cliente de tres alternativas de empresas fiduciarias para que éste pueda elegir la más conveniente.

La norma indica que la SBP tendrá competencia privativa para regular y supervisar a los fiduciarios titulares de licencia fiduciaria o autorizada por Ley para ejercer el negocio de fideicomiso.

Además, debe vigilar que se cumpla el adecuado funcionamiento del negocio de fideicomiso e igualmente tendrá facultad para desarrollar las disposiciones del régimen fiduciario en materia de supervisión y regulación.

La SBP también debe garantizar que ejerzan la actividad fiduciaria, los fiduciarios que hayan obtenido licencia y las demás personas autorizadas por Ley.

Esta entidad deberá sancionar las violaciones a lo establecido en esta norma, en sus reglamentos o en cualquier otra norma en materia fiduciaria o en otros aspectos que la desarrollen.

El superintendente tendrá la potestad de autorizar o denegar el otorgamiento de las licencias en el marco establecido por Ley.

Se crea la tasa de regulación y supervisión fiduciaria a favor de la SBP. En este sentido, las empresas fiduciarias estarán sujetas al pago anual de regulación y supervisión fiduciaria que queda de la siguiente manera:

La suma fija de 15 mil dólares más 10 dólares adicionales por cada millón de dólares o fracción de activos de fideicomitidos que excedan los 100 millones de dólares en activos fideicomitidos.

Esta suma será variable hasta un monto máximo de 30 mil dólares.

Los bancos oficiales y las sociedades cuyas acciones sean propiedad 100% del Estado, podrán ejercer el negocio de fideicomiso sin necesidad de obtener una licencia fiduciaria ni otorgar garantía de 250 mil dólares para resarcir en caso de daños ocasionados por deficiencias en su gestión, como lo establece el artículo 27 de la norma.

El fiduciario debe rendir cuentas de su gestión por lo menos una vez al año y al menos cada dos años la SBP deberá realizar una inspección en cada empresa fiduciaria para conocer su situación financiera.

Multas

Entre otras disposiciones de esta normal, se establece una multa de hasta un millón de dólares a las personas naturales o jurídicas que ejerzan el negocio de fideicomiso, sin haber obtenido la licencia.

Una multa de hasta 300 mil dólares por violación de las disposiciones del Capítulo V sobre deberes, prohibiciones y conflictos de interés.

Además, una multa de hasta 200 mil dólares por la negativa del fiduciario de someterse a una inspección ordenada por la SBP.

Los fiduciarios tendrán la obligación de establecer las políticas y procedimientos y las estructuras de controles internos para prevenir que sus servicios sean utilizados en forma indebida para el delito de blanqueo de capitales.

Será la SBP que establecerá el marco para el alcance, funciones y procedimientos de esa estructura de cumplimiento.

El Proyecto de Ley 412 contiene 131 artículos, que puede ver completos aquí.

Esta ley entrará en vigencia a  partir del día siguiente a su promulgación en Gaceta Oficial.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias