Bancos tratan de mantener equilibrio entre los préstamos y los depósitos

Bancos tratan de mantener equilibrio  entre los préstamos y los depósitos

En la situación económica actual, global y local, lo más conveniente sería que los depósitos crecieran más rápido que la cartera crediticia

Area-bancaria

La banca panameña sigue trabajando para no perder el equilibrio que debe existir entre la cartera crediticia y los depósitos, con el fin de mantener sus altos niveles de eficiencia.

Lo que de acuerdo con las cifras de la Superintendencia de Bancos de Panamá (SBP) no ha sido una tarea fácil, ya que al mes de marzo del año en curso la cartera crediticia del Centro Bancario Internacional (CBI)  logró crecer más que los depósitos al registrá un alza de 8%, mientras que los ahorros se incrementaron 5,2%.

Lo que significa que el sobreendeudamiento de las personas naturales continúa siendo el gran desafío de la banca para el 2016, tal como lo habían advertido  varios financistas desde el año pasado, quienes  habían pronosticado que  éste sería el talón de Aquiles del sector bancario.

Esto debido a varios factores entre ellos: El impacto de las nuevas tendencias de riesgo de lavado de activos, el impacto de las presiones de la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económicos  (Ocde) y el  eventual incremento de las  tasas de interés por parte de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en inglés).

Sin embargo, para el banquero Rolando de León de Alba, gerente general del Banco Nacional de Panamá (BNP) y Tesorero de la Asociación Bancaria de Panamá (ABP), el hecho que la cartera crediticia crezca más que los depósitos es positivo.

Y es que según León de Alba, si bien   entre la cartera crediticia y los depósitos debe existir un equilibrio considerando los niveles de riesgos de la actividad;  es positivo que la cartera crediticia crezca más que los depósitos, ya que evidencia que la banca hace un buen uso de la liquidez  para colocar estos fondos en forma de préstamos.

El dirigente destacó que también hay que considerar otros factores como la estructura de los activos y pasivos, además  que el crecimiento de la cartera  depende del volumen de los depósitos y los plazos,  lo que le permite a la entidad bancaria establecer la capacidad de crecimiento de la cartera de préstamos.

Cifras de la SBP reflejan que a marzo de este año los depósitos del CBI alcanzaron un monto de $84.217 millones, lo que significa que los cuentahabientes ahorraron  $4.166 millones más que  en igual periodo del año pasado, mientras que  los créditos aprobados sumaron  $72.556 millones, $5.357 millones más con respecto al mismo  periodo del año anterior.

Para León de Alba el buen desempeño de la cartera de depósitos se debe al aumento de los ingresos de la población, como resultado del crecimiento económico que experimenta el país.

Por lo que los bancos que operan en la plaza deben definir el apetito al riesgo que le lleve al logro de los objetivos que se han fijado a corto, mediano y largo plazo, tomando en cuenta las nuevas regulaciones.

Lo que implica contar con la estructura, personal y recursos tecnológicos adecuados para lograr estos fines, que se pueden alcanzar si concebimos la gestión de riesgo como el proceso de identificación, medición, monitoreo, control, mitigación e información de los riesgos, por lo que una administración eficiente de riesgos deberá ajustarse a la estructura y modelo del negocio del banco, puntualizó el titular.

Por su parte, Otto O. Wolfschoon, Jr., vicepresidente ejecutivo  de Global Bank, señaló que tomando en cuenta la situación actual, local y global, lo más conveniente sería que  los depósitos aumentaran más rápido que la cartera crediticia, ya que implicaría una mayor liquidez y   mayor capacidad para absorber situaciones de inestabilidades externas.

Mientras que para Julio Aguirre, presidente de Csmp Panamá, es importante tomar en cuenta que hay indicadores que deben considerarse para el balance de la cartera crediticia versus la de depósitos, por lo que lo que cada banco debe hacer su propio análisis con el fin de  lograr  una mejor gestión de riesgo.

Igualmente, indicó  que el desempeño de ambas carteras se puede deber a que las actividades comerciales pueden estar respondiendo a periodos electorales de países como Perú, República Dominicana y hechos políticos de relevancia como es el caso de Argentina y Bolivia y agregó que los casos recientes registrados en el país también llevan a un  nivel de especulación.

Por otro lado, el economista Víctor Cruz argumentó que los  depósitos bancarios pueden ser considerados como una  medida de seguridad ante el riesgo que se asume cuando se solicita un crédito para apoyar las inversiones.

 Por lo tanto, ante un crecimiento económico cuya proyección día a día se estima hacia la baja y  las personas que sienten que la economía está estancada prefieren mantener sus recursos en depósitos bancarios.

Karelia Asprilla
karelia.asprilla@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia