Cambio climático agudizará la pobreza extrema

Gobiernos pueden contratar seguros de desastres naturales

graf 3

Los reportes del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) de Panamá, afirman que la pobreza en Panamá en los últimos 12 meses, disminuyó de 25% a 22% y el coeficiente Gini que mide la desigualdad, cedió a 0,48 en marzo del presente año, por primera vez tras 23 años de estar por encima de 0,50.

El ministro del ramo, Dulcidio De La Guardia, ha destacado las mejoras en la calidad del empleo y las transferencias monetarias condicionadas que el Gobierno distribuye en la población de menores ingresos del país a través de programas como $120,00 a los 65, Ángel Guardián, Red de Oportunidades y Beca Universal. Acciones que han permitido reducir los niveles de pobreza y desigualdad entre las familias panameñas.

Las comunidades indígenas son las más afectadas por la pobreza y pobreza extrema en Panamá. Sin embargo, estos logros pueden perderse sí no se toman acciones para mitigar el impacto del cambio climático que amenaza al planeta.

El informe, Shock Wares: Managing the Impacts of Climate Change on Poverty (Grandes cataclismo: Cómo abordar los efectos del cambio climático en la pobreza) del Grupo Banco Mundial (GBM), advierte que el cambio climático está causando ya que muchas personas no puedan salir de la pobreza extrema, y sin un desarrollo rápido, inclusivo y consciente del clima, junto con esfuerzos para reducir las emisiones que protejan a los pobres, es posible que para el año 2030 haya otros 100 millones de personas en pobreza extrema.

Para América Latina y el Caribe, el reporte señala que sin desarrollo adecuado y compatible con el cambio climático  2,6 millones de personas podrían caer en pobreza extrema en esta región en el 2030, en gran parte como resultado de los impactos en la salud y los efectos de las temperaturas más cálidas en la productividad del trabajo.

Además, los desastres naturales también pueden afectar de manera desproporcionada a los pobres en la región. Cita el GBM que cuando el huracán Mitch golpeó Honduras en 1998, las personas pobres perdieron proporcionalmente tres veces más activos e ingresos que los demás.

El presidente del GBM, Jim Young Kim, comentó que este reporte expresa con claridad que será imposible acabar con la pobreza si no adoptamos medidas firmes para reducir la amenaza del cambio climático y disminuir radicalmente las emisiones nocivas.

Según el documento, el cambio climático podría provocar pérdidas en los rendimientos globales provenientes de los cultivos, que podrían llegar a ser de hasta el 5% para el 2030 y del 30% para el año 2080. Los efectos sobre la salud y sobre la productividad del trabajo son los siguientes impulsores más significativos.

En el territorio panameño, los ganaderos y los productores agrícolas son los más afectados con el Fenómeno del Niño que impacta el país este 2015. Con el objetivo de ayudar a los productores, el Gobierno creó la Comisión de Alto Nivel de Seguridad Hídrica.

Entre tanto, el Banco Nacional de Panamá, lanzó desde finales de 2014 un programa de contingencia agropecuaria en respaldo de los cultivos agrícolas, la ganadería y pesca.

El GBM afirma que todos los países deberían aplicar opciones de reducción de emisiones que generen beneficios locales e inmediatos (entre otros, menos contaminación, mejoras en materia de salud, mejor acceso a la energía y eficiencia energética, disminución del gasto en energía, y mayor productividad agrícola).

Agrega, sin embargo, para mantenerse en un sendero compatible con la descarbonización completa de la economía antes del 2100, los países pueden limitarse a aplicar opciones con co-beneficios; también tienen que hacer frente, en algunos casos a opciones costosas.

Entre los programas que están disponibles para los países, el GBM reitera que los gobiernos pueden utilizar seguros para financiar la ampliación de la protección social; en ese caso, la población está asegurada indirectamente a través del presupuesto del gobierno, lo que reduce los costos de transacción.

Los seguros también ofrecen beneficios en lo que respecta a la disciplina fiscal y rapidez en los desembolsos de fondos, pero las altas primas reducen los beneficios de los seguros soberanos, sostiene el GBM. 

José Hilario Gómez
jgomez@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia