Cáncer de próstata, la otra cara de octubre

No  se debe esperar a tener síntomas para acudir a una  evaluación médica

Prostate cancer prevention and genetic disorder awareness - doctor (general practitioner) with protective and support gesture and blue ribbon.

En el  mes de octubre no solo se conmemora  la lucha contra el cáncer de mama, sino también el mes de la cinta celeste, color que representa el cáncer de próstata, que afecta a los caballeros.

A diferencia de otros tipos de cáncer, el de próstata se caracteriza por evolucionar de forme muy lenta, pero no por eso deja de ser mortal.

Según estadísticas, durante el 2014 se diagnosticaron aproximadamente 233.000 casos  en Estados Unidos
(EE.UU.), el 93% de se detectó cuando la enfermedad estaba limitada en la próstata y los órganos adyacentes.

De esta cifra, 29.480 hombres fallecieron lo que representa la segunda causa de muerte por cáncer en hombres en EE.UU. Es un mal muy frecuente a nivel mundial, aun cuando la causa es desconocida.

Según  datos de la Sociedad Española de Oncología Médica, 29.000 hombres son  diagnosticados con  esta enfermedad cada año en ese país europeo.

El portal español especializado en medicina, Dmecidina.com,  ha sugerido cuatro causas principales del cáncer prostático:

Factores genéticos: Aunque existen indicios que involucran a los factores genéticos en la causa del cáncer prostático, es difícil separar estos factores de los factores ambientales. Estudios genéticos han mostrado que existe un gen específico del cromosoma 1 que aumenta la probabilidad de contraer cáncer de próstata.

Factores hormonales: Varios estudios han sugerido que los factores hormonales pueden tener importancia en el desarrollo del cáncer de próstata. stos incluyen, por ejemplo, la dependencia de las hormonas andrógenas (masculinas) de la mayoría de los cánceres de próstata.

Factores ambientales: Quienes emigran de regiones de baja incidencia a regiones de alta incidencia mantienen una baja prevalencia de cáncer prostático durante una generación y luego adoptan una incidencia intermedia.

También se han identificado varios factores ambientales que podrían ser promotores como: Dieta alta en grasas animales, la exposición al humo de los automóviles, la polución del aire, la exposición al cadmio, fertilizantes y sustancias químicas en las industrias de  goma, imprenta, pintura y naval.

Francisco González, médico internista especializado en Oncología Molecular, señaló que este tipo de cáncer es el más prevalente, y representa la segunda causa de muerte por cáncer en Panamá en la población masculina, solo superado por el cáncer de pulmón.

En Panamá, el 35% de los nuevos casos de cáncer son de próstata, mientras que el 23% de las muertes son atribuidas a este tipo de cáncer. Cada año unas 300 personas fallecen debido a este cáncer en el país, de acuerdo con cifras del Ministerio de Salud.

Siempre es importante aprovechar estos meses para agilizar las campañas de prevención y cultura de responsabilidad con el propio proceso de salud de las personas, destacó.

Este tipo de cáncer podría explicarse por la acumulación del daño genético en las células de la próstata y se produce como parte del proceso de envejecimiento del hombre aunque nunca se entere.

Hay algunas series de casos en las que se han realizado autopsias en cadáveres que murieron por otras causas (accidentes de tránsito, accidentes cerebro vasculares o infartos) en las que se ha determinado que tenían cáncer de próstata, pero  no habían experimentado síntomas,  comentó González.

Es importante educar a la población para que entienda que el cáncer de próstata, en la gran mayoría de los casos  es asintomático, por lo que no se debe esperar a tener síntomas para evaluar la salud prostática, advirtió.

En la mayoría de los casos no hay síntomas presentes, pero en caso de manifestarse estos podrían ser los siguientes: Disminución del chorro miccional, es decir  que la orina se hace más delgada y menos fuerte.

Se puede tener  la sensación de que no se orinó por completo, también puede generar   goteo en la ropa interior, o incluso, en casos avanzados, la presencia de sangre en la orina.

Estos son algunos síntomas cuando el tumor se encuentra confinado solo en la próstata, pero si no se identificó a tiempo y se esparció  provocando metástasis, los sistemas  pueden incluir dolores óseos, agregó González.

Suele ser un problema de salud del adulto mayor o del anciano, puesto que su pico de incidencia está después de los 65 años, sin embargo, se han detectado casos esporádicos en pacientes más jóvenes, con edades comprendidas entre 40 y 50 años, que no son tan frecuentes,  pero que forman parte de en las estadísticas.

El especialista recomienda que a partir de los 40 años, se realicen los exámenes cada dos años y a partir de los 50 años,  se realice anualmente. 

Es importarte comentar que el examen debe ser complementario, debe hacerse en  sangre, pero  también  con el tacto rectal, destacó  González.

Hay muchos mitos en torno al examen de próstata, pero el especialista aseguró que se trata de un prueba corta, que no dura más de unos cuantos minutos  en el  peor de los casos, ya que normalmente  dura sólo un minuto.

No ocasiona  dolor y no está en juego la virilidad de los caballeros, destacó.

Sassha Fuenmayor Yépez
Sassha.fuenmyor@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia