Bajo dominio del inglés resta competitividad a Panamá

Bajo dominio del inglés resta competitividad a Panamá

Un nuevo reporte sobre el aprendizaje del inglés en Latinoamérica, elaborado por el Diálogo Interamericano, centro de análisis e intercambio político, reveló que, aunque se han dado avances, la región continúa por debajo del promedio mundial del índice del nivel de inglés.

Panamá no escapa de esta realidad. El informe indica que, en el país, el dominio del idioma inglés es muy bajo, aunque se reconocen los esfuerzos que se realizan por mejorar la capacidad de los ciudadanos de hablar este idioma.

El inglés es cada vez más necesario para los negocios y la comunicación internacional. Se vincula con prospectos de competitividad económica y crecimiento en la economía global, señala el estudio que fue revelado este 16 de octubre en Panamá.

Se trata de una investigación, que fue editada por Pearson, una compañía global de educación, que publicó los resultados de la medición realizada a 10 países de la región.

Para Sergio Fonseca, director general de Pearson Hispanoamérica, este informe surgió de la preocupación de que en la región falta un nivel de inglés suprior para ser más competitivos a nivel global, por lo que se convierte en un tema estratégico de la región.

Si no hacemos algo todos por hablar mejor inglés, nos vamos a ir quedando atrás como región en términos de competitividad mundial”.

Sergio Fonseca 

Fonseca asegura que establecer una política pública para el dominio del idioma inglés es indispensable para los países de la región. Se convierte más bien en el primer camino hacia el objetivo del bilingüismo.

Que los docentes estén bien capacitados, evaluados y certificados y lograr medir el progreso de los alumnos son también rutas vitales para conseguir buenos resultados para que la población domine el inglés.

Ariel Fiszbein, director del programa de educación en el Diálogo Interamericano, quien participó en un panel este lunes, dijo que lo que buscan es preparar a los jóvenes para el mundo cambiante y el idioma inglés es una habilidad para el siglo 21.

Hoy es muy central dominar el inglés”.

Para Fiszbein, estarán los que saben inglés y pueden acceder a un mercado de trabajo moderno y los que no tendrán que optar por el mercado tradicional.

La buena noticia, según el director del programa de educación del Diálogo Interamericano, es que hay una creciente demanda y esfuerzo por expandir la enseñanza del inglés en la región.

Sin embargo, hay obstáculos.

La oferta de servicios de enseñanza del inglés no crece al ritmo que crece esa demanda”.

Ariel Fiszbein

Sin duda, indica Fiszbein, ir hacia el bilingüismo no es algo que se consiga de la noche a la mañana e implica el interés de las universidades, escuelas públicas y privadas y el esfuerzo de los involucrados.

Panamá en el dominio del inglés

Panamá ha hecho grandes esfuerzos por mejorar el dominio del idioma inglés.

No obstante, en el tema del rendimiento de los estudiantes, marca mal.

En los indicadores de estándar de medición, metas de dominio, evaluación del dominio para los alumnos, Panamá obtiene una calificación que indica que aún no existen las condiciones adecuadas para esos aspectos.

Mientras que en las cualificaciones de los docentes ocurre lo mismo. El estudio señala que Panamá no tiene las condiciones adecuadas para las metas de dominio y evaluación del dominio.

Además, el país tiene un nivel básico del idioma inglés en el lugar de trabajo.

Pero no todo es malo. En relación con el fundamento legal, se revela que Panamá ha enfrentado con éxito que el idioma inglés sea obligatorio por ley y que haya un plan nacional en esta materia.

También marca bien en los estándares y objetivos del aprendizaje y el apoyo a la enseñanza, incluyendo currículos y programas de estudio.

Eneida López, directora del Departamento de Relaciones Internacionales y Proyectos Especiales de la Universidad Latina de Panamá y asesora del proyecto Panamá Bilingüe, que impulsa el Ministerio de Educación (Meduca), habló de los avances de Panamá en distintos planes.

Según López, Panamá Bilingüe trata de formar a los docentes para que mejoren en la competencia del idioma inglés.

Aunque reconoce que un cambio radical se podría ver en al menos 10 años, indica que se ha mejorado la enseñanza del idioma inglés en las escuelas públicas del país, que se han quedado rezagadas en comparación con los centros educativos privados.

Actualmente se atienden 216 escuelas públicas donde 80 mil niños de kínder a cuarto grado se benefician de los programas bilingües del Meduca.

Más de 6 mil maestros y futuros maestros han recibido capacitaciones en el idioma y más de 4,500 han viajado al exterior para aprender cómo enseñar el idioma inglés.

Por otro lado, 10 mil adolescentes se benefician del programa after school program.

En cuanto a las mediciones, ya se iniciaron la aplicación de pruebas para algunos estudiantes, mientras que a partir del 23 de octubre se aplicarán las pruebas del Toefl primary y Tell, para medir los niveles de aprendizaje del idioma en niños que han pasado por el kids program.

Se trata de las primeras evaluaciones internacionales a las que serán sometidos los niños para saber dónde están.

En estos programas el Meduca invierte entre $20 y $25 millones anuales, esto incluye capacitación en el exterior, capacitación local, materiales didácticos para los niños y jóvenes, contratación de centros para el after school program, entre otros gastos.

El viceministro de Educación, Carlos Staff, dijo que lo que se trata es de tener la certeza de dónde está Panamá en el dominio del inglés, más allá de compararse con otros países.

El estudio

Celina Gismondi, directora de Mercado de Pearson para Colombia, Centroamérica y el Caribe, explicó que lo que se buscó es señalar las fortalezas y debilidades en la región en cuanto al dominio del idioma inglés.

Gismondi asegura que el inglés es la lengua para conseguir empleos, para crecer profesional y personalmente y el objetivo es unir fuerzas para encontrar casos de éxitos y replicarlos.

Es la primera vez que se presenta este estudio elaborado por el Diálogo Interamericano, donde se comparan las políticas de cada ministerio de educación y se analiza si éstas dan buenos resultados que se reflejen en las evaluaciones del dominio del inglés.

El estudio se llevó a cabo en dos años aproximadamente y tiene cifras de 2014, 2015 y 2016.

Gismondi explicó que se tomaron como referencia 10 países, que conforman el 85% de la población latinoamericana.

El estudio ya se presentó en Colombia, Perú, Argentina y Panamá. Esta misma semana será publicado en México.

Además, de estos países, participaron República Dominicana, Uruguay, Costa Rica, Brasil, Chile, Ecuador, Guatemala, Venezuela y El Salvador.

Argentina es el país de la región que mejor marca con un nivel alto del dominio del inglés, seguido por República Dominicana que marca dominio moderado.

Uruguay, Costa Rica, Brasil, Chile, México, Perú, Ecuador y Colombia, según el reporte reflejan un nivel del dominio del idioma inglés bajo, mientras que Panamá, Guatemala, Venezuela y El Salvador marcan muy bajo.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL