Caída de precio del atún impacta a los armadores

Caída de precio del atún impacta a los armadores

Buscan consenso para reducir la sobreoferta

Ship in a dry dock for replairs

La caída del precio del atún en el mercado internacional amenaza con suspender la salida de las embarcaciones pesqueras, de apoyo o de captura del registro de naves de Panamá, debido a que los armadores no están cubriendo sus costos operativos.

Una de las causas por la que el precio del atún se ha desplomado en los mercados internacionales, es la  sobreoferta del producto.

Diferentes pesquerías para un  mismo recurso, que es altamente migratorio. Son poblaciones de peces que transitan de un espacio oceánico a otro, dependiendo de su ciclo de vida.

Actualmente el precio de la tonelada de atún ronda los $500.

Muchas de las Organizaciones Regionales de Ordenación Pesquera (Orop), han adoptado acuerdos o medidas para la conservación del producto; sin embargo, en el organismo que rige el Pacífico Occidental no se han tomado medidas similares.

Recientemente se celebró La Conferencia y Exhibición del Atún de las Américas en Panamá, donde el conferencista Gustavo Núñez Márquez, presidente de Asiservy, dijo que la captura de atún sigue incrementándose y solicitó que todos los actores jueguen bajo las mismas condiciones, en alusión al Pacífico Occidental.

Agregó que Ecuador es cumplidor de la veda impuesta por la Orop de 62 días en dos períodos alternativos y cumple con todas las regulaciones, de acuerdo con las normas internacionales.

Todos juguemos en las mismas condiciones, reiteró.

Panamá fue el lugar ideal para celebrar la primera reunión de armadores tendientes a equilibrar el precio del atún. La próxima reunión se celebrará esta semana en la isla de Fiji, en donde los participantes buscan alcanzar un consenso para una paralización general de las embarcaciones en todos los océanos, a fin de regular el precio del atún.

Los armadores están molestos con lo que sucede en el Pacífico Occidental, dijo Arnulfo Franco de la Fundación Internacional de Pesca (Fipesca).

Este encuentro busca que se homologuen todas las medidas de conservación y que se implemente la veda.

Todas las Orop tienen el mismo criterio de sostenibilidad del recurso; sin embargo, en la práctica algunas han implementado medidas y otras están en vías de implementarlas, pero el recurso es adquirido en los mismos mercados.

Por ejemplo, en el caso de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (Ciat), organismo integrado por  Panamá,  Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos (EE.UU.), Francia, Guatemala, Japón, México, Nicaragua, Perú, Corea del Sur y Venezuela, se aplica un sistema de registro cerrado, en donde figuran aquellos buques que entraron desde el principio y no pueden ingresar más embarcaciones a menos que salgan buques del mismo tamaño y tipo.

Las embarcaciones se pueden mover entre pabellones pertenecientes a los países miembros de la Ciat.

Mientras, que en la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (Iccat) cada parte contratante tiene un máximo de captura por especies. No así en la Comisión Occidental y Central de Pesca del Pacífico (Wcpfc), que agrupa a territorios insulares de Asia como Samoa, Fiji, Filipinas, Nueva Guinea, isla Marshalls, Tonga, entre otros, quienes utilizan el sistema de días de pesca en donde cada parte contratante emite las respectivas licencias.

Panamá es el tercer país en  captura de atún en el Pacífico Oriental, por detrás de Ecuador y México y luego continúa Venezuela.

Las Orop son organismos o acuerdos intergubernamentales de pesca con autoridad para establecer medidas de conservación y gestión de pesquerías en alta mar. Las Orop juegan un papel fundamental en la gestión del sistema mundial de pesca.

 Son las principales herramientas para obtener  la cooperación entre naciones pesqueras, elemento esencial para la conservación y gestión efectiva de la pesca internacional.

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia