Bonos panameños siguen despertando el apetito de los inversores, pese al COVID-19

Bonos panameños siguen despertando el apetito de  los inversores, pese al COVID-19

Panamá no sólo se convirtió en el primer país latinoamericano en salir exitosamente a los mercados internacionales en medio de la fuerte inestabilidad económica generada por la pandemia de coronavirus (COVID-19) al emitir bonos soberanos por $2,500 millones, sino que demostró la confianza de los inversores en el país al recibir órdenes de compra por un monto superior a los $7,500 millones.

La emisión desarrollada por Credit Suisse Bank, HSBC y J.P. Morgan respondió, según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a que la crisis de salud causada por el COVID-19 ha generado una brusca disminución de la actividad económica a nivel global, lo que ha traído como consecuencia que los ingresos del Estado en materia de tributos hayan sido afectados.

Explicó que gran parte de esos tributos se utilizarían para financiar el Presupuesto General del Estado para el presente año 2020, razón por la cual el Gobierno requirió poner en marcha una reestructuración dinámica del presupuesto para liberar partidas y asignarlas a las prioridades de la Emergencia Nacional que vive el país.

Reestructuración que incluyó la emisión de bonos soberanos por un monto de $2,500 millones, con vencimiento a 2056 y una tasa de interés de 4.5%, siendo esta la primera emisión exitosa de un país latinoamericano desde el inicio de la crisis del COVID-19.

Un hecho relevante de dicha transacción fue que el país recibió órdenes de compra que sobrepasaron los $7,500 millones, es decir, tres (3) veces el monto emitido, demostrando la confianza de los mercados en la República de Panamá.

Para el ministro de Economía y Finanzas, Héctor Alexander, “el éxito de esta colocación ratifica la confianza en el gobierno de Panamá por el manejo de sus finanzas públicas.

Con estos fondos aseguraremos recursos adicionales para atacar esta crisis de salud y otras necesidades de la población”.

“Estamos conscientes que debemos mantener una disciplina fiscal y asegurarnos que los fondos se administren de forma ágil, pero siempre prudente y progresivamente entendiendo los retos que enfrentamos”, agregó Alexander.

Para LatAm Investors, revista de inversión centrada en América Latina del Reino Unido, el hecho que Panamá solo tenga que pagar tasas de 4.5% en bonos emitidos a un término de 36 años, “muestra que los inversores internacionales todavía están dispuestos a comprar la historia de Panamá”.

La revista destacó que, de hecho, “al impulsar el mercado de bonos soberanos, después de un paréntesis de dos meses, Panamá ha ayudado a allanar el camino para otros gobiernos latinoamericanos que también necesitarán aprovechar los mercados para financiar sus respuestas de COVID-19”.

Mientras, la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá (Cciap) recibió con satisfacción la respuesta del mercado internacional ante la emisión de bonos soberanos por la suma de $2,500 millones, a más de 30 años con un interés de 4.5%.

“Esta es una extraordinaria noticia, esto demuestra que los inversionistas a nivel internacional creen en Panamá y en lo que los panameños podemos hacer por el futuro de nuestro país,” señaló Jorge Juan de la Guardia, presidente de la Cciap.

Finalmente, Domingo Latorraca, socio de Consultoría de la firma de asesoría financiera Deloitte, considera que esta transacción se registra en momentos en que todos los gobiernos alrededor del mundo están trabajando en enfocar sus esfuerzos en combatir el COVID-19, asegurando la salud de la mayoría de su población, procurando mantener la estabilidad macroeconómica durante lo peor de este periodo, y preparando el camino para la recuperación.

Latorraca manifestó que “los resultados de esta transacción son favorables para el país, y nos brinda parte de los recursos necesarios para enfrentar este reto global” que conlleva el COVID-19.

Esta ha sido la tercera ocasión en que Panamá acude a los mercados internacionales desde que el presidente Laurentino Cortizo asumió las riendas del Ejecutivo. La primera fue a solo un mes de su investidura mediante la emisión de $2,000 millones para afrontar el pago con los proveedores locales y reactivar la economía del país.

Mientras que en noviembre de 2019, se dio la reapertura de los Bonos Globales con vencimiento en los años 2030 y 2053, como parte del plan de financiamiento para la vigencia fiscal 2020, que contempla la amortización del Bono Global 2020, con vencimiento en enero próximo.

El monto adjudicado ascendió a $1,300 millones, colocándose $300 millones en el Bono 2030; y $1,000 millones en el Bono 2053. A la fecha el monto de las emisiones emitidas por la actual Administración suma $5,800 millones.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias
PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com