¿Beneficiará la relajación cuantitativa a los mercados europeos?

¿Beneficiará la relajación cuantitativa a los mercados europeos?

Los precios de las acciones de la euro zona han subido a 18,7 veces sus ganancias

mario-draghi

¿Qué tanta bonanza representará la relajación cuantitativa del Banco Central Europeo (BCE) para los inversionistas bursátiles europeos?

El precedente estadounidense y japonés sugiere que será grande, pero hay razones para ser cautos.

La junta ejecutiva del BCE propuso un programa de 50.000 millones de euros ($58.000 millones) en compras mensuales de bonos por mínimo un año, un total de 600.000 millones de euros, según fuentes al tanto. Las proyecciones entre los analistas se habían centrado en una cifra de cerca de 500 millones de euros o más.

¿Qué podemos esperar de los mercados europeos a largo plazo? Las políticas de relajación cuantitativa (QE, por sus siglas en inglés) de la Reserva Federal (FED, por sus siglas en ingles) y el Banco de Japón fueron espectacularmente exitosas a la hora de activar sus mercados bursátiles. Los inversionistas esperan lo mismo para la eurozona.

Desde marzo de 2009, cuando las ventas de bonos del tesoro recibieron un impulso por el programa de compra de activos de la FED, el S&P 500 ha subido una vez y media.

En Japón, las expectativas de medidas fiscales y monetarias masivas, conocidas como Abeconomía, comenzaron a impulsar las acciones en los últimos meses de 2012 y desde entonces se han más que doblado.

¿Entonces, por qué no podría suceder lo mismo en la euro zona?

Quizás porque las acciones europeas ya han avanzado en 50% desde la peor parte de la crisis de la eurozona a mediados de 2012, cuando el presidente del BCE, Mario Draghi prometió hacer lo que fuera necesario para asegurar que la existencia de la divisa común. Es importante tener en cuenta que en Japón los valores apenas han subido 40% desde que el Banco de Japón presentó su política de QE como parte de la Abeconomía en abril de 2013.

Por otra parte, ese avance en las acciones europeas ha sido el resultado de una expansión múltiple en vez de ser impulsado por las ganancias. De hecho, las valuaciones han subido a medida que las ganancias han bajado. Las ganancias agregadas y dividendos han caído en 7% y 5%, respectivamente desde 2012, indicó el estratega de Société Genérale Andrew Lapthorne.

Como resultado de ello, los precios de las acciones de la euro zona han subido a 18,7 veces sus ganancias, dice Lapthorne. Aunque aún se ven baratas en comparación a Estados Unidos (EE.UU.), donde las acciones se cotizan a 26 veces las ganancias ajustadas por ciclo, frente a un promedio histórico de cerca de 16 veces.

Cualquier inversionista en busca de ganancias sustanciales asumiría valuaciones aún más estiradas a partir de ahora o, lo que es más probable, una recuperación en las ganancias. Eso es posible. Las ganancias de varios sectores están muy por debajo de sus promedios de 10 años, especialmente en el financiero, servicios y telecomunicaciones. La QE ha sido particularmente buena para las firmas financieras de EE.UU.

Pero hay muchas dudas sobre cuánto podrá hacer QE por la economía subyacente de la euro zona, especialmente a la luz de la desaceleración del crecimiento en todo el mundo. China, por ejemplo, está perdiendo impulso rápidamente. Si QE no logra avances en los fundamentos, el estiramiento de las valuaciones implicaría un golpe más fuerte a futuro. Además, hay que considerar una posible filtración de la política, es decir que inversionistas de la euro zona usen lo obtenido con QE para comprar valores en mercados con mejores perspectivas de crecimiento, como EE.UU. y el Reino Unido.

Quizás esa es la razón por la cual los valores de la euro zona subieron con los últimos rumores, sólo para ceder las ganancias con la misma rapidez. 

Alen Mattich
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia