Café frío se abre espacio en Panamá

Café frío se abre espacio en Panamá

Representa cerca del 30% de las ventas en las tiendas que lo ofrecen

!Muero de calor! Expresión que de seguro ha escuchado a muchos y que usted mismo probablemente habrá pronunciado en algún momento frente a las  altas temperaturas que registra el clima de Panamá durante la estación seca, que han ido desde una mínima de 32,2 grados centígrados el día 8 de abril hasta una máxima de 35,7 padecida el 12 de abril, según la Dirección de Meteorología de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa).
Y comprar una soda, una botella de agua o un té frío ya no son las únicas alternativas para refrescarse del sofocante calor panameño. Es que algunas de las bebidas que antes se comercializaban exclusivamente calientes en el mercado local, ahora se están abriendo espacio en el mercado de bebidas frías y no son pocos los simpatizantes que han ganado.
Desde las franquicias internacionales hasta los nuevos comerciantes en Panamá han dado importancia a esta tendencia comercial, ofreciendo en sus menús café frío en diferentes estilos, como Expresocappuccino y mocaccino, entre otros.
El 30% de los clientes eligen café frío, aseguró Wilford Sumasti, propietario de la cafetería Bajareque Caffe Bar, ubicada en el sector del Casco Antiguo de la ciudad  de Panamá. El empresario manifiesta que el producto registra un mayor consumo desde finales del año pasado.
El país recibió durante el 2012 un total de 2.261.934 visitantes, revelan las cifras de la Contraloría General de la República y ese auge del turismo puede ser otra de las razones por las cuales el café frío ha llegado a colocarse como una de las bebidas más solicitadas en las tiendas ubicadas en sectores turísticos (Ver gráfica: Auge de turistas 2008-2012).
A pesar que la bebida fría es principalmente consumida por extranjeros, los nacionales ya empiezan a entrar en la onda de beber café frío, señaló Sumasti. Su local al menos vende 25 tazas de café frío diariamente.
¿Pero cómo se prepara un café frío? Sumatri explica que el proceso que su empresa aplica no es complejo: simplemente se sirve el café normal a la elección del cliente y se le agrega una porción de agua, leche en caso de que no sea café negro y una porción de hielo. En Bajareque Caffe Bar los precios de una taza de café frío oscilan entre $3,00 y $4,50.
Por su parte, el propietario de la cafetería Té Café, ubicada en la Vía Israel, Lucas Kardonski, destacó a Capital Financiero que aunque se ve un leve movimiento en las ventas de café frío a los nacionales, tiene buena demanda entre los clientes foráneos.
En nuestro local remojamos el café por 16 horas en agua fría y después los filtramos de una manera especial, dejando un extracto muy bueno, destacó el empresario.
Kardonski espera que la tendencia de consumir café frío crezca en los próximos años, ya que va con nuestro clima, lo único que falta es la educación acerca del producto.
Entre tanto, la ingeniera en alimentos Seyma Ortega considera que esta tendencia se puede estar presentando debido a que el café frío se convierte en una bebida refrescante y atractiva al paladar por la inclusión de leche y azúcares, entre otros ingredientes.
Ortega aseguró que el café no aporta un valor nutricional como tal, es una bebida baja en calorías; sin embargo, contiene un pequeño porcentaje de vitamina B3 o niacina, antioxidantes como el ácido cafeico que se encuentran de forma natural, pero que no se pueden considerar como fuente extraordinaria por su bajo contenido.
Aclaró que el café frío y el valor nutricional que pueda aportar al organismo también va a depender de su elaboración, puesto que la tendencia en los supermercados es la bebida de café mezclada con derivados lácteos enfriada, lo que lleva a un aporte mayor de calorías, azúcares, grasas, proteínas y vitaminas.
La cafeína es un estimulante del sistema nervioso que dependiendo de muchos factores puede provocar en algunas personas excitaciones en su sistema de diversos tipos, como por ejemplo la mejora del cansancio muscular o el alivio de los dolores de cabeza, entre otros, concluyó la experta en alimentos.

Manuel Robles Quintero
mrobles@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia