Caída en la población profundiza crisis de Puerto Rico

Caída en la población profundiza crisis de Puerto Rico

Una recesión de una década ha dejado a uno de cada nueve residentes sin trabajo

Screen Shot 2016-07-14 at 10.19.21 AM

El descenso de la población de Puerto Rico es más pronunciado y económicamente desastroso que la de cualquier estado de Estados Unidos (EE.UU.) desde finales de la Segunda Guerra Mundial.

En la última década, el éxodo de trabajadores, jubilados y familias enteras redujo la población de Puerto Rico a menos de 3,5 millones, una caída de 9% que ha magnificando la incapacidad del territorio para pagar su deuda de $70.000 millones.

El Congreso de EE.UU. aprobó el proyecto de ley bipartidista que pondrá en marcha la mayor reestructuración de deuda municipal en la historia de EE.UU. Esto sería sólo el comienzo de una reforma mucho más profunda.

Una recesión de una década ha dejado a uno de cada nueve residentes de Puerto Rico sin trabajo. Casi la mitad de la población depende de un gobierno carente de dinero para los servicios de salud. En lo que va de esta década, la migración neta al territorio continental de EE.UU., donde los puertorriqueños pueden moverse sin restricciones, fue de 250.000 personas. La fuerza laboral de la isla se redujo 20% en los últimos 10 años, en comparación con un crecimiento del 5% en EE.UU.

La pérdida de población de Puerto Rico es la peor desde que en 1920 la oficina del censo de EE.UU. comenzó a registrar estadísticas. Mario Marazzi, director del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, dice que esta pérdida es sólo comparable con la extinción de los indígenas taínos después de la llegada de los españoles en el Siglo XVI.

[En comparación] los problemas económicos de Puerto Rico hace que la Nueva York de la década de 1970 o Texas durante la caída de los precios parezcan un paseo por el parque, dice el economista de la Universidad de Harvard y ex secretario del Tesoro Lawrence Summers.

Si este descenso demográfico continúa, es probable se vuelva aún más difícil crear oportunidades de trabajo atractivas y pagar las cuentas.

Hospitales en apuros

En su pequeña oficina en el centro de San Juan, Domingo Cruz Vivaldi conserva la pala de oro de la ceremonia de 2010 en la que se puso la primera piedra de una nueva unidad de cáncer, sala de urgencias y cuidados intensivos del Hospital de Niños San Jorge, donde se desempeña como presidente ejecutivo. Cuatro médicos han renunciado en el último año y uno más dio anunció su renuncia a principios de este mes. Es una película de terror, dice el Sr. Cruz Vivaldi.

Esto repercute en los médicos que permanecen, como Fernando Ysern, un pediatra de 60 años que sólo puede tomarse un día de descanso cada tres semanas. Entre la carga de trabajo y la mala paga, no es de extrañar que tengamos un éxodo de médicos, dice.

El restaurante de comida rápida Subway del Centro Médico de San Juan, principal hospital público de la capital, solía ser un bastión de estabilidad, dice José Vázquez Barquet, dueño de 18 locales Subway y franquiciado maestro de los 225 locales de la isla. Las ventas cayeron 15% en cada uno de los últimos dos años.

Nick Timiraos
San Juan
Dow Jones

Más informaciones

Comente la noticia