Buscan crear Zona Económica Especial Agroindustrial en Azuero

Buscan crear Zona Económica Especial Agroindustrial en Azuero
Azuero es una zona altamente productiva donde se cultivan sandía, tomate, melón, zapallo, arroz, maíz, café, ñame y yuca| Archivo

Atraer inversión extranjera para convertir a Panamá en un hub agrícola e industrial, generando miles de empleos bien remunerados, esos son los objetivos que persigue una iniciativa que adelanta el diputado oficialista Julio Mendoza que busca convertir a las provincias de Herrera y Los Santos en la Zona Económica Especial de Azuero, la cual tendrá como eje el Centro de Acopio de la Cadena de Frío, facilitando el establecimiento de empresas interesadas en procesar productos con fines de exportación.

De acuerdo con el diputado Mendoza, si bien las estadísticas de empleo en Azuero señalan que las provincias de Herrera y Los Santos son las que exhiben las menores tasa de desocupación del país, esto no se refleja en el desarrollo económico de esta región, que aporta el 2% del Producto Interno Bruto (PIB), debido a que la mayoría de los empleos de esa zona del país son informales y están vinculados a formas tradicionales de producción agropecuaria.

A su juicio, la única forma de romper esta situación y traer una mayor prosperidad a esta región del país es ponerla en el mapa de los inversionistas internacionales, convirtiéndola en un polo de desarrollo en el interior del país, capaz de frenar la creciente migración del campo a la ciudad, lo que se traduce en el desarrollo de asentamientos informales, desempleo e inseguridad pública.

Mendoza destacó que a pesar de esta realidad, Azuero es una zona altamente productiva donde se cultivan sandía, tomate, melón, zapallo, arroz, maíz, café, ñame y yuca, además de producir ganado de carne y leche, lo que la convierte en el lugar ideal para desarrollar un gran hub regional para el acopio, procesamiento y exportación de productos agroindustriales, capaz de atraer a empresas de Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Perú y Centroamérica, mediante el ofrecimiento de beneficios fiscales.

Destacó que para ello se puede utilizar el Centro de Acopio de construido en El Ejido de Los Santos, por la Cadena de Frío, la cual tiene unas 100 hectáreas en donde se podrían desarrollar las facilidades necesarias para acoger a las empresas interesadas, a lo que hay que sumar la necesidad de desarrollar un puerto multipropósito en Mensabé, distrito Guararé, que permitirá colocar a Azuero en las rutas marítimas que transitan por el Canal de Panamá.   

El diputado Mendoza resaltó que ya hay dos empresas interesadas en participar de esta iniciativa y han planteado su disposición a realizar inversiones por un valor de $50 millones que generarían unos 300 empleos directos, sin embargo, a largo plazo, en un lapso de 20 años, se espera que esta iniciativa sea capaz de generar unos 5,000 empleos.

Finalmente, agregó que para atraer a las empresas regionales a esta Zona Económica Especial de Azuero no solo se ofrecerán incentivos fiscales, sino también beneficios laborales, de forma que puedan traer la mano de obra calificada que requerirán para establecer sus operaciones inicialmente, puestos de empleo que paulatinamente serán ocupados por panameños gracias a un programa de formación en agronegocios que se adelanta y a la transferencia de tecnología.

Para Aida Michelle de Maduro, presidenta de la Asociación de Zonas Francas de Panamá (Azofra), cualquier iniciativa que busque atraer al país inversión productiva debe ser bien recibida ya que generará empleos bien remunerados para los panameños.

No obstante, aclaró que para tal fin no es necesario promulgar una ley que cree una Zona Económica Especial ya que la Ley de Zonas Francas permite desarrollar este tipo de facilidades a lo largo y ancho del país, estableciendo claramente los beneficios que reciben las empresas que operan en ellas.

En tanto, para el dirigente sindical, Saúl Méndez, el establecimiento de una Zona Económica Especial no beneficiará a los panameños, ya que las normas vigentes para este tipo de enclaves permiten a las empresas evadir las normas laborales del país.

Destacó que esto no es nuevo, ya que este fue el modelo de desarrollo de las bananeras en el siglo pasado y de la mina Cobre Panamá en la actualidad, convirtiendo esos enclaves en pequeñas repúblicas independientes donde no se aplican las leyes laborales, irrespetando los derecho de los trabajadores.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias