Bienestar y nutrición: un desafío que debe mover al mundo

Bienestar y nutrición: un desafío que debe mover al mundo
Un trabajador satisfecho con el lugar donde labora y que se siente valorado, será más productivo y feliz en su trabajo| Pixabay

La Organización Mundial de la Salud (OMS), define la salud como el estado de pleno bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de enfermedad.

Un desarrollo humano pleno tiene como fin promover el bienestar físico y mental de las personas. La nutrición se constituye en un factor determinante de ese bienestar integral.

A partir de los impactos positivos que genera la promoción de estados nutricionales adecuados en la población en los diferentes grupos etarios permiten enfrentar los grandes retos de la vida cotidiana, laboral, familiar y comunitaria, generando una mayor resiliencia.

Otro de los retos del desarrollo sostenible y el cual está vinculado al cumplimiento del Objetivo de Desarrollo Sostenible 2: “Hambre 0”, involucra aspectos como la mejora de la nutrición y el logro de la seguridad alimentaria.

Este objetivo está vinculado en primer lugar a respetar y proteger la dignidad humana como base fundamental para la promoción de los derechos humanos.

A continuación algunos puntos que se explican de los ODS 2

En cada uno de las etapas del ciclo de vida del ser humano y de su entorno se demanda diferentes requerimientos para promover una vida saludable y de bienestar.

Una buena nutrición conlleva promover desde la primera infancia la lactancia materna como una vía de alimentación segura, económica y en donde se establece una relación afectiva madre-hijo que será parte del desarrollo integral cognitivo, afectivo y social de los niños y niñas.

En el ODS 3 que habla de salud y bienestar se destacan los propósitos que llevan hacia esta meta.

En Panamá, el porcentaje de cobertura de infantes menores de 6 meses que lactan de forma exclusiva alcanza un 21.5 % de acuerdo a la MICS*.

La lactancia materna se convierte en el mejor aliado, incluso los médicos recomiendan que se dé una alimentación exclusiva por los primeros meses de vida y hasta los dos años combinada con otros alimentos que también nutran al infante.

La promoción de la lactancia materna trae muchos beneficios tanto para la madre como para sus hijos, de acuerdo a la OMS algunos de ellos son:

 Reducción de la mortalidad infantil
 Promueve el desarrollo sensorial y cognitivo
 Protege al bebé de enfermedades infecciosas y crónicas
 Favorece un pronto restablecimiento en caso de enfermedad
 Contribuye a la salud y el bienestar de la madre
 Ayuda a espaciar los embarazos
 Disminuye el riesgo de cáncer ovárico y mamario

El sector privado juega un rol importante en la promoción de la lactancia materna, a través de la creación de lactarios para que las colaboradoras cuenten con un espacio que reúna las condiciones básicas para promover una vida saludable y de bienestar a toda la población.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Unicef, los beneficios que tiene para las empresas contar con cuartos de lactancia son los siguientes:

 Disminuye el ausentismo
 Mayor satisfacción de sus colaboradoras
 Mayor fidelidad de las colaboradoras
 Reducen los costos médicos
 Aumenta la productividad
 Fortalece la imagen de la empresa
 Reduce la tasa de renuncia
 Favorece la futura fuerza laboral

La primera infancia es una etapa crucial para el desarrollo neuro-cognitivo de esta población; impulsar desde las empresas campañas de sensibilización sobre la importancia de la lactancia materna en las familias y dotar en las empresas de mayores lactarios en una estrategia que no solo beneficia a la comunidad sino a generar impactos positivos en el entorno laboral de las empresas.

Sin duda, la empresa juega un rol importante en los temas de salud y bienestar de sus colaboradores y sus familias, a través de la promoción de hábitos nutricionales que contribuyan a prevenir y reducir una serie de enfermedades que en Panamá están teniendo una presencia alarmante.

Algunas de ellas como enfermedades cardiovasculares, obesidad y diabetes están mostrando indicadores que nos debe llamar a la reflexión y generar espacios de conversación que contribuyan a todos los sectores promover acciones concretas para contribuir a una mayor bienestar de la población.

Acciones dentro de la empresa como contar con cafeterías donde se expenda comida saludable sería una excelente alternativa que brinda opciones para llevar una alimentación balanceada; impulsar actividades como ferias de salud y hacer charlas periódicas sobre nutrición para crear conciencia en materia de prevención y promoción de la salud.

En Panamá son cada vez más las empresas concienciadas y que definen objetivos nutricionales y de bienestar general. Cabe destacar, que la salud física no es la única en la que puede ayudar a mejorarse dentro de una organización, también la salud mental.

Todas las personas manejan algún nivel de estrés en la actualidad en Panamá existen grandes factores estresores como los tiempos de traslado del hogar a los puestos de trabajo o viceversa, temas laborales, personales y familiares que están afectando la calidad de vida de la población panameña.

Si a esto le sumamos patrones de consumo alimentario que afectan su salud, los impactos en su bienestar se verán afectados de forma importante y por ende su productividad en sus puestos de trabajo en las empresas.

Es allí donde se requieren que las empresas cuenten con políticas de salud y seguridad ocupacional que brinden programas internos a sus colaboradores que garanticen entornos laborales seguros y mayor bienestar.

Las acciones para fomentar una vida saludable son un intangible que las empresas cada vez valoran más dentro de sus políticas internas, no sólo de Recursos Humanos, sino también de Responsabilidad Social.

Un trabajador satisfecho con el lugar donde labora y que se siente valorado, será más productivo y feliz en su trabajo.

*MICS Encuesta de Indicadores Múltiples por Conglomerados 2013.

___________________________________________________________________

Por:           Markova Concepción, directora de Desarrollo Social de Sumarse

           

Más informaciones

Comente la noticia