¿Canal debe construir puerto?

¿Canal debe construir puerto?

El anuncio de la administración de la Autoridad del Canal DE Panamá (ACP) de que tiene planificado construir un puerto en Corozal no es buena noticia para el exitoso sistema portuario panameño.  Aún y cuando al final la ACP otorgue en concesión el puerto indicado, la situación pareciera tener más aspectos negativos que positivos.

Primero, hay una regla de la administración la cual indica que las empresas exitosas deben enfocar todos sus recursos y esfuerzos en su negocio medular.  El negocio del Canal no es ni operación portuaria, ni construcción de puertos.  El anuncio de la ACP indica que el costo del puerto puede estar por los mil millones de dólares.  Desviar una cantidad tan alta de fondos hacia un empréstito el cual no ayudará al negocio medular del Canal no tiene sentido y puede trastocar las finanzas de la ACP.

Segundo, esto puede llegar a convertirse en competencia desleal para los demás operadores portuarios de Panamá.  La ACP es una institución pública, la cual no está sujeta a impuestos ni a muchas regulaciones de negocios que se les impone a las demás empresas privadas.

El modelo portuario privado de Panamá es altamente exitoso.  Introducir al Estado a través del Canal en este mercado puede generar incertidumbre y descontento, no sólo con los actuales operadores, sino también con futuros inversionistas potenciales.

Otro punto de importancia es que algunos de los operadores han tenido que pagar, al Estado panameño, sumas importantes por las concesiones portuarias obtenidas.  Resulta difícil pensar que la ACP pagará sumas al Estado por la concesión, y si lo hace, eso le restará utilidades las cuales al final hubiesen ido a parar al Estado Panameño, con las consecuentes pérdidas de las mismas.

Si al final de la construcción del puerto la ACP planifica otorgar el mismo en concesión, ¿por qué no darlo en concesión desde el inicio, ahorrándose el Canal el Estado Panameño los $1.000 millones del costo de la inversión?

Actualmente el Canal enfrenta cierto grado de dificultades y cuellos de botellas de tránsito con los operadores portuarios los cuales están dentro de sus riberas.  Introducir otro operador portuario dentro del área de operación del Canal no sólo va a afectar el tránsito de buques y a retrasar el tiempo en aguas del canal, sino que probablemente acabaría por aumentarle los costos al nuevo puerto, por consecuencia del congestionamiento y retrasos.

El nuevo operador portuario probablemente también tendría que utilizar prácticos del Canal para los buques los cuales dejarían contenedores o carga en sus muelles.  Estos costos también harían menos competitivo a este puerto.

La introducción de esta nueva figura y la competencia de parte de una entidad estatal en el mercado portuario pudiesen ser consideradas, en adición, como un cambio de las reglas del juego.  Esto con certeza también pudiese afectar la seguridad jurídica de los inversionistas portuarios, quienes invirtieron miles de millones de dólares bajo un juego de reglas.

Por último se debe analizar el hecho de que los actuales operadores portuarios tuvieron que asumir todas sus inversiones ellos mismos.  La entrada de un nuevo operador sin tener el riesgo de construcción también puede considerarse como competencia desleal.

Por otro lado, la cifra de mil millones parece un tanto alta.  Si la ACP realiza este emolumento y al final no logra concesionar el puerto por su alto costo, no le quedará otra opción que operarlo.  Esto si trastocaría el mercado y complicaría innecesariamente a la ACP, en vista de su nula experiencia operando puertos de trasiego de contenedores.

El Canal no debe incursionar en el mercado portuario panameño.  No sólo por las consecuencias negativas para la ACP, sino primordialmente por los daños que puede forzar sobre los demás inversionistas portuarios, los cuales han apostado miles de millones por Panamá.  Gracias al buen manejo por parte de estos agentes internacionales Panamá cuenta hoy con el segundo sistema portuario más grande de las Américas.

La ACP, si desea promover más operaciones portuarias, debe concesionar esa operación desde el día uno, sin incurrir en gastos ni inversiones innecesarias.  Ingresar al mercado portuario o invertir en un negocio en el cual no tiene experiencia alguna puede ser de grandes costos y pérdidas para la ACP y para la economía como un todo.

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias