Bioeconomía: ¿Solución basada en valores?

Bioeconomía: ¿Solución basada en valores?

Illustrations with icons of ecology, environment, green energy and pollution. Vector.

Todos somos inquilinos de éste planeta, todos necesitamos de él para poder avanzar en nuestra vida.

Sin embargo, nuestros comportamientos y hábitos no son coherentes con esto, nos esforzamos por conseguir nuevos bienes, también lo hacemos para cuidarlos e intentar mantenerlos, el interrogante es. ¿Hacemos lo mismo con el cuidado del medio ambiente? ¿Mostramos hacia el planeta el mismo interés de cuidado y conservación que tenemos para nuestros bienes?

Estos interrogantes no son fácilmente respondidos, gran parte de la problemática tiene distintos factores que afectan y argumentan el comportamiento de los seres humanos.

En los últimos años se han implementado en muchos sistemas educativos materias dentro de los programas de formación dirigidas a impartir dentro de los estudiantes (sobre todo de educación a nivel de escuela y colegio), información adicional a la que se daba, normalmente las clases relacionadas con el medio ambiente trataban sobre la biología y en cómo entender las clasificaciones que existen dentro de nuestros ecosistemas, el complemento se da en impartir ahora conocimientos sobre los daños y afectaciones que se dan en el planeta por efectos de malas prácticas en nuestra cotidianidad.

La educación familiar no siempre ha mostrado el mismo interés, los niños y jóvenes reciben la información dentro de su entorno académico, pero si no es complementado con las directrices y ejemplos recibidos en los núcleos familiares a través del tiempo se va perdiendo el terreno ganado en las aulas de clases, muchos de los hombres y mujeres del hoy hicieron parte de éste proceso, pero los resultados aún son marcados al no mostrar mejoras significativas.

Los comportamientos que se tienen constantemente en nuestra sociedad parecieran ser realizados de forma
consiente para afectar a nuestro entorno ambiental.

Es frecuente encontrar residuos mal depositados y tirados en la calle, basura que sale expedida hacia la calle desde los autos, desbordado uso de recursos hídricos contaminando y gastando de forma excesiva las fuentes de agua y muchos otros ejemplos que muestran el escaso compromiso de nuestras acciones cotidianas con el medio ambiente.

A pesar de esto no se puede dejar de seguir insistiendo en aumentar la conciencia y conocimientos, la semilla que se siembra en los niños y jóvenes de hoy debe ser la cosecha de beneficios que se recogen a futuro y que beneficiarán a las siguientes generaciones, esa visión de sostenimiento y mejoramiento ambiental será la ruta para la conservación de la vida humana en las condiciones que conocemos en el planeta de hoy.

El entorno de nuestra cultura también afecta el comportamiento y ejemplo, conocemos que en muchos otros lugares del planeta han identificado y cambiado algunos hábitos tanto personales como empresariales para empezar a dar un mejor rumbo, seguramente los resultados a nivel ambiental están mucho más adelantados del que tenemos, gran parte de que ellos hayan iniciado antes que nosotros por el camino de conservación ambiental está dado en los impactos que tienen en su vida con incluso afectación económica.

La bioeconomía como ciencia que busca identificar los impactos de las diversas variables de tipo ambiental sobre el funcionamiento financiero, ha tomado gran incidencia para buscar nuevas estrategias y visiones de administración de forma que involucre nuestro entorno ambiental.

La bioeconomía se muestra como una economía de tercer camino que va contraria a los lineamientos del capitalismo.

La bioeconomía se basa en factores no económicos para su funcionamiento y por el contrario se apalanca en factores interdisciplinarios de tipo humano como, por ejemplo, la solidaridad, responsabilidad, compromiso, etc.

El capitalismo encaminado en crear riqueza, ha incidido en que el dinamismo de la economía se alinee con lo expuesto inicialmente, donde el ser humano en su afán de robustecer su poder adquisitivo o riqueza genera afectación en los recursos de la tierra, disminución de recursos fósiles, agua, capa de ozono entre otros; que combinados con la desigualdad en la distribución de los recursos hace que se tengan mayores necesidades que a la larga terminan alimentando el desarrollo de la economía capitalista, unos aumentando su riqueza y otros esforzándose por intentar subsistir.

Los modelos financieros también requieren una revisión, hay que buscar atacar la pobreza; la mejora en la calidad de vida de las personas incide en que sus comportamientos y necesidades tengan un punto de vista distinto.

Como es dicho coloquialmente, la necesidad tiene cara de perro, esto argumentando que al momento de tener mayores necesidades de vida de los seres humanos sus acciones y soluciones pueden ser a cualquier nivel, lo importante es cubrir el hueco que se tiene sin medir el costo de cada uno.

Las empresas desarrollan estudios de mercadeo puntualizan e identifican gustos de consumo, luego se estructura todo para llegar a cada persona y lograr entrar, pero ahora imaginemos qué pasa si, además de intentar vender se agregan factores de cuidado ambiental, produ
cciones autogestoras y auto abastecedoras.

Las empresas tendrán que afectar seguramente el diseño de sus productos buscando impactar en menor medida el medio ambiente dejando alguno en desventaja frente a otro; en nuestra actualidad el cliente no toma su decisión basada en los beneficios ecológicos. Por lo tanto, para tener cabida en competitividad del mercado se necesita un cambio radical del pensamiento del ser humano que se refleje en sus gustos, comportamientos de compra y consumo de productos que sean amigables con el medio ambiente. Pasar de tener un consumo excesivo que redunda en muchas oportunidades de adquirir productos que no son necesarios,pero igual se compran a adquirir lo necesitado realmente, de darle en muchas oportunidades mayor peso a comprar productos por la cantidad ofrecida a seleccionar los productos por la calidad obtenida, de tomar decisiones por la necesidad de precios a ponderar en mayor medida los valores que involucra nuestra decisión.

Muchas empresas pueden tener todo el mejor ánimo y recurso para emprender camino en estos procesos, pero si no encuentran aliados que asuman el reto serán como oasis en el desierto, la bioeconomía integra interdisciplinariamente los procesos, incluye a los fabricantes, consumidores y nuevamente los encargados de acopio y re-uso de los desechos para poder tener nuevamente materia prima, si alguno no está alineado el circulo no cierra y el objetivo no se cumple.

La bioeconomía es una solución muy robusta al problema alimentario futuro, además es una sensibilización a nuestros actos dañinos hacia el plantea, la dificultad está en lograr que todos coloquemos nuestro granito de arena y nos subamos en el bus como actores y no como espectadores.

Leonardo Forero V. 
Estudiante Maestría en Gerencia Estratégica

Más informaciones

Comente la noticia