Buena oportunidad para comprar acciones alemanas

El estímulo monetario está funcionando

Joseph Chirico

Las bolsas europeas han sufrido bastante en las últimas semanas. El Euro Stoxx50 cayó un 10% desde medianos de abril. El DAX de Alemania, incluso perdió un 12% en este periodo.

La corrección se debe principalmente a un rebote temporal del euro y a una subida de los rendimientos de los bonos, principalmente del Bund alemán. La volatilidad de la renta fija ha asustado a muchos inversionistas.

Recuperación en camino

No pensamos que la caída de los bonos alemanes dure mucho más, sobre todo por el apoyo del Banco Central Europeo que sigue comprando bonos a gran escala. Pero es evidente que la falta de liquidez, la valoración extrema y posiciones especulativas han aumentado la volatilidad.

Cualquier cambio en el sentimiento puede causar ganancias o pérdidas significativas. Y de hecho, la corrección del Bund alemán fue impulsada por la esperanza de un acuerdo temporal sobre Grecia y buenas noticias económicas.

Recientemente tuvimos buenos datos del mercado laboral europeo, una subida de la producción industrial en Alemania y datos de inflación alentadores. Son evidencias claras que el estímulo monetario en realidad está funcionando y que la recuperación europea está en camino.

Europa necesita un euro débil

En la Bolsa se dice  que las buenas noticias son malas noticias. Se refiere al hecho que buenas noticias económicas significan que hay menos necesidad de una política monetaria ultra expansiva. En el caso de Estados Unidos (EE.UU.) eso significa una alta probabilidad de una subida de tasas de interés pronto.

En el caso de Europa se cuestiona el tamaño y la duración de su programa de compra de bonos. Pero pese a las noticias económicas alentadoras, no creemos que el Banco Central Europeo frene su estímulo monetario.

Todavía hay muchos desafíos estructurales no resueltos, entre ellos la situación de Grecia, que sigue siendo el riesgo principal. Es posible que se pueda evitar una quiebra de Grecia por ahora, pero cualquier acuerdo va a ser temporal y no sostenible. El sentimiento sigue siendo frágil y los retos pendientes implican que Europa necesita más estímulo monetario, y sobre todo un euro débil, para no poner en peligro la recuperación.

Alemania,  mercado favorito

Pensamos que la renta variable en general es atractiva después de la reciente corrección. Pero vemos un potencial de riesgo/rendimiento más atractivo en Alemania.

Alemania es un país con una economía sólida con relativamente poco endeudamiento y ligado a la exportación. Al mismo tiempo somos más cautelosos sobre los países de la periferia, que son más vulnerables a una escalada de la situación griega. 

Pascal Rohner, CFA
Director Inversión Panamá
Private Investment Management

Más informaciones

Comente la noticia