Carga de trasbordo depende de la eficiencia del gobierno

Piden a las autoridades que envíen señales claras

fs30001

El trasbordo en Panamá no depende solo de la eficiencia y capacidad de los operadores portuarios, sino también de que las entidades gubernamentales puedan darle respuesta a la inminente llegada de grandes buques con la ampliación del Canal de Panamá.

Esos comentarios del presidente de la Cámara Marítima de Panamá (CMP), Juan Carlos Croston, surgen ante una interrogante: ¿Panamá está en capacidad de manejar grandes volúmenes de contenedores manteniendo buenos indicadores de productividad y sin que sus puertos se vean congestionados?

Cabe destacar que los puertos de la costa Oeste de los Estados Unidos (EE.UU.) mantienen un alto grado de congestionamiento debido a los problemas laborales que paralizaron sus operaciones a inicios de año, así como también a la llegada de grandes buques portacontenedores con miles de contenedores que impiden un flujo acelerado de la carga.

Croston señaló que la curva de aprendizaje es real: Si llegan barcos de mayor tamaño, habrá algún periodo donde el servicio tenga que adaptarse a picos de demanda más pronunciados en tiempos más cortos.

Sin embargo, dijo que esto se vuelve aún más complicado porque el país depende de la eficiencia de las entidades vinculadas con la actividad como Aduanas, entre otras.

El presidente del gremio marítimo recordó que los puertos del Pacífico ya están recibiendo buques de casi 10.000 TEUs, mientras que los puertos del Atlántico se están preparando con más capacidad, equipos y prácticas de trabajo. el impacto de barcos más grandes se siente también a lo largo de la cadena de abastecimiento: Necesidad de más camiones, más espacio en bodegas y más recursos en tiempos más reducidos. Sin olvidar los trámites gubernamentales, reiteró.

Cuando se le pregunta si los puertos panameños están en capacidad de dar un servicio confiable y seguro a la carga internacional, Croston señala que el sistema portuario ha sufrido una desaceleración pronunciada desde el 2012 y según él, una de las causas fueron las huelgas 2012-2013. Otros factores han sido la baja demanda de mercados como Colombia, Venezuela y Brasil como también el retraso en obras del Canal. Las líneas han manifestado que todavía existe desconfianza en el sistema portuario panameño (sostenibilidad del servicio), acotó.

Pero, entonces, ¿Qué debe hacer Panamá? El gobierno debe mandar señales que el sector es clave y se velará por su sostenibilidad. Por ejemplo, declarar los puertos como servicios esenciales o públicos, para no dejar espacio para huelgas o paros ilegales, actuar inmediatamente ante un futuro conato de paralización de servicios en el sistema.

Mejorar el tiempo necesario para atender necesidades de mercado (una compañía que detecta una oportunidad de negocios necesidad del usuario en el sector tiene que esperar por lo menos seis meses para estar listo y operar, en gran medida por la ineficiencia de la Autoridad Marítima de Panamá (AMP), encargada de otorgar las licencias de operación para que compañías presten servicio), puntualizó.   

Michell De La Ossa Prieto
midelaos@yahoo.com

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias

Patrocinado por BANCO GENERAL