BID propone un acuerdo comercial en bloque para América Latina y el Caribe

BID propone un acuerdo comercial en bloque para América Latina y el Caribe
Las recomendaciones del BID apuntan a una zona de libre comercio estándar, basada en una arquitectura intergubernamental y centrada en los bienes y servicios como un primer paso.| Pixabay

Si la región de América Latina y el Caribe (ALC) combinara los 33 acuerdos comerciales independientes en un solo bloque de libre cambio regional, se podrían agregar 11 mil millones de dólares a los flujos anuales, asegura el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en un reciente informe en el que plantea el tema.

De lograrse un acuerdo comercial de este tipo, se “atenuarían” los efectos negativos de las actuales tensiones comerciales, sostiene el BID en el estudio titulado Conectando los puntos: Una hoja de ruta para una mejor integración de América Latina y el Caribe.

Según Antoni Estevadeordal, gerente del Sector de Integración y Comercio del BID, “la convergencia es la forma de fortalecer la relevancia económica de los acuerdos comerciales preferenciales de nuestra región”.

“Aislados y sin una masa crítica, estos tratados están condenados a la irrelevancia o, incluso, a una muerte lenta, a la luz de los mega acuerdos ya vigentes en Europa, Asia y América del Norte”,

Antoni Estevadeordal,
gerente del Sector de Integración y Comercio del BID

EFE | Infografía


Lo que dice el estudio

La región de ALC está compuesta por 26 países: Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

En el estudio del BID se recuerda que estos países están agrupados en cinco subregiones o países de acuerdo con acuerdos comerciales preferenciales: Mercosur (Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay); Centroamérica (Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá); países andinos (Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela); Chile; y México.

Para concretar cualquier esfuerzo de integración significativo −agrega el estudio− son actores clave: Argentina, México y Brasil.

“Si los gobiernos de ALC quieren aferrarse a sus objetivos de integración regional, la respuesta es la convergencia”,

Estudio Conectando los puntos: Una hoja de ruta
para una mejor integración de América Latina y el Caribe

“A diferencia de lo que ocurrió con las iniciativas anteriores, la región ahora tiene un contexto político favorable y un punto de partida ventajoso: casi el 90% del comercio intrarregional ya se encuentra libre de aranceles”, se lee en el documento.

Ahora bien, la “pregunta candente”, admite el BID, es: ¿cuál será la mejor manera de crear un TLC panregional?. Y en el mismo estudio responde: “Aquí es donde más entra en juego la capacidad de aprender de los errores del pasado”.

Impacto proyectado

Según el BID, las estimaciones del impacto inmediato de un tratado de libre comercio (TLC) en ALC sugieren que los beneficios alcanzarían el 9% en el comercio intrarregional de bienes intermedios utilizados en las exportaciones de la región.

Además, de concretarse un TLC-ALC se espera que el comercio intrarregional en conjunto aumente un 3.5% promedio, es decir, unos $11,300 millones adicionales, sobre la base de los flujos de 2017.

Lo anterior tendría una “varianza significativa” entre las subregiones y sectores, que va desde el 1% en el caso de la minería de los países andinos hasta un 8% en las manufacturas mexicanas y un 21% en la agricultura de Centroamérica, sostiene el BID.

“Las recomendaciones apuntan a una zona de libre comercio estándar, basada en una arquitectura intergubernamental y centrada en los bienes y servicios como un primer paso”,

Estudio Conectando los puntos: Una hoja de ruta
para una mejor integración de América Latina y el Caribe

Finalmente, el informe da un mensaje claro: “probablemente los beneficios de la convergencia no serán una panacea, ni siquiera un fuerte impulso al comercio de ALC, pero son frutos maduros, al alcance la mano, que la región no puede darse el lujo de ignorar”.


 

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias