Cambio al asfalto no convence

Cambio al asfalto no convence

Migdalia Casorla
mcasorla@capital.com.pa
Capital

La idea de cambiar la autopista Arraiján-La Chorrera de concreto por asfalto ha sido una completa equivocación, así opina Erika Otero, quien reside en La Chorrera y tarda más de dos horas cuando tiene que viajar a su trabajo. Otero quien como muchos otros residentes de Panamá Oeste se han armado de paciencia por estos días, dice que la carretera de cemento dura más, mientras que la de asfalto tiene un tiempo de vida útil más corto, y en lo que la tengan que arreglarla nuevamente ocasionarán más tranque.
Carolina Prado, es otra usuaria de la vía que ha encontrado el remedio para evitar los molestosos tranques y al retornar a su casa prefiere salir después de las 10:00 p.m.; cuando eso ocurre tarda una hora y 15 minutos aproximadamente. Piensa igualmente que cambiar la vía por asfalto no fue la mejor decisión, toda vez que las vías que se construyen de concreto tienen un periodo de vida de hasta 40 años, mientras que de asfalto de 10 a 15 años; aunque sea más costosa, es una inversión que vale la pena negociar.
Contrario a lo que opinan otros residentes del área, no considera que el problema de los tranques vehiculares esté totalmente en la autopista. Y me parece buena la iniciativa de ampliar la autopista que se había convertido en una vía intransitable, pero finalmente no creo que arregle los embotellamientos, añade Prado.
El consumo de combustible es otro dolor de cabeza. Walter López también vive en La Chorrera, y asegura que el tema de la gasolina es lo más preocupante ya que estos tranques hacen que aumente el consumo y con los precios exorbitantes del galón sus gastos pueden alcanzar $110 quincenales con facilidad.
Este conductor, quien es argentino y tiene más de diez años de haberse establecido en Panamá, está seguro que cualquier alternativa que descongestione las vías será de gran alivio, y que muchos estarían dispuestos a pagar por llegar más rápido a sus obligaciones con una nueva autopista, pero que realmente sea una carretera de calidad y con las garantías, no como todas las que hasta ahora se han construido en Panamá.
Pero a diferencia de las anteriores usuarias consultadas por este medio, López piensa que el asfalto es más recomendable para las carreteras ya que desgasta menos los neumáticos y eso contribuye con la economía personal.
En el contrato para la ampliación y rehabilitación de la autopista Arraiján-La Chorrera se establece $2.376.000 como monto mínimo del mantenimiento durante un periodo de tres años.
¿Y por qué se ha considerado el asfalto? El ministro de Obras Públicas, Federico Suárez respondió que se trata de un producto mucho más noble con los vehículos y tiene una capacidad de rodadura suficiente. La carretera Centenario tiene siete años de haberse entregado y observen cómo está, destruida totalmente, con rajaduras y asentamientos.
Un daño en una calle de asfalto se repara en una sola noche, explica Suárez, mientras que si ocurre en una carretera hecha de concreto se tarda hasta 30 días.
El titular dice que no es solo una reconstrucción total, sino agregarle valores y componentes de seguridad como señalización reflectiva y vial, barrera central de concreto y lateral de metal, ampliación de puentes, entre otros.
El ministro aseguró que antes de tomar la decisión de cambiar la estructura de la vía  se hicieron varias pruebas con el asfalto que se han verificados en laboratorios de España, Costa Rica, Colombia y Estados Unidos, sobre todo en el tema de la resistencia.
El asfalto que se utiliza es mucho más grueso y flexible, por lo tanto su costo estaría muy similar a una construcción de concreto, confirmó el titular.
Al mismo tiempo, Suárez descartó que existan planes de reemplazar el estatus de autopista por este nuevo cambio de material y que en un futuro se vuelva a cobrar.
Para el ingeniero Nicolás Real, miembro de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), no se hicieron los estudios suficientes antes de tomar la decisión de rehabilitar la vía colocando capa asfáltica, lo mismo que el cambio de una vía rígida por una flexible como ocurrió con la autopista  Panamá-Colón, en el último tramo de Quebrada López a los Cuatro Altos.
Aunque dijo que no coinciden con algunas propuestas planteadas por el Ministerio de Obras Públicas, el especialista prefirió no adelantar mayores detalles con el tema, hasta tanto se discuta totalmente dentro de la SPIA.
De acuerdo con Julio Davis, director ejecutivo adjunto de la Asociación Panameña de Productores de Concreto (Apacreto), en Panamá se debe velar por mantener la calidad de las carreteras no solo por la selección de los materiales sino en un adecuado seguimiento en cuanto a los controles de calidad en los procesos constructivos y sean inspeccionados adecuada y rigurosamente.
La autopista Arraiján-La Chorrera fue un gran logro y avance para la región Oeste, dice Davis, pero en este nuevo proceso no se ha considerado la utilización del concreto que presenta las mejores condiciones para el país y para la frecuencia de tráfico y tipo de vehículos que utilizaran esta vía.
Este factor incide grandemente en el costo total del proyecto viéndolo desde el punto de vista del ciclo de vida de la obra. Si se construye adecuadamente esta autopista, es probable que por los primeros cinco o seis años no se requieran rehabilitaciones en la misma, pero luego de esto seguramente lo requerirá cada seis años aproximadamente, para llevarla a condiciones iniciales, añade el ingeniero.
Existen nuevas metodologías para el diseño de pavimentos de concreto, como el MEPDG o llamado también el AASHTO II, que contribuye a reducir el espesor de las losas, con lo cual disminuye el diferencial en el costo inicial con el asfalto. Muchas veces este costo inicial es el que ven las autoridades para tomar una decisión entre la utilización de un material y otro. Dejando por fuera el análisis del ciclo de vida de la obra, puntualizó Davis.
Pero agregó que este método de diseño aún no se utiliza en nuestro país por lo cual no se tienen experiencias para poder determinar este diferencial, sin embargo adelantó que en el transcurso de este año se podrán contar con estos estimados.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL