Banca colombiana gana terreno

Controlan el 19% de los activos, el  17% de los depósitos y el 29% de las ganancias

DSC03699 web

Más fuerte que nunca es la participación de los bancos de capital colombiano en el mercado panameño,  logrando controlar más del 17% en  las diferente carteras, de acuerdo con las   estadísticas de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), al cierre del primer cuatrimestre del presente año.

Los activos al mes de abril de los bancos de capital  colombiano  registraron   un saldo total de $17.166 millones, lo que significa el 19% del total de los activos del Sistema Bancario Nacional (SBN), que   ascienden a  $92.258 millones.

Mientras que la cartera de depósitos alcanzó los  $11.842 millones, representando el 17% de los depósitos de los bancos que operan con licencia general en la plaza panameña que totalizan  $68.153 millones.

Igualmente, la cartera de crédito  sumó $10.862 millones, controlando el 19% de los préstamos aprobados por las entidades bancarias, que al mes de abril alcanzaron los $56.916 millones.

Y en el caso de las utilidades, la banca colombiana acumuló $136,5 millones, lo que representa el  29% de las ganancias totales  del SBN al primer cuatrimestre del presente año.

Estas cifras indican que el desempeño y participación de los bancos de capital colombiano en el mercado  panameño es cada vez más importante, lo que obedece  a la adquisición  de los activos de dos de los principales bancos globales que operaban en el país: HSBC de capital inglés y el español Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA).

Estas  negociaciones representaron inversiones  millonarias en las que Bancolombia pagó $2.100 millones por las operaciones de HSBC Panamá, hoy Banistmo, y BAC International Bank Inc. desembolsó $490 millones por el BBVA Panamá, lo que  llevó a estas dos entidades bancarias a ubicarse entre los bancos más importantes del país.

De acuerdo con  banqueros consultados por Capital Financiero, el interés de la banca colombiana en Panamá tiene que ver con  el buen desempeño económico del país, el uso del dólar, el  nivel saludable de  capitalización de las entidades bancarias que sobrepasa el límite exigido por la Ley bancaria y el desempeño positivo de las carteras de crédito y depósito.

Asimismo aseguran que la banca colombiana ha visto claramente las oportunidades de negocio y las  condiciones para potenciar la actividad financiera tanto a  nivel regional como a nivel doméstico.

Jaime Moreno, vicepresidente senior de Asuntos Corporativos de BAC Credomatic, indicó que la plaza panameña es  muy atractiva, pero también muy competitiva.

Destacó que las fusiones y adquisiciones  antes mencionadas tienen que ver con el  buen
desempeño económico, que  ha convertido a Panamá en un mercado  atractivo.

Por su parte, Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta de la Junta Directiva de Banistmo, ha señalado a Capital Financiero que luego del proceso de compra de HSBC Panamá, han vivido un período de transición, donde el principal reto fue invitar a los colaboradores a realizar las cosas de una manera distinta con el fin de construir un banco que no solo ofrezca un producto, sino que se convierta en un aliado de sus clientes.

Por ejemplo, Banistmo actualmente cuenta con un avance significativo en sus indicadores de eficiencia, liquidez y solvencia, además de contar con un crecimiento de 8% en los depósitos, en comparación con el saldo  de abril de 2014.

De Grimaldo  también explicó que el banco tiene una estrategia de negocios que apunta a ser un espejo de las oportunidades que presenta Panamá como economía, lo que implica trabajar de la mano en la banca de personas con los  clientes de clase media y media baja.

Para Chendo Chavarría, gerente general de Visa Panamá, a nivel mundial la industria bancaria mantiene la  tendencia hacia una mayor consolidación, por lo que el mercado bancario en Panamá,   que siempre se ha caracterizado por  una  alta penetración y una dinámica  competencia, no ha sido inmune a esa corriente, y los procesos de fusiones y adquisiciones impulsadas por entidades de capital panameño o extranjero son coherentes con esa tendencia a nivel macro.

En Visa hemos podido constatar que existe una correlación tangible entre el uso de los pagos electrónicos (tarjetas de crédito y débito) y el desarrollo de la actividad económica.

Según un estudio realizado para Visa por Moodys Analytics en el 2012, el uso de medios de pago electrónicos agregó $77.000 millones al Producto Interno Bruto (PIB) de América Latina y El Caribe, gracias a la disminución de costos transaccionales, una mayor eficiencia en el flujo de bienes y servicios y la reducción en la economía informal.

Por lo tanto, consideramos que cualquier proceso o mecanismo que impulse el desarrollo y expansión de los medios de pago electrónicos será beneficioso para la economía y la sociedad panameñas, detalló Chavarría.

Por otro lado, el economista Víctor Cruz aseguró que las adquisiciones de HSBC Panamá y de  BBVA Panamá le han brindado  beneficios a los consumidores  al consolidar negocios, ofrecer nuevos productos financieros y diluir mejor sus costos.

La clave para que las utilidades del periodo de los bancos de capital colombiano alcanzaran los $136,5 millones,  ha sido   la fuerza que han mostrado y la  diversificación de sus productos financieros, dijo.

Cruz aseguró que la plaza bancaria panameña seguirá mostrando su fortaleza, lo que propiciará que  nuevos bancos internacionales decidan ubicarse en nuestro país, en la medida que las reglas sean claras y la economía continúe creciendo.

Competencia

Cabe resaltar que del total de las utilidades de la banca de capital  colombiano, BAC International Bank  se hizo del mayor monto sumando un total de  $103,6 millones, seguido de Banistmo con  $24,8 millones; mientras que Banco Davivienda y Bancolombia alcanzaron $6,4 millones y $1,6 millones, respectivamente,  según las cifras del regulador bancario al  mes de abril del año 2015.

Mientras que en el caso de los  activos, depósitos y cartera crediticia,  Banistmo se hizo de la mayor porción alcanzando los  $8.812 millones, $6.291 millones y $6.477 millones, respectivamente,  seguido del BAC International Bank que sumó $6.418 millones, $3.844 millones y $3.092 millones, respectivamente.

Mientras que  Banco Davivienda  sumó   $1.370 millones en activos, $1.168 millones en depósitos  y $881,8 millones en préstamos y Bancolombia alcanzó  $566,3 millones, $538,6 millones y $410,5 millones, respectivamente. (Ver recuadro: Bancos de capital colombiano que operan con licencia general).   

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia