Brexit o Bremain

Brexit o Bremain

eu-uk-flags

Menos de una semana. Ese es el plazo que nos queda para saber si los ciudadanos británicos finalmente deciden salir de la Unión Europea (UE), 43 años después de ingresar en su antecesora,  Comunidad Económica Europea.

La discusión sobre si seguir siendo uno de los 28 miembros, unidos tras la segunda Gran Guerra bajo la idea que una unión política y económica evitaría una posible nueva contienda, cobra más intensidad que nunca.

Mientras tanto, desde los bancos centrales se avisa de los posibles riesgos para la economía mundial de una posible salida, al tiempo que afirman estar preparados para responder contundentemente y de forma coordinada ante dicho escenario.

En su comparecencia del pasado miércoles, Janet Yellen incluyó la posibilidad del Brexit como uno de los motivos para dejar intacto el precio del dinero en Estados  Unidos (EE.UU.) Y es que, tal y como se esperaba, la Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés) mantuvo los tipos de interés sin cambios alegando, además factores externos como el Brexit, la ralentización del mercado laboral, la debilidad de la inversión y la evolución de los precios.

Esta semana se celebró en Medellín, Colombia, el Foro Económico Mundial sobre América Latina, en el que se trató, entre otros temas, el crecimiento inclusivo como medida para reactivar la región.

Pocos días antes, el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (Pnud) publicaba su Informe Regional sobre Desarrollo Humano en el Parlamento Latinoamericano (Parlatino) de Panamá. El reporte resaltaba que entre 2003 y 2013, alrededor de 72 millones de personas salieron de la pobreza al ascender su ingreso diario de $4 a $10.

Sin embargo, la entidad advertía  que la exclusión social y la recesión económica que experimenta en estos momentos América Latina, amenazan con devolver a más de un tercio de esas personas a la pobreza.

Otro organismo dependiente de las Naciones Unidas, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), publicó esta semana su estudio sobre la Inversión Extranjera Directa (IED) en Centroamérica, destacando de nuevo a Panamá como receptor líder de IED en la región.

La desaparecida volatilidad ha regresado a los mercados de la mano del avance del Brexit en las  encuestas, haciendo que las bolsas vuelven a registrar retrocesos semanales. Dicha volatilidad también se ha visto reflejada en el precio del crudo con el futuro del WTI a julio en torno a los $47,5 el barril.

El oro, haciendo valer su papel de valor refugio, ha llegado a tocar máximos no vistos desde agosto de 2014, mientras que la rentabilidad del bono alemán a 10 años ha alcanzado cuotas negativas por  primera vez en su historia. El dólar, por su parte, se mantiene estable con su cambio frente al euro alrededor de $1,13.

Esta  semana todas las miradas estarán puestas en el Reino Unido. El referéndum se celebra el jueves, pero los resultados no se conocerán previsiblemente hasta las primeras horas del viernes. En caso de una victoria de los partidarios de abandonar la UE, las negociaciones podrían llevar años.

Francisco Pinillos 
Research & Analysis Specialist
MMG Bank Corporation

Más informaciones

Comente la noticia