Banca panameña y latinoamericana registró aumento de depósitos como efecto de la pandemia

Banca panameña y latinoamericana registró aumento de depósitos como efecto de la pandemia
La banca latinoamericana y panameña muestran mayor captación de depósitosArchivo

Ante la llegada de la pandemia y la marcada incertidumbre, un efecto que se registró desde la perspectiva económica, fue el aumento de los depósitos en la banca latinoamericana, tendencia que también refleja Panamá.

El VI Reporte de Inclusión Financiera de la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), destaca que “el público ha volcado sus recursos a los depósitos, llevando a que los mismos se incrementen durante el año 2020”. Felaban estima que “en promedio en moneda nacional aumentaron el 11% en la región a junio de 2020”.

Este desempeño es coherente con la dinámica de la banca panameña.

De acuerdo con el Informe de Actividad Bancaria de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP), octubre 2020, “los depósitos de hogares y empresas en la parte local mostraron incrementos (estos crecieron en su conjunto 1%)”.

Por su parte, destaca el informe, los depósitos externos mostraron un aumento en $178.5 millones alcanzando un saldo de $33,082 millones (0.5% más que lo registrado al cierre de septiembre).

La SBP señala que “en los depósitos de particulares, locales y externos, se observa una tendencia en cuanto a la preferencia de los clientes por la modalidad de cuenta de ahorro”.

De igual modo, el informe de la SBP, evidencia “un aumento en los componentes de a la vista y plazo fijo en el componente local”.

“El positivo comportamiento de las captaciones domésticas durante los meses de restricciones de movilidad de la pandemia se debe al incremento que se tuvo de marzo a octubre de los depósitos del Estado, incrementados en alrededor de $4 mil millones o un 44%, como también los depósitos de particulares que presentan un crecimiento de 4.8%”.

Del lado de los depósitos oficiales “responde a los fondos resultantes de las emisiones obtenidas por el gobierno nacional”, mientras, en el caso de los depósitos particulares, “se refleja un incremento sostenido, durante el período de referencia (marzo a octubre), mayormente en las cuentas de ahorros corrientes de 12%, a la vista por el orden de 4.4%, y los depósitos a plazo fijo que crecen a razón de 1.6%”.

Carlos Berguido, presidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), dijo a Capital Financiero, que la mayor apertura de cuentas es un efecto notorio no solo en el mes de octubre.

Recuerda que muchos colaboradores recibían su quincena en cheque, iban al banco y lo cambiaban y esta dinámica se transformó “con el auge de la banca digital, lo cual explica parte del saldo positivo de los depósitos y el de nuevas cuentas”.

Valora este efecto inesperado de la pandemia que vino a acelerar la digitalización y la inclusión financiera, de quienes, en lugar de manejar el dinero en efectivo, ahora prefieren usar una cuenta.

Otra razón, señaló, es que el Gobierno nacional ha gestionado importantes préstamos, con distintos organismos, recursos que se depositan en el Banco Nacional de Panamá y en las entidades de la plaza.

Reconoce, por otra parte, que las personas están controlando su dinero, y, con una economía cerrada, se reduce el nivel de consumo.

Panamá es también considerada una plaza financiera segura y, ante la inestabilidad de la región, muchos inversionistas se inclinan por la fortaleza que ofrece el CBI, reflexiona.

Suma para comprender este incremento de los depósitos, el desarrollo de emprendimientos como respuesta a la crisis, afirmó Berguido.

La SBP indica que “la apertura de nuevas cuentas de ahorro, incrementan en promedio en $450 millones por mes. Estos fondos provienen, entre otros, de las indemnizaciones por liquidaciones a los trabajadores de la empresa privada, los programas de ayuda y subsidios gubernamentales para hacer frente a la pandemia, y el aumento del ahorro precautorio”.

De marzo a octubre, la SBP señala que “los ahorros corrientes de personas naturales  incrementaron $843 millones o un 12% de marzo a octubre”.

Comportamiento en Latam

En el informe de Felaban,  en el ámbito general de Latam se analiza que “los saldos líquidos parecen ser la preferencia del público, que por un lado restringe el gasto corriente, y por otro guarda a la vista sus recursos con el fin de prevenir los efectos negativos que puedan devenir con la recesión económica actual”.

Otro aspecto importante que valora el estudio, son cambios y mejoras en las condiciones de crédito para beneficiar a los clientes, como parte de esta nueva realidad económica que genera la pandemia.

Violeta Villar Liste
[email protected]
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia