Canal de Panamá prueba el rendimiento de la energía solar para sus operaciones

Canal de Panamá prueba el rendimiento de la energía solar para sus operaciones
El Canal de Panamá instaló los paneles solares flotantes sobre un pequeño lago en el área conocida como Lake View.| Cortesía

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) lleva adelante pruebas con la energía solar con la posibilidad de mejorar la eficiencia energética en sus operaciones y disminuir su impacto ambiental.

El Canal de Panamá instaló 88 paneles solares flotantes en un pequeño lago en el área conocida como Lake View (contigua al Lago Miraflores); los cuales tienen una potencia DC (corriente contínua) para un total de 22 kilowatts de potencia pico.

Cada panel es de 250 watts y están ensamblados en un área de aproximadamente 400 metros cuadrados, detallan Urho Gonzal, especialista en energía y Lucas Rosas, ingeniero eléctrico, ambos de la División de Energía de la ACP.

Tanto Gonzal como Rosas presentaron en el año 2016 el proyecto de paneles solares flotantes como parte del programa ‘Reto Innova’, mediante el cual se promueve la generación e implementación de las mejores ideas.

Los especialistas explican que por el momento están registrando la información de producción de los paneles solares flotantes y el comportamiento mecánico de los distintos elementos ante las condiciones del sitio.

Generación de energía limpia

La producción de una planta fotovoltaica flotante debe ser como mínimo igual a la de una planta tradicional sobre tierra, argumentan.

Sin embargo, hay estudios de laboratorio que demuestran que se puede obtener hasta un 10% de producción adicional por el efecto de refrescamiento del módulo.

Estos estudios han sido conducidos en otros climas y parte de la investigación que se realiza en el Canal de Panamá busca validar este efecto en nuestra región”, aducen.

Los especialistas no revelaron el monto de la inversión en este proyecto por tratarse de un plan piloto, ya que aún se analizan algunos detalles claves para medir su impacto.

Detallan que antes se pensaba que este tipo de centrales solo podía colocarse en tierra firme, ocupando espacio que podía ser usado para otras actividades.

Antes se pensaba que los paneles solares solo podía colocarse en tierra firme, pero con los años los estudios demuestran que pueden utilizarse espejos de agua, lo que abre nuevas posibilidades para la generación de energía limpia. | Cortesía

A través de los años se han hecho combinaciones que permitieron utilizar áreas con otros usos, como por ejemplo, lotes de estacionamientos o techos de edificios, pero el utilizar espejos de agua abre nuevas posibilidades.

Solo imaginar que gran parte del mundo está cubierto por grandes extensiones de agua nos deja ver el futuro de este tipo de instalaciones”, comentan los expertos.

Otra ventaja del uso de paneles solares flotantes es que en el agua la superficie está naturalmente nivelada (salvo por los oleajes que pueden presentarse y que deben estar contemplados en el diseño estructural de la plataforma flotante).

Resultados del proyecto

Gonzal y Rosas explicaron que por el momento han podido verificar varios puntos.

En cuanto a la instalación señalan que el proceso es relativamente sencillo y rápido. Todo el trabajo de instalación del proyecto piloto se realizó sin equipo pesado y con herramientas manuales en un espacio relativamente pequeño.

Al ser una instalación con piezas “modulares” la línea de ensamblaje y la logística de los movimientos de partes es fácilmente escalable para centrales de mayor tamaño.

Sobre el mantenimiento, los expertos aseguran que han disminuido al mínimo las labores para ‘no estresar’ el sistema con el fin de verificar cómo se comporta bajo las condiciones del sitio.

“Se pudo verificar que gracias a su ubicación sobre el pequeño lago en Lake View, los módulos se ensucian muy poco”, aseguraron.

Sin embargo, señalan que un tema a cuidar es el crecimiento de vegetación acuática en los alrededores de la estructura flotante. No obstante, su remoción no es complicada porque sus raíces no tienen suelo donde afirmarse.

En cuanto a la fauna, no han registrado ningún tipo de afectación a las estructuras, ni a los visitantes.

Meta a largo plazo

“Lo primero que queríamos demostrar era la factibilidad técnica de este tipo de instalaciones en nuestra región, cosa que consideramos ya hemos comprobado”, señalan.

A largo plazo esperan que este proyecto sirva de base para que otros más grandes puedan ser puestos en marcha en el Canal y en el país.

Por la naturaleza del negocio del Canal de Panamá se busca maximizar el uso del agua en todas sus operaciones y hace sentido que se saque provecho de los múltiples espejos de agua con los que cuenta la vía acuática.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL