Bancos investigados deben asumir su responsabilidad

Bancos investigados deben asumir su responsabilidad

superintendencia de bancos

Las entidades financieras que están siendo investigados por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) para determinar su posible participación en actividades de lavado de dineros provenientes de los actos de corrupción perpetrados durante la administración de Ricardo Martinelli, deben asumir su responsabilidad y corregir cualquier falla en el cumplimiento de la normas para evitar este tipo de delitos, si es que quieren sobrevivir.

Esta es la conclusión a la que arribó Frank Holder, presidente de la región de Latino América de la empresa FTI Consultign en una entrevista exclusiva con Capital Financiero sobre la necesidad de garantizar la integridad y el desarrollo de un comportamiento ético en los negocios.

Holder destacó que Panamá, al igual de otros países latinoamericanos como Brasil y México, están viviendo un momento de introspección, en el que algunos escándalos de corrupción han gatillado el interés de la sociedad por poner coto a este tipo de prácticas, lo cual es muy positivo, sin embargo, advirtió que estos temas deben ser tratados como hechos puntuales para evitar que a nivel internacional se piense que todo está mal en el país, cuando en realidad esto no es así.

Agregó que en el caso de las empresas financieras involucradas en escándalos de corrupción, su recomendación sería asumir la responsabilidad, remover su liderazgo, reformar sus sistemas de cumplimiento, asumir la sanción que les imponga el regulador y resarcir a la sociedad por el daño que pueden haber ocasionado, que es lo que han hecho las empresas que a nivel global han logrado sobrevivir a denuncias de corrupción, ya que aquellas que han tratado de evadir su responsabilidad terminan desarticuladas.

Por su parte, el abogado y empresario Eduardo Morgan, destacó que lo más importante de las investigaciones que adelanta el regulador bancario para determinar la participación de algunas entidades financieras en la recepción de activos procedentes de actos de corrupción es que se ha probado que Panamá no es un paraíso fiscal y que el sistema permite identificar a cualquier empresa implicada en actividades de lavado de dinero, por lo que el país debe ser excluido la lista gris tanto del Grupo de Acción Financiera (Gafi) como la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde).

Finalmente, un funcionario de la embajada de Estados Unidos en Panamá, comentó que cada vez que un país incrementa sus estándares de transparencia y adopta medidas para combatir la corrupción institucional es algo positivo.

Explicó que Panamá tiene algunas debilidades claras e identificadas en materia de lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, pero admitió que el país está trabajando para subsanarlas y destacó que la nueva ley contra estos flagelos contiene las medidas correspondientes para adecuar los estándares nacionales a las exigencias internacionales, por lo que insistió en que la ley tiene que pasar el proceso de aprobación en la Asamblea Nacional de Diputados. 

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia