Banca panameña reitera que no aplicará interés de mora y extienden plazo del pago de los créditos

Banca panameña reitera que no aplicará interés de mora y extienden plazo del pago de los créditos
La banca panameña define estrategias con el Gobierno para mantener la liquidez| Archivo

Como sector bancario coincidimos en el espíritu y la preocupación por ayudar a los ciudadanos impactados por el COVID-19” y, desde esta visión, estamos alineados en tomar acciones y medidas a favor de los clientes, pero asegurando la sostenibilidad del sistema, señaló Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta de la junta directiva de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP) durante un encuentro virtual con los medios del país.

Sentmat de Grimaldo, junto con Carlos Berguido, presidente ejecutivo de la ABP, abrieron la mañana de este miércoles 15 de abril, para ofrecer un panorama general de la importancia del sistema bancario panameño, aclarar de manera didáctica las implicaciones de no contar con un banco central y detallar las medidas a favor de los clientes.

Con respecto a los periodos de prórroga de pagos e intereses, recomendó, en primer lugar, conversar con cada banco su caso en particular. Solicita, en la medida de lo posible, no acudir a la institución y, en su lugar, utilizar los canales alternos.

Aimeé Sentmat de Grimaldo, presidenta de la junta directiva de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP)

Para hacer claro cómo operarán los pagos, puso el ejemplo con una hipoteca, tema sensible porque se trata del hogar de los ciudadanos:

“Estamos diciendo: Usted no tiene que pagar abril, mayo y junio. Si pagaba $100 cada mes, puede usar esos $300 en otra urgencia, si su situación se ha visto afectada por la merma del ingreso familiar.

En esa letra de $100 hay capital e interés, pero los bancos hemos dicho que solo cobraremos intereses regulares y no de mora”.

El 1° de julio, cuando se levanta el periodo de gracia y deban comenzar los pagos, el usuario se preguntará: ¿Debo pagar $400 dólares, es decir, los $300 de la deuda y los $100 que venía pagando? La respuesta es NO. “Son los mismos $100 que venía pagando”, afirmó.

Ocurre que la medida diseñada es la extensión de los plazos.

Si su préstamo vencía en febrero de 2021 ahora, por decir un ejemplo, terminará de pagar en junio de 2021.

“Cada caso es distinto. Para no pagar más, se le extenderá el plazo. Ningún banco quiere ahorcar a sus clientes”, aclaró Aimeé Sentmat de Grimaldo.

También señaló que no se ocuparán casas por pagos tardíos. “Esta medida es tangible, muy fuerte. El no pago de las obligaciones en una cartera de $28,000 millones es una contribución genuina, real y tiene un impacto directo en las instituciones financieras”, detalló la presidenta de la junta directiva de la ABP, al hacer evidente el compromiso de la banca panameña con el país.

La banca es un pilar fundamental de la economía panameña y atentar contra su sostenibilidad sería un gran error como panameños o ciudadanos, porque no estaríamos pensando con una mirada de largo plazo, alertó Aimeé Sentmat de Grimaldo.

Estamos alineados, y estas acciones que aseguran la sostenibilidad del sistema, reflejan ese compromiso de la banca y nos deben permitir superar esta crisis, subrayó.

Reiteró las medidas específicas a favor de la población:

Prórroga automática de 90 días en la cartera de consumo.

-Arreglo caso por caso con los clientes de comerciales.

-Prestación de servicios en las sucursales, vigilando las normas sanitarias. Entre los 70 bancos, hay 26,000 colaboradores. Sin embargo, ha descendido en 70% la asistencia a las sucursales, de allí que algunas estén cerradas.

-Participación en mesas de trabajo para trabajar nuevas medidas, asegurar fondos y generar más crédito.

Para hacer más claro el esfuerzo que estas medidas imponen a la banca, recordó, con la intención de hacer claro su mensaje a la población, que si las economías disponen de moneda propia, “el banco central tiene la posibilidad de generar liquidez,  trasladada a la economía a través del sistema financiero”.

Ilustró la situación con un vaso de agua. Se “llena” con los ahorros de los depositantes y estos recursos, a su vez, permiten dar créditos.

Si ese dinero no existe, el “vaso” pierde líquido pero, en los países con banco central (una jarra con agua en abundancia), emite dinero y mantiene el ciclo, con distintas fórmulas como préstamos blandos, “pero no es la dinámica del sistema bancario panameño”.

Detalló que en un escenario como el panameño, la actuación de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) es muy importante, porque es un ente técnico y capacitado para preservar la sostenibilidad del sistema, la seguridad de los depositantes y preservar la reputación del país.

Al respecto, dijo que también el mercado de capitales y los bancos corresponsales entregan fondos y es vital mantener ese grado de reputación, con el manejo de altos estándares.

Aclaró que aun cuando Panamá no tiene banco central, durante más de 100 años de operación la banca panameña ha sabido manejar de manera eficiente el sistema porque se han tomado decisiones que no atentan contra la sostenibilidad.

Por otra parte, anunció que están trabajando de la mano con el Gobierno para buscar mecanismos de inyección de fondos de liquidez y mantener el crédito.

En relación con los intereses, indicó que la Reserva Federal (FED) fija la tasa de interés que se paga en los Estados Unidos pero no en Panamá, donde las tasas son de libre oferta y demanda. Sin embargo, aclaró que no está contemplado un incremento.

De manera positiva se conoció que a pesar de la circunstancia económica, entre el 30% y el 35% de los deudores han expresado que harán frente a sus obligaciones, en correspondencia con el llamado a la solidaridad y a que pague quien pueda hacerlo.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com