Bancos ofrecen a clientes diversas opciones para mitigar el impacto económico del COVID-19

Bancos ofrecen a clientes diversas opciones  para mitigar el impacto económico  del COVID-19

Un gran número de bancos que operan en la plaza panameña han comunicado a sus clientes diversas opciones para flexibilizar el pago de tarjetas de crédito, préstamos personales, de autos e hipotecarios, a todo aquel negocio o persona cuyos salarios o ingresos se verán afectados por la situación económica que se está generando en el país debido a las medidas adoptadas por las autoridades gubernamentales para contener la pandemia de coronavirus (COVID-19).

Las acciones de los bancos se registran luego que la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) anunció la adopción de un Acuerdo para permitir que los bancos pudiesen contar con mecanismos necesarios para respaldar a sus clientes tanto de banca de personas como clientes comerciales y corporativos ante la situación que se deriva de la coyuntura de salud pública actual.

En esencia la SBP autorizó a los bancos a revisar los términos y condiciones de los préstamos, lo cual le permitirá pactar y otorgar periodos de gracia manteniendo la clasificación del crédito al momento de entrada en vigor de la presente disposición. Además, se estableció una modalidad denominada “préstamos modificados”, para que los clientes reciban la opción de adecuar el pago de sus obligaciones y mitigar un posible deterioro de su crédito.

Los primeros en reaccionar ante el anuncio de la SBP fueron los estatales Caja de Ahorros y el Banco Nacional de Panamá (BNP).

El BNP emitió un comunicado en el que informó su decisión de revisar su cartera de créditos para facilitar a sus clientes el cumplimiento de sus compromisos.

“Hemos iniciado un proceso de revisión de la cartera de préstamos hipotecarios y préstamos personales con el propósito de facilitar a nuestros clientes el cumplimiento de sus compromisos En especial los que pagan por ventanilla. También hemos tomado la decisión de revisar las condiciones de los préstamos comerciales y agropecuarios que así lo requieran con el compromiso principal de proteger a los miles de empleos y la capacidad productiva del país”.

Mientras, la Caja de Ahorros anunció que considerando la situación que atraviesa el país, y en solidaridad con el pueblo panameño, ante el impacto sin precedentes ocasionados por la llegada del COVID-19 tomarían medidas provisionales que buscan generar alivio a más de 60,000 familias panameñas aplazando el cobro de los préstamos personales e hipotecarios por 90 días y extendiendo el plazo de vigencia de esos compromisos hasta de 90 días sin ningún tipo de recargo o penalidad.

En tanto, el Banco General la entidad bancaria privada más grande en la plaza anunció que aplazará hasta cuatro meses los pagos de los préstamos, para lo cual los clientes deberán comunicarse con el banco y solicitar el apoyo que requieren conforme a su situación.

“Si sus ingresos o negocios han sido afectados a raíz de la actual situación y se les dificulta pagar la mensualidad comunicarse con nosotros para aplazar los pagos hasta cuatro meses en su préstamo y así reducir su carga financiera mientras superamos esta situación Este cambio no aplica ninguna penalidad o recargo” señala el comunicado.

Una medida similar fue adoptada por Banistmo que anunció que está poniendo a la disposición de sus clientes una serie de “soluciones especiales”, que incluyen la posibilidad de periodos de gracia de hasta cuatro (4) meses, enfocadas a acompañarlos durante la presente situación generadas en el país por la pandemia del COVID-19.

Banistmo anunció que, de forma automática, está dando un período de gracia de cuatro (4) meses del pago mínimo de su tarjeta de crédito y que durante ese periodo de gracia no se realizarán recargos por morosidad y que los clientes no necesitan ejecutar ninguna acción para acceder a este beneficio.

En cuanto a los préstamos hipotecarios, personales de autos y a pequeños negocios los clientes deberán comunicarse con su Centro de Atención Telefónica en donde podrán recibir toda la orientación acerca de las diferentes opciones que están disponibles para su caso, incluyendo el período de gracia de hasta cuatro (4) meses en su pago respectivo.

Por su parte, Global Bank, indicó que ante la situación de emergencia sanitaria y las medidas de prevención y control del COVID-19 declaradas por el gobierno, reafirmó su compromiso con el futuro de sus clientes, contexto bajo el cual facilitará posponer pagos de deudas para sus clientes personales y de empresas que vean su actividad impactada directa y/o indirectamente por el COVID-19.

“Hemos tomado la decisión de ofrecer este beneficio de posponer pagos porque creemos que las empresas debemos actuar con responsabilidad y contribuir a que menos panameños se vean impactados por la situación actual”, enfatizó Global Bank en un comunicado al país.

El banco anunció así la exoneración de forma automática del pago mínimo de las tarjetas de crédito para todos sus clientes con cuentas al día al 25 de febrero, por lo que estos no tendrán que realizar su pago en el mes de marzo y conforme evolucione la situación la decisión será evaluada y podrá ser extendida. Es importante mencionar que no se generará ningún cargo de morosidad por importe vencido.

Mientras, los clientes con préstamos hipotecarios, personales y de auto, deberán contactar a Global Bank en caso de estar enfrentando dificultades financieras relacionadas al COVID-19 para evaluar su situación y determinar la posibilidad de posponer su pago mensual por un periodo de hasta cuatro (4) meses.

Por su parte BAC Credomatic, uno de los principales bancos dedicados al nicho de crédito al consumo de la plaza, emitió un comunicado en el que informó a sus clientes que, de forma automática e inmediata, postergará el pago de las letras del mes de abril de tarjetas de crédito, préstamos personales, préstamos de autos y préstamos hipotecarios, lo cual no implicará cargos por mora, recargos, ni alteración de sus referencias de crédito en la Asociación Panameña de Crédito (APC).

Finalmente, el superintendente de bancos, Amauri Castillo, informó que la modificación a las condiciones de los préstamos, ya sea automáticas o pactadas entre los bancos y sus clientes, no afectará las referencias de crédito de las personas y empresas, según el Acuerdo aprobado por la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP).

“Expresamos nuestra satisfacción por las reacciones inmediatas y positivas de los bancos de la plaza panameña que una vez aprobada la regulación iniciaron las revisiones para sus clientes aplicando las disposiciones establecidas en esta norma temporal, respondiendo al llamado de solidaridad del Gobierno Nacional”, puntualizó el Superintendente, quien refirmó su compromiso de continuar velando por proteger los mejores intereses de los depositantes, a fin de mantener la confianza y estabilidad del Centro Bancario”.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias