Características que evidencian falta de compromiso

Características que evidencian falta de compromiso
Recurso Humano | No les interesa si la empresa fracasa o tiene éxito| Fotolia

Las evaluaciones, entrevistas y pruebas pueden ayudarnos a establecer el nivel de compromiso que tienen nuestros colaboradores. Sin embargo, hay características muy evidentes que en ocasiones dejamos pasar, pero que evidencian una preocupante falta de compromiso por parte de ciertos miembros del equipo de trabajo.

De acuerdo con un estudio de la consultora de Recursos Humanos y Gestión Empresarial Dale Carnegie, las quejas, los chismes y las mentiras son solo algunas de las peores características de los empleados que no se comprometen. Son fáciles de identificar después de hablar con ellos por algunos minutos, ya que no les interesa si la empresa fracasa o tiene éxito. En vez de hacer crecer tu negocio, lo están estancando.

Seguramente, con estas breves primeras líneas está ya pensando en algunas personas y se pregunta por qué si tienen las habilidades profesionales y personales para dar más en la organización, las observa con frecuencia con este comportamiento tan negativo, la respuesta es muy clara: No están comprometidos con usted, ni con la organización.

Ahora bien, esto no pasa solo en su organización. Estudios han demostrado que sólo el 29% de los empleados están totalmente comprometidos y el 26% no están para nada comprometidos, incluso “activamente no comprometidos”.

Officevibe, una compañía dedicada a mejorar la cultura organizacional, compiló los 13 rasgos de personalidad de un empleado que no quiere comprometerse.

Las 13 características compiladas por Officevibe son:

1. Quejas: Siempre están quejándose y nada es lo suficientemente bueno para ellos.

2. Excusas: Nunca asumen responsabilidad por sus acciones y siempre dan excusas.

3. Falta de entusiasmo: Cuando surge una nueva tarea o proyecto, siempre muestran el menor entusiasmo.

4. No ayuda a los demás: Siempre dicen “no es mi trabajo” y jamás están dispuestos a ir más allá.

5. Chismes: Destruyen la moral y la dinámica de equipo. Crea grupos dentro de la compañía.

6. Mentiras: Alguien que miente e inventa historia es peligroso para el equipo.

7. Sabelotodo: Actúan como si supieran todo y son demasiado buenos para escuchar lo que tengas que decir.

8. Independientes: Están decididos a trabajar por su cuenta. La colaboración es fundamental para prosperar como equipo.

9. Irresponsable: A menudo no cumplen las fechas de entrega, llegan tarde y rompen sus promesas.

10. Sin iniciativa: Espera a que le digan qué hacer.

11. No hay preguntas: No están dispuestos a preguntar y aprender cosas nuevas.

12. Sin crecimiento: No invierten en sí mismos para convertirse en mejores personas y crecer dentro de la empresa.

13. Distraídos: Se distraen fácilmente.

Obviamente no todos muestran la totalidad de estas señales tan negativas, por ello es importante detectar estos “síntomas” a tiempo y trabajar en la solución para evitar que realmente se llegue a una falta de compromiso que impacte en los resultados del equipo.

No podemos señalar a estos colaboradores como los culpables de la situación, debemos revisar si ellos mismos pueden construir su visión dentro de la organización y también si quienes los dirigen cuentan con las herramientas para ganar ese compromiso.

Si estas personas son importantes para su organización, como líderes debemos ayudarlos a desarrollar una visión personal y encontrar cómo ésta se puede alinear con la organización donde laboran.

Incluso con estos retos, sí es posible mejorar el trabajo en equipo, ganar cooperación de los demás, desarrollar la autoconfianza necesaria para empoderarse y así conseguir las metas que buscamos como equipo.

Hitler Cigarruista
hcigarruista@capital.com.pa
Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia