Bancos europeos encuentran basurero para poner sus pérdidas

Bancos europeos encuentran basurero para poner sus pérdidas

Trabajan para conseguir que los cambios en sus centros corporativos sean claros

Packs of euro in the garbage can. Waste of money or currency collapse concept. 3d

Los bancos europeos afrontan todo tipo de presiones sobre sus ganancias: Desde una escasa inversión bancaria a créditos a compañías energéticas o pérdida de rentabilidad en los mercados emergentes.

Pero, a juzgar por algunos de sus libros de contabilidad, los mayores problemas de las entidades están en otra parte, concretamente en algo llamado centro corporativo.

Esta área vagamente definida y creada como cajón de sastre de costos como los del personal de la sede, se está convirtiendo en un botadero de todo tipo de pérdidas, como las derivadas de malas adquisiciones o las multas por malas prácticas empresariales.

Banco Santander SA, el mayor banco de la eurozona por capitalización bursátil, se anotó 1.600 millones de euros en pérdidas del centro corporativo en el cuarto trimestre de 2015, una cifra sólo 25 millones de euros inferior al total de ganancias registrado en sus otras divisiones.

El italiano UniCredit SpA registró pérdidas por valor de 1.100 millones de euros en su centro corporativo en el primer semestre de 2015, que contrarrestaron la ganancia antes de impuestos de su división de banca corporativa y de inversión.

Otros bancos en Reino Unido, Francia y España han acumulado también pérdidas en sus centros corporativos. Los inversionistas y analistas se quejan de que esta práctica oculta la verdadera evolución de líneas de negocio como la de banca de inversión u operaciones en países concretos como Brasil. También les preocupa que afecte negativamente a la rendición de cuentas, ya que lo habitual es que no haya ejecutivos del centro corporativo a los que culpar.

Hace que el trabajo sea más difícil; hay que reclasificarlo todo, señala Filippo Alloatti, analista senior de Hermes Credit en Londres, que se quejó de lo complicado que puede ser averiguar las ganancias de una división concreta. Tardas dos horas o más en averiguar la cifra real.

Tanto Santander como UniCredit afirman que están trabajando para conseguir que los cambios en sus centros corporativos sean más claros para los inversionistas. Los bancos y los expertos en contabilidad europeos aseguran que el modo en que se computan los cargos del centro corporativo cumple la normativa internacional de información financiera.

El uso de centros corporativos es una práctica contable común entre los grandes bancos como JP Morgan Chase & Co o BNP Paribas SA. Pueden utilizarse para sustentar los costos de la tecnología en toda la firma, la emisión de acciones o los gastos de cobertura frente a las fluctuaciones de las divisas. Pero su uso está creciendo y se está complicando la tarea de distinguir dónde se dan las pérdidas ocurridas en un momento en que los inversionistas están ansiosos por conocer detalles sobre cómo lidian las entidades del continente con las tasas de interés negativas y el renqueante crecimiento económico.

La pérdida de 1.600 millones de euros del centro corporativo de Santander incluía un cargo de 600 millones de euros para cubrir potenciales reclamaciones relacionadas con la venta irregular de seguros de protección de pagos por parte de la filial británica, principal motor de las ganancias de Santander.

Jeannette Neumann
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia