Bancos solo retendrán Impuesto de Inmuebles generado en 2019

Bancos solo retendrán Impuesto de Inmuebles generado en 2019
Continúan las conversaciones entre la banca y el MEF para no causar angustia en la población| Archivo

La suspensión de manera provisional de dos artículos del Decreto 362 (mecanismo de retención) de la Ley 66 referida al Impuesto de Inmuebles, no modifica, por ahora, los acuerdos alcanzados entre la banca y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Recordar que la decisión de la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), suspendió de manera provisional dos artículos (8 y 9) del Decreto 362 del 29 de noviembre de 2018, luego de la demanda presentada por el abogado Ernesto Cedeño Alvarado.

Ambos establecían, entre otros aspectos, que el mecanismo de retención “será aplicable a todos los financiamientos que se hayan otorgado antes de la entrada en vigencia de la Ley 66 de 2017 y todos aquellos que se otorguen a partir del 1 de enero de 2019”.

Este fallo, en general, elimina la posibilidad de un pago retroactivo de las deudas generadas antes de la entrada en vigencia de la Ley 66 que comenzó a regir a partir del 1 de enero de 2019.

Javier Mitre Bethancourt, asesor jurídico tributario del MEF, principal redactor de la nueva Ley del Impuesto de Inmuebles y sus reglamentos, señaló a Capital Financiero que la decisión de la CSJ no afecta la ejecución de la Ley, porque se acordó con los bancos que la vigencia es a partir de enero de 2019 y se está trabajando en modificar los planes de retención.

Con respecto a los atributos adeudados, aclaró que las entidades no tienen ninguna responsabilidad en estos cobros, pero cada contribuyente sabe que deberá hacerle frente.

El peor escenario o el más radical, advirtió, es que la CSJ decida que la retención no la pueden hacer los bancos, con lo cual sí se deberían aplicar otras reformas.

De ocurrir, le preocupa que el Estado deba retomar incrementos en el impuesto para lograr el equilibrio fiscal.

Considera que otros sistemas consistirían en apuntar a los pagos voluntarios o con una fiscalización masiva, usando la tecnología para notificar las deudas de cada contribuyente.

Mitre recordó que acumular deuda causará molestias y este tipo de figuras busca evitar que la morosidad avance.

Anunció que como parte de las conversaciones entre el MEF y la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), además de las prórrogas, se está solicitando que la rendición del impuesto sobre los bienes inmuebles solo opere cuando el deudor es el titular de la finca.

Si los acuerdos avanzan conforme a lo previsto, a finales del mes de abril de 2019 podrían comenzar las primeras retenciones.

El MEF estima que solo el primer año, por cumplimiento del pago de los tributos, pueda mejorar en 50% la recaudación.

En la actualidad, del 100% de las propiedades registradas por la Dirección General de Ingresos (DGI), solo paga el 20% de la población.

Nuevo decreto y resolución
Carlos Berguido, presidente ejecutivo de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), dijo a Capital Financiero que están conscientes que los decretos buscan facilitar el pago de los impuestos que siempre han existido, “porque no se trata de un tributo nuevo”.

Ocurre, explicó, que la norma causa ansiedad a la población y reacciones contrarias porque se están tocando fondos vinculados a los inmuebles que constituyen lo más sagrado para la población.

El representante de la ABP considera prudente discutir de manera amplia estos temas y aclarar las distintas dudas.

“Lo último que queremos como instituciones bancarias es recibir quejas de los ciudadanos por deudas cobradas de parte del Estado, si bien entendemos que este sistema ayuda a reducir la morosidad”, afirmó Berguido.

Resaltó, a propósito del fallo judicial, que nunca fue la intención de la banca ejecutar impuestos atrasados y el espíritu es hacer la retención solo de los generados a partir de 2019.

“Nosotros como ABP seguimos trabajando con el MEF. Hay un borrador de un nuevo decreto y resolución, además del acuerdo de posponer la ejecución”, apuntó Berguido.

Extender la moratoria
En tanto, Elisa Suárez, directora ejecutiva del Consejo Nacional de Promotores de Viviendas (Convivienda), exhortó a extender el beneficio de la moratoria hasta tres meses más.

La Dirección General de Ingresos (DGI) del MEF acordó ampliar el pago de la deuda por impuesto de inmuebles (sin intereses ni recargos), hasta el 4 de enero de 2019, si bien la fecha inicial vencía el 31 de diciembre de 2017.

Argumentó que muchas personas, cuando acuden a la sede de la DGI o de la Autoridad Nacional de Administración de Tierras (Anati) para buscar información de su propiedad, se percatan que deben otros impuestos.

Ocurre, subrayó, que muchas personas, en su momento, confundieron la exoneración de la vivienda (casa o apartamento) con el terreno y resulta que tienen morosidad por tierra.

Con respecto a la Ley 66, es de la opinión que el cobro por el mecanismo de la retención bancaria es inconstitucional.

“Desde el principio, en las discusiones, lo dijimos y no se nos hizo caso”, recordó la representante gremial, quien se inclina por otro sistema como generar recibos para que los contribuyentes estén al tanto de su deuda.

Reflexionó que el de inmuebles es uno de los impuestos más desconocidos porque a diferencia de la luz, el agua o el teléfono, la factura no llega a casa.

Como mérito de la Ley 66, la directora ejecutiva de Convivienda reconoció que la rebaja del impuesto es sustancial “y se le hace justicia a los ciudadanos, quienes deben responder con el pago a tiempo para evitar morosidad”.

Violeta Villar Liste
violeta.villar@capital.com.pa
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias