Camipa: Sector productivo primario debe constituir la prioridad

Camipa: Sector productivo primario debe constituir la prioridad
Panamá entró en el concierto de países exportadores de cobre de América Latina y el mundo con el proyecto de mayor inversión en la historia nacional y el número 15 entre los más grandes del mundo| Archivo

Ante la situación planteada por la crisis del coronavirus (COVID-19), el sector productivo primario del país, compuesto por la producción agropecuaria, pesca y minería, debe constituirse en prioridad de aquí en adelante, no solamente por los empleos que genera, su aporte fiscal y la generación de divisas, sino porque también es la base esencial del bienestar de la sociedad.

Este pronunciamiento está recogido en comunicado público de la Cámara Minera de Panamá (Camipa) frente a la situación de pandemia que vive el país y con la idea de “compartir algunas reflexiones e ideas con las que buscamos poner de relieve el importante aporte del sector minero metálico y no metálico (en el que se encuentran canteras y cementeras) en el alivio de la crisis social y económica actual y futura, situación lamentable e inédita para las últimas generaciones de panameños”.

Panamá, señala Camipa, entró en el concierto de países exportadores de cobre de América Latina y el mundo con el proyecto de mayor inversión en la historia nacional y el número 15 entre los más grandes del mundo, el cual se encuentra en sus etapas iniciales de producción y que ha tenido que suspender operaciones a causa de la lamentable situación causada por esta pandemia.

Poniendo siempre la salud y seguridad de las personas como prioridad, indican, queremos expresar que, en este tipo de industria, tal como ocurre en otros países con experiencia en el manejo de minas y canteras, es necesario adoptar medidas de preservación y gestión segura de las operaciones, para asegurar que el sitio y su entorno permanecen en condiciones estables y seguras, ya que, si no se hace mantenimiento, las posibles consecuencias para las comunidades cercanas y el ambiente, pueden generar impactos adversos, así como también se afectaría el reinicio de operaciones.

Para ello, se va a requerir de salvoconductos para que un porcentaje reducido de personal haga estas labores, cumpliendo con los más estrictos protocolos sanitarios, definidos por las autoridades.

Una vez superada la crisis sanitaria, afirman, el sector minero ofrece alternativas de desarrollo sostenible en sus dimensiones sociales, ambientales y económicas especialmente en las zonas rurales del país generando divisas, empleos y cadenas de valor que serán imprescindibles para la reactivación y que tendremos que llevar adelante, de manera compartida y colaborativa, entre todos los

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias