Brasil planea congelar el presupuesto durante 20 años

Brasil planea congelar el presupuesto durante  20 años

14628458 web

Una ambiciosa enmienda constitucional para congelar el gasto del presupuesto reduciría la incertidumbre provocada por las finanzas públicas que es la causa principal de la profunda recesión de Brasil, según el nuevo ministro de Finanzas del país.

Con esta rigurosa política fiscal…todos podrán proyectar los números, dijo Henrique Meirelles en una entrevista con el Financial Times.

El plan para eliminar aumentos reales en el gasto presupuestario durante  20 años es el elemento principal de una serie de reformas desde la política fiscal hasta las regulaciones en materia de pensiones y la operación de Petrobras, la compañía petrolera estatal afectada por el escándalo cuyo paso por el Congreso está apresurando el gobierno del presidente interino Michel Temer.

Después de llegar al poder como consecuencia del proceso de juicio político en contra de la presidenta, Dilma Rousseff, por presunta manipulación del presupuesto, el señor Temer le apuesta su liderazgo a la estabilización de la economía y la reducción de un alarmante aumento de la deuda pública.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Brasil se contrajo en un 3,8% el año pasado y se espera que se reduzca en esa misma cantidad este año.

Muchos culpan al gobierno de la señora Rousseff, el cual mediante la concesión de exenciones fiscales ad hoc y la intervención en la economía aumentó considerablemente la deuda pública bruta hasta el 67,5% del PIB desde un poco más del 52% en que se encontraba a mediados del año 2014.

La incertidumbre sobre las finanzas públicas de Brasil ha dejado al país con un diferencial de permuta de incumplimiento crediticio una medida de la probabilidad de impago de 345 puntos básicos.

Esta cifra ya es menor al nivel máximo cercano a los 500 puntos básicos de comienzos de este año durante la crisis política que condujo al juicio político de la señora Rousseff, pero aún es mayor que las de otros mercados emergentes con calificaciones crediticias similares, como Rusia con 258 puntos básicos. El señor Meirelles dijo que este indicador podría disminuir rápidamente si se recupera la confianza.

Si se reduce a la mitad de lo que es hoy, tendría un efecto sobre las tasas de interés, dijo el señor Meirelles.

El señor Meirelles dijo que esperaba que el plan presupuestario sería aprobado por el Congreso antes de fin de año, afirmando que encontró poca resistencia cuando se lo presentó a los líderes que representan a 340 congresistas de los 513 que integran la cámara baja.

Veterano de la última crisis de Brasil en 2003, cuando era gobernador del banco central durante el entonces naciente gobierno del ex presidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, el señor Meirelles dijo que esta crisis era diferente.

Aquella emergencia previa fue una crisis de balanza de pagos, no un problema presupuestario. Actualmente, con una reserva de divisas de $370.000 millones, las cuentas externas de Brasil son más sólidas. El problema, en cambio, se trata de déficits fiscales insostenibles, dijo.

Insistió en que el objetivo de su gobierno era lidiar con los hechos y realizar una evaluación precisa de la situación. Los brasileños se acostumbraron a escuchar cifras optimistas en los últimos años, dijo.

El nuevo gobierno investigó las cuentas públicas cuando asumió el poder a mediados de mayo y descubrió que un gran número de deudas estatales incluyendo deudas con los organismos multilaterales y proveedores de servicios estaban vencidas.

Anunció un objetivo de déficit presupuestario del 2,75% antes del pago de intereses mucho más profundo que lo que el gobierno de la señora Rousseff tenía para este año.

La otra diferencia entre el trabajo del señor Meirelles ahora con respecto a 2003 es que como ministro de Finanzas tiene que lidiar con la política. El jefe del banco central de Brasil es en gran medida autónomo.

Pero dijo que el señor Temer, quien ha fungido como líder de la cámara baja tres veces, era experto en ocuparse de la mayor parte de la política relacionada con el gobierno.

Joe Leahy
Financial Times

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL