Cebolleros de Natá siguen esperando por la planta de secado

Cebolleros de Natá siguen esperando por la planta de secado
Falta la instalación del sistema eléctrico | Elena Valdez

Osyurdo Márquez es un productor de cebolla de Natá, provincia de Coclé,  con más 30 años de estar en  esta actividad, y al igual que el resto de los cebolleros de esa región sigue esperando el inicio de operaciones de la planta de secado para almacenar la producción y evitar que ésta se deteriore en los patios y en las residencias, como ocurre cada año.

Durante los últimos 15 años los cebolleros han registrado pérdidas millonarias, al verse obligados a botar la producción por falta de mercado, incrementando la deuda que mantienen con las casas comerciales y el Banco de Desarrollo Agropecuario (BDA).

Márquez, quien forma parte de la Cooperativa de Cebolleros de Natá Ariel Chanis, señaló que tal como van las cosas este año tendrán que volver a almacenar la producción en sus respectivas residencias, ya que la planta de secado aún no se le ha instalado el sistema eléctrico.

Recordó que la Asamblea Nacional aprobó en tercer debate un proyecto de Ley que le condona la deuda que mantienen con el BDA, pero el presidente de la República, Juan Carlos Varela, aún no sanciona la Ley.

Los productores sostienen que las importaciones descontroladas representan el principal problema y dijeron tener conocimiento del ingreso de nuevos contenedores de cebolla, pese a que el próximo mes de marzo inicia el periodo de cosecha.

Los productores de Natá sembraron unas 80 hectáreas, de las que esperan cosechar alrededor de 60,000 quintales.           

No entiendo por qué los cebolleros tenemos problema de comercialización todos los años, si el consumo de cebolla es de 40,000 quintales al mes”, destacó Márquez.

El costo de producción de una hectárea de cebolla ronda los $13,000.

Gerardo Ramos, presidente de la Cooperativa de Cebolleros de Natá Ariel Chanis,  dijo que no hay indicios que  la planta de secado pueda empezar a funcionar este año y agregó que se  observa una gran instalación que  solo se  utiliza de forma administrativa.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Carles, señaló que solo hace falta comprar los equipos que no estaban incluidos en la licitación, y agregó que actualmente se están adecuando las oficinas administrativas.

Se espera que planta empiece a funcionar parcialmente durante el inicio de la cosecha, y que en el  mes de abril, cuando lleguen los equipos que hacen falta, se pueda operar al 100%, destacó.

La planta de secado de cebolla se construye con una inversión de $2.4 millones y está ubicada en Natá, en un globo de una hectárea de terreno.

Elena Valdez
evaldezelena18@gmail.com
Especial para Capital Financiero

Más informaciones

Comente la noticia

Ver todas las noticias