Banca panameña aboga por ecosistema colaborativo para recuperar la economía

Banca panameña aboga por ecosistema colaborativo para recuperar la economía
Líderes de la banca panameña se inclinan por esfuerzos de los distintos sectores para lograr la rápida reactivación del país luego de la pandemia| Archivo

El decrecimiento de la economía que en el caso de Panamá se calcula entre -2% y -3% a causa de la pandemia, solo se podrá atender con los esfuerzos de un ecosistema colaborativo que integre los esfuerzos de la banca, del regulador, el Gobierno nacional y el sector privado.

“La banca panameña no puede hacerlo sola”, fue el mensaje de líderes fundamentales del sector durante el webinar el Rol de la banca para la recuperación económica, organizado por la Cámara Americana de Comercio e Industrias de Panamá (Amcham Panamá), gremio presidido por Luis H. Moreno IV.

Intervinieron Marcelo Gorrini, gerente general de Citi en calidad de moderador; Aimeé Setmant de Grimaldo, presidenta de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP) y presidenta de Banistmo, Jorge Vallarino, presidente ejecutivo de Global Bank; Juan Raúl Humbert, vicepresidente de Banco General y Ramón Chiari, country manager de BAC Credomatic Panamá.

Marcelo Gorrini, gerente general de Citi

El presidente de Amcham Panamá subrayó que no es posible pensar en crecimiento económico sin contar con un sistema bancario fortalecido.

De igual modo, señaló que mantener un ambiente propicio para la banca y la inversión extranjera, significa fortalecer la institucionalidad, contar con seguridad jurídica y un sistema judicial sólido.

Gorrini abrió el foro con una pregunta de perspectiva general:¿Cuáles sectores, desde la perspectiva de la banca, se recuperarán de una manera más rápida y cuáles en menor proporción?

La presidenta de Banistmo y de la junta directiva de la ABP, dijo que el sector agroindustrial ha demostrado la importancia de las cadenas de suministro “y vemos una oportunidad de proporcionar capital para elevar el nivel de tecnología y de productividad”.

Aimeé Setmant de Grimaldo

En relación con las obras de infraestructura pública, considera que pueden acelerar la reactivación de Panamá al atraer también el interés de grupos extranjeros.

Observa que el sector de energía es un clave para la recuperación.

“El comercio es verdad que resultará afectado por los cambios en el consumidor, pero el comercio digital tiene una oportunidad de transformación y la banca puede ayudar”, afirmó.

Observa que los sectores turismo e inmobiliario comercial, que ya venían afectados por la desaceleración, tendrán una recuperación más lenta.

Vallarino sumó la minería a las industrias estratégicas del país, llamada a continuar apoyando la reactivación nacional.

Jorge Vallarino, presidente ejecutivo de Global Bank

Jorge Vallarino, presidente ejecutivo de Global Bank

De igual modo aboga por el impulso al sector energético y promover el proyecto de la Cuarta Línea de Transmisión Eléctrica porque el país, en su momento, recordó, sufrió por no contar con la infraestructura energética necesaria.

En el ámbito de las telecomunicaciones, observa jugadores de alto nivel y empresas poderosas que han hecho inversiones.

Es importante al momento de atraer estas inversiones, afirmó Vallarino, tener las reglas claras para que esta inversión extranjera mantenga el interés de invertir en el país.

“El turismo lo veo como un sector que tendrá muchos retos y oportunidades de generar empleo y promover inversión”, sostuvo.

Chiari subrayó la importancia de apoyar a aquellos sectores que aporten valor a la economía.

Ramón Chiari, country manager de BAC Credomatic Panamá

Hizo referencia al Canal de Panamá que estará sujeto a “los patrones de conducta del comercio internacional; hay que prestarle mucha atención”.

Gorrini recordó que a diferencia de la crisis financiera del 2008, ahora los bancos son parte de la solución. Al respecto, preguntó cuáles elementos considerarán los bancos en sus decisiones de crédito.

Humbert indicó que “la banca está muy clara en su posición de dar apoyo. Ya tenemos más de un millón de clientes beneficiados, quienes han recibido beneficios que alcanzan los $26,000 en concepto de alivios”.

“Nos debemos a esos clientes y, por supuesto, tenemos la disposición de hacer lo necesario para apoyarlos. El sistema está bastante líquido y nos da la posibilidad de proveer fondos para proyectos que se desarrollen en la marcha”, afirmó.

Juan Raúl Humbert, vicepresidente de Banco General

Observa prioritario respaldar a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) que son de los sectores más vulnerables.

Destaca que la solución se debe enfocar en temas que aborden la reactivación del empleo y, al respecto, dijo que es un tema crítico y no exclusivo de la banca.

Pidió ver con luces largas la situación; no será un año fácil en resultados, “pero las empresas deben ayudar a preservar los empleos para evitar impactos más profundos en la economía”, sostuvo el vicepresidente de Banco General.

Setmant de Grimaldo reiteró que la banca no puede estar sola en el proceso de reactivación; en tanto debe existir un “ecosistema que integre a la banca, el regulador, el gobierno” y las empresas.

Recordó que la banca ha puesto su cuota de sacrificio con la moratoria que genera un impacto en la rentabilidad real de la banca, pero lo ha hecho en aras de este aporte al país.

Del lado del Gobierno señala que es el gran rector, a cargo de las políticas públicas, mientras el regulador tiene un rol importante, con decisiones técnicas que preserven el dinero de los depositantes y, al mismo tiempo, con una regulación más flexible para acompañar a la banca en los refinanciamientos y reestructuraciones.

Observa que además de las Pymes, es preciso un fondo de liquidez que acompañe a otros sectores.

Panamá, recordó, carece de un banco central, figura que ya ha inyectado en la región, a los países que los tienen, grandes sumas de dinero con programas de contingencia.

Gorrini también se inclinó por este trabajo compartido que “es la única manera de salir adelante”.

Chiari, por su parte, considera oportuno que el Gobierno se ponga al día en sus obligaciones con los proveedores para evitar agravar la crisis.

El country manager de BAC Credomatic Panamá observa que Panamá, en los últimos meses, se ha endeudado y lo ideal es usar esos recursos en temas productivos y no solo en cubrir gasto corriente.

Vallarino propuso incentivos y alivios a las empresas para poder mantener el empleo.

También recordó que en 2008, a diferencia de lo ocurrido en otras economías que necesitaron inyección de dinero por la crisis bancaria, Panamá se mantuvo con una fortaleza importante.

“Cuando se habla de inyectar recursos es  importante aclarar: No son recursos financieros para la banca; es liquidez para que la banca como vehículo pueda distribuir estos recursos en la economía”, comentó.

Apuntó que “la crisis tiene varias etapas y la prioridad es el tema de salud, dar alivio financiero a los clientes y empresas y es evidente que como sector lo hemos dado, pero sí es importante que se ponga atención al impacto que a futuro tiene la liquidez de los bancos, por eso debemos asegurarnos de mantener esos niveles para cuidar los fondos de los depositantes”, subrayó el presidente ejecutivo de Global Bank.

También mencionó la importancia de preservar la institucionalidad porque cualquier indicio de inestabilidad puede afectar nuestra posición en los mercados internacionales.

“El mundo nos está mirando”, puntualizó Gorrini.

El sector de la construcción y su importancia para la banca fue otro aspecto abordado en este foro organizado por Amcham Panamá.

Chiari recordó que la “construcción siempre será un jugador clave y debemos apoyarlo”.

Considera que parte de la reactivación supone generar instrumentos públicos que permitan garantizar el acceso a las propiedades.

“Es un sector económico que veo con crecimiento en el mediano plazo una vez se pueda colocar el inventario actual”, precisó.

Humbert, por su parte, propone que el Estado sea más agresivo en la búsqueda de empresas multinacionales que pueden mover ese inventario.

Reconoce que una dificultad es la falta de capacidad para lograr los abonos iniciales de las viviendas, de allí que es conveniente trabajar con los desarrolladores para incentivar la venta. “Es necesario bajar el inventario”, precisó.

Propone que el Estado estudie la posibilidad de apoyar los abonos iniciales de los compradores.

Gorrini también resaltó el valor de atraer empresas foráneas que se “apalanquen en el talento panameño y en nuestras capacidades” y ayuden a dar salida a ese inventario comercial y habitacional.

El gerente general de Citi, en su calidad de moderador, también puso sobre la mesa del debate la importancia de desarrollar el modelo de  alianzas público privadas (APP).

Setmant de Grimaldo sostuvo que las APP es un mecanismo de ley que debería facilitar el acceso al financiamiento y desarrollar obras importantes.

La banca, al respecto, “necesita seguridad jurídica, transparencia en los procesos y  claridad en la legislación”, precisó.

Panamá, observó la presidenta de la junta directiva de la  ABP, debe asegurar que se cumplan altos estándares en la transparencia con la cual definamos estos proyectos y escojamos a los contratistas.

Vallarino reconoce que puede permitir el desarrollo de infraestructura y potenciar la inversión pública “pero debemos contar con reglas claras al momento de atraer a los mejores operadores, que en muchos casos son internacionales, para que se sientan cómodos porque son inversiones a largo plazo”.

Recordó que en el caso de los bancos locales, si bien serán los principales en financiar, con frecuencia se apalancan en bancos extranjeros, de allí la importancia de la transparencia y la claridad en las reglas.

Gorrini también insistió en el punto de la transparencia como factor que hará posible la participación de los bancos internacionales en el modelo APP que favorece la construcción y mantenimiento de grandes obras de infraestructura.

Chiari reflexionó que en estos momentos la banca local jugará un papel fundamental porque la pandemia ha llevado a las entidades a pensar más en sus propios países y esta realidad limita el financiamiento internacional.

Humbert considera que el tema de las APP es importante “pero para que vengan los jugadores debemos ser un país donde la justicia no sea un tema aspiracional, donde eliminar la corrupción no sea una promesa, y un punto que resalta más: Ser un país donde el éxito a través del trabajo arduo y con apego a la ley sea celebrado y no visto como un pecado”.

El foro de Amcham abordó la perspectiva del Centro Bancario internacional, ante lo cual la presidenta de la junta directiva de la ABP recordó que somos “un centro bancario competitivo”, incluso bien posicionado en la última evaluación del Gafi, pero es necesario mantener “una hoja de ruta inquebrantable en el cumplimiento de la ley y los estándares”.

Vallarino subrayó la fortaleza de un sistema bancario como el panameño en su capacidad de ofrecer hipotecas a 20 y 30 años, en condiciones de acceso al crédito únicas en América Latina.

Cerró el debate el tema de la banca digital y una certeza: la banca en línea llegó para quedarse así como otros canales que la refuerzan y han venido a garantizar la prestación del servicio, un mayor acceso de los clientes que no creían en esta modalidad y apoyar la bancarización de quienes estaban fuera del sistema.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com